31 dic. 2012

2012: Recapitulando


2012 ha sido el año en el que:
  • Cumplí (¡horror!) 30 años
  • Este blog dejó de llamarse Kalimero's Zone para ser Nunca seré Clint Eastwood
  • Taché de mi lista de conciertos pendientes a The Sounds, Placebo, The Black Keys y Extremoduro
  • Repetí con Coldplay y Muse
  • Me quedé en paro... por segunda vez en mi vida
  • Descubrimos que era la prima de riesgo y tróspido
  • Me disfracé de Darth Vader en el Carnaval de Cádiz y acabé con las existencias de Cartojal en la Feria de Málaga
  • Nacieron Jaime y Diana, mis sobrinos
  • Fui portada de Menéame (con este post de Genbeta Dev) y salí en los periódicos (con mi odisea ferroviaria para llegar a Madrid)
  • Vi por primera vez al Real Madrid en el Santiago Bernabeu
  • Me mudé a un piso super cuco en el barrio de Malasaña en inmejorable compañía (aunque encontrarlo fue otra odisea)
  • Fui a la pradera de San Isidro por primera vez
  • Me adentré en el territorio de las tablets con una Nexus 7... mientras sigo penando en materia smartphone con la cacharra del HTC Desire 
  • Escuché sobre todo esta música
  • Los Mayas nos engañaron y no hubo apocalipsis el 21/12... y yo sigo queriendo mi armageddon
Un año intenso, sin duda. A ver que nos depara 2013.

Pd: la foto que encabeza el post fue tomada en Fuengirola en Mayo

¡Feliz entrada y salida de año!

Un saludete, guap@s

27 dic. 2012

2012: Top 10 películas

Seguimos con el repaso a 2012. Hoy le toca el turno al cine con un Top 10 de películas de 2012. Previamente a empezar a escupir nombres es de justicia recordar las dos reglas que he seguido para confeccionar la lista: 1) pelis estrenadas en cines de España en 2012 y 2) que yo, obviamente, las haya visto. Una vez aclarado estos dos puntos podemos pasar al top (que sigue una ordenación puramente alfabética) sin una mayor dilación:





















Seguramente, si la hubiera visto, Argo estaría dentro de este top. Y es posible que cintas como The Raid o La cabaña del bosque, que no se han llegado a estrenar en España, hubieran competido duramente por entrar en listado final. Además hay dos películas que se estrenaron muy a final de 2011 y que yo he visto ya en 2012 y que de estrenarse unas semanas después también estarían en la lucha: Drive y El topo.

Un saludete, guap@s.

24 dic. 2012

2012: Top 10 videoclips

Se termina el año y es hora de ir recapitulando. Empiezo eligiendo a los 10 videoclips que más me han gustado de los estrenados en este 2012 que muere inexorablemente. Dos cosas quiero aclarar previamente: 1) hablo de videoclips, no de canciones (de hecho alguna de las canciones me parece incluso lamentable) y 2) la ordenación es la única justa y objetiva posible: alfabética. Aclarado todo, vamos al toro:

Calvin Harris ft. Florence Welch - Sweet nothing (Dir: Vincent Haycock)


Justice - New lands (Dir: Canada)


Keane - Disconnected (Dir: J. A. Bayona)


M83 - Reunion (Dir: Fleur and Manu)


M.I.A. - Bad girls (Dir: Romain Gavras)


Muse - Madness (Dir: Anthony Mandler)


PSY - Gangnam style (Dir: Lee Bo-Young)


Serebro - Mama lover


The Rolling Stones - Doom and gloom (Dir: Jonas Akerlund)


The Killers - Here with me (Dir: Tim Burton)


Otros videoclips que podrían haber entrado en la lista si la hubiera hecho cualquier otro día: 'Time to dance' de The Shoes, 'Candy' de Robbie Williams, 'No church in the wind' de Jay-Z y Kanye West, 'Protovision' de Kavinsky o 'Blue jeans' de Lana del Rey.

Pero desde luego el videoclip del año no puede ser otro que este último. Al final no hubo apocalipsis el 21/12 aunque cosas como esta fueran signos claros...




Pd: Feliz Navidad a todos

Un saludete, guap@s.

18 dic. 2012

Reseña: El Hobbit: Un viaje inesperado

THE HOBBIT: AN UNEXPECTED JOURNEY (El Hobbit: Un viaje inesperado, USA 2012)
Director: Peter Jackson
Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Ken Stott, Andy Serkis, Sylvester McCoy
Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro
Duración: 169'


En un agujero en el suelo, vivía un hobbit

Hace 9 años ya (cómo pasa el tiempo, copón) de la última visita a través de la pantalla de cine a la Tierra Media [1]. Desde entonces siempre he imaginado como serían escenas tan míticas como la llegada de Gandalf y los enanos a la casa de Bilbo, la pelea con los trolls o el primer encuentro entre Gollum y Bilbo (¿Qué... tengo... en mi bolsillo?) plasmadas también en celuloide. Son de los momentos más memorables de El Hobbit, la novela de aventuras juvenil que fue el germen de El Señor de los Anillos, la obra cumbre de John Ronald Reuel Tolkien (y por qué no decirlo, de la literatura occidental contemporánea). 

Después de muchos años de dimes y diretes Peter Jackson, el ex-orondo cineasta neozelandés, por fin se ha dignado a llevarnos de vuelta a esa Tierra Media ya casi tan suya como de Tolkien. Ha cogido la historia contada en El Hobbit más otras muchas historias que sucedieron en la misma época y que fueron contadas en ESDLA, en los Apéndices o en diversas recopilaciones de relatos, ha rodado casi nueve horas de película y la presenta troceada en tres partes para maximizar la rentabilidad de un retoño que no ha sido precisamente barato... y maximizar también el disfrute del fan siempre, eso si, que este sepa lo que vaya a ver.

Y es que Jackson no arriesga [2] y da lo que promete: impresionantes vistas de su Nueva Zelanda, dosis de humor para todos los públicos, acción desatada y entretenimiento de gran calidad durante tres horas. Sí, sigue teniendo problemas con el ritmo y hay partes de la trama que resultan muy aburridas porque simplemente se están colocando las piezas para lo que está por venir, pero, ¿qué más da? Tenemos a Howard Shore volviéndolo a petar con una BSO legendaria, a un casting muy bien elegido (Martin Freeman es la viva imagen que yo tenía de un hobbit mientras leía por primera vez ESDLA), a Weta de nuevo llevando los efectos digitales a un nuevo nivel, a mis escenas míticas plasmadas a la perfección y a Ian Holm, Elijah Wood, Cate Blanchett, Christopher Lee y Hugo Weaving en unos estupendos cameos. Poco más se puede pedir, la verdad.

Las críticas están siendo bastante duras [3] pero lo cierto es que a mi me ha gustado bastante y, lo más importante, me ha dejado con tremendas ganas de ver las otras dos entregas ahora mismo y eso creo que es lo más importante en la primera parte de una trilogía.

Pd: la he visto en 2D normal (en VOS, eso si), habrá que probarla en 3D y a 48 fps para comprobar si es la experiencia única que prometía Peter Jackson... maldito barbudo, ¡cómo me hace aflojar pasta!

Nota: 8 / 10

Un saludete, guap@s.

-----------------------------------------------------------

[1] Recuerdo que vi El Retorno del Rey a las 11 de la mañana el día de su estreno, pocos la vieron antes que yo.

[2] Aunque embarcarse en una producción tan mastodóntica como esta no deje de ser en si mismo un riesgo.

[3] Me recuerdan un poco a las de El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace: críticas que se ensañan con lo que antes les parecía fenomenal. Ganas de llamar la atención llamo yo a eso.

13 dic. 2012

Trailers, trailers, trailers

2013 va a ser un año para recordar para todos aquellos que amamos el cine como medio de escape y diversión... o por lo menos eso parece viendo los trailers que han salido en los últimos días de pelis de ciencia-ficción que llegarán en época blockbusteriana del próximo año (los mayas mediante, claro está). Cada día sale un trailer nuevo y todos te van dejando con la boca abierta.

Star Trek: Into Darkness

El señor JJ Abrams reinició con total acierto hace tres años una saga que languidecía sin muchas esperanzas como era Star Trek. En 2013 veremos su segunda internada en el mundo trekkie que promete destrucción, oscuridad y a un Benedict Cumberbatch (alias Sherlock) buscando venganza. Ganazas.

Oblivion

A la vista del trailer parece un remake de Wall-E cambiando a robot adorable por el tito Tom Cruise. Además sale Morgan Freeman con sus cejorras. Buena pinta.

After Earth

Otra de Tierra post-apocalíptica con estrellaca, esta vez Will Smith, aunque su papel parece secundario y seguramente el gran prota sea su hijo Jaden. Ambos dos al servicio de M. Knight Shyamalan, lo que para muchos es sinónimo de peste pero en el que yo sigo confiando.

Man of Steel

El Superman de Christopher Nolan (sí, bueno, dirige Zach Snyder pero ya tu sabes). Eso ya es suficiente para que sea la peli más esperada del año pero si le sumamos en trailer espectacular el hype alcanza cotas estratosféricas.

Pacific Rim

Monstruos extraterrestres amenazan con destruir la Tierra ante lo cual la raza humana crea unos super-robots manejados por humanos. ¿Evangelion? Puede pero ahora estamos hablando de la nueva y esperada peli de Guilleremo del Toro. A pesar de la escasa originalidad, a vista de trailer, parece que va a ser un pelotazo gordísimo.


Y a todo esto le tenemos que sumar Iron Man 3, Thor 2, El Juego de Ender (ya hay primera imagen oficial), Jack el Caza Gigantes, Lobezno, La Jungla 5 o la segunda parte de El Hobbit. En definitiva, añazo a la vista.

Pd: las fechas de los estrenos futuros en España las puedes conocer en el blog del gran Uruloki.

Un saludete guap@s.

7 dic. 2012

Danza de Dragones

La noche es oscura y alberga horrores

Entre que leo muy lento, he estado muy ocupado [1] y se trata de un tochaco de más de 1000 páginas, he terminado de leerme Danza de Dragones, la quinta entrega de la saga 'Canción de Hielo y Fuego', seis meses después de que se pusiera a la venta (a precio de oro) en España... y lo cierto es que lo mejor hubiera sido dilatar este final otros seis meses o cuantos más mejor porque, como era de esperar, George R. R. Martin (aka Gordo Cabrón... pero con cariño) se deja todo manga por hombro y sólo R'hllor sabe cuando tendremos nuevo libro que echarnos a la boca y saber que ha sido de todos esos personajes que después de tanto tiempo ya son casi como de la familia.

Con Danza de Dragones (a partir de ahora DdD) Martin supera el bache de sopor que fue Festín de Cuervos. Centrado principalmente en Tyrion, Dany y Jon Nieve [2], DdD da exactamente lo que promete: sexo, vísceras, violencia, intrigas palaciegas, escatología, humor negro, dragones, gigantes, cliffhangers, muertes impactantes,  resurrecciones más impactantes todavía, conflictos religiosos, frases pegadizas y, por fin, la llegada del Invierno. En definitiva, que se trata de un libro entretenido y, aunque por todo el tiempo que he gastado yo pueda parecer lo contrario, fácil de leer. Bastante mejor que el pestiño de Festín de Cuervos pero, sin embargo, sin alcanzar las cotas de grandeza de Tormenta de Espadas.

No quiero entrar en spoilers pero no me gustaría dejar de destacar la maestría de Martin para dos cosas: 1) la narración vívida de escenas gigantescas y espectaculares, encarnada principalmente en el capítulo de las arenas de combate y 2) la creación de personajes realmente detestables y repugnantes, cosa que lleva a su climax con Ramsay Bolton.

En fin, que sepa el Dios Ahogado cuando tendremos la sexta entrega de nuestra saga favorita entre nuestras manos. Mientras tanto, para la primavera próxima, podremos ver la tercera temporada de la serie de televisión y, por supuesto, en esta santa casa tendrás los más detallados análisis... y si no, ¡que se me lleven Los Otros!

Un saludete, guap@s.

----------------------------------------------------

[1] Lo que explica también que no lleve ni una sola serie al día y que, por alusiones, no escriba ya de ellas en este nuestro blog.

[2] Me ha sorprendido mucho la poca presencia de Bran y Davos, dos de los personajes que más se echaron de menos en FdC y que tienen pocos (aunque muy buenos) momentos de lucimiento en DdD.

24 nov. 2012

Internet se inventó para esto


¿Tú que vienes aquí, de Córdoba o de Jáen, a quitarnos el trabajo a nosotros los españoles?... Y calvo

Mira el vídeo de encima de estas líneas. La primera vez te asombrarás. La segunda te partirás de la risa. A partir de la tercera irás descubriendo detalle tras detalle y terminarás llegando a la misma conclusión a la que he llegado yo después de una semana de estudio en profundidad: este vídeo es sobre lo que se va a vertebrar Internet a partir de ahora, la piedra filosofal que tanto tiempo ha estado buscando el ser humano.

Pd: ya aprovecho para recordarte que en mi tumblelog Mini Kalimero podrás encontrar canela fina cada día.

Un saludete, guap@s.

19 nov. 2012

La odisea moderna (aka encontrar piso de alquiler)



Llegas a Madrid de un día para otro. Es la primera vez que sales del pueblo, de la zona de confort, y además no quieres abusar del ofrecimiento de tu nueva empresa de pagarte los primeros días de alojamiento porque de prudente a veces pareces tonto. No hay otra: terminas plantando la maleta en el primer sitio que encuentras que no tenga ratas y esté relativamente cerca del trabajo y de la estación de tren (porque eso de moverte en transporte público no lo controlas demasiado). Y a partir de ahí, sobrevives.

Al principio lo soportas porque te dices que es algo temporal, que pronto encontrarás un apartamento pequeño pero cuco que convertirás en tu hogar gracias a un catálogo de Ikea. Entonces es cuando te das de bruces con los disparatados precios de los pisos unipersonales en Madrid dentro de la circunferencia de la M30, con los zulos de 20 metros cuadrados, con los semisotanos para vampiros, con las buhardillas para hobbits, con los trasteros y cocheras reconvertidos en estudios. Te ves sobreviviendo el resto de tus días y te desanimas.


En esto que un día te encuentras con dos personas, compañeras de trabajo, que si bien no se encuentran en la misma situación que tu, sí que tienen el mismo problema: vivir sólo en Madrid es terriblemente caro. Os unís para intentar pasar de sobrevivir a vivir como debe de ser. Piensas que va a ser fácil pero, en cambio, en ese mismo momento, la odisea moderna acaba de empezar.

No buscábamos nada especial (o eso pensábamos): un piso con tres habitaciones espaciosas, en buen estado, a un precio ajustado a los días en los que vivimos y relativamente céntrico. Pues bien, parece que estábamos pidiendo el oro y el moro. Un mes largo y duro de búsqueda que finalmente ha terminado con final feliz... aunque durante el camino muchas veces pensé que no sería así.

Nuestro primer filtro era Internet. Lo de ir mirando hacía arriba por la calle buscando carteles de "se alquila" en las fachadas de los edificios me parece tan del siglo pasado y tan arriesgado (la mayoría de las veces la única información del cartel es un número de teléfono de contacto) que debería dejar de practicarse por parte de todos de manera inmediata. Miramos en En Alquiler, Fotocasa y, sobre todo, idealista.com (y no solamente porque los tres trabajamos allí si no porque, a pesar de tener menos inmuebles en alquiler que las otras dos, los niveles de calidad del proceso e información proporcionada de los inmuebles es muy superior), íbamos descartando los demasiado caros, demasiado lejos y/o demasiado viejos y empezamos a concertar citas con los restantes (ya fueran de particulares o agencias).

Cada una de las citas terminaba con una desilusión: piso grande pero con habitaciones sin ventanas ni ventilación, piso supuestamente de 90m en el que había que entrar de canto a los dormitorios, otro en el barrio de Salamanca por el que parecía que había pasado un terremoto y que no difería mucho de lo que te pudieras encontrar en una barriada marginal, otro tan barroco y creepy que Iker Jiménez disfrutaría como un enano, caseros que sólo buscaban estudiantes para poder engañarles y no llevar la fianza al Ivima, otros que en vez de arreglar los desperfectos van poniendo postits de "cuidado!" o "no usar"... en fin, que ante las desilusiones vas abriendo la mano en el primer filtro internetero y te vas encontrando con escombros cada vez mayores y más lejanos del centro.


En esto que encuentras un piso que está hecho un desastre por parte de sus inquilinos actuales pero que ves que puede tener potencial si se deja limpio y con muebles nuevos y se consigue una rebaja (aunque sea pequeña) en el precio. Apuestas... y ganas.

Después de un mes largo y duro ya tienes piso. Luego llega el elegir habitación, el mudarte, el convertir el nuevo piso en un hogar, los viajes a Ikea, el colocar la televisión en el punto optimo del salón, el hacerse colega del portero de la finca, las peleas con las operadoras de Internet... pero esto son menudencias, como todo lo que pasa en El Retorno del Rey después de que Gollum caiga con el Anillo Único al fuego del Monte del Destino, tu ya me entiendes. La odisea, como tal, ya ha acabado, esto son los títulos de crédito.



Un saludete, guap@s.

8 nov. 2012

Skyfall

SKYFALL (Skyfall, Inglaterra 2012)
Director: Sam Mendes
Reparto: Daniel Craig, Javier Bardem, Judi Dench, Naomi Harris, Bérénice Marlohe, Ralph Fiennes, Ben Whishaw, Albert Finney
Guión: Neal Purvis, Robert Wade, John Logan
Duración: 143'

DISCLAIMER: posibles spoilers de Skyfall, Casino Royale, Quantum of Solace y El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace. Leer bajo vuestra responsabilidad. A mi luego no vengáis llorando.


- ¿Y cl es su hobby señor Bond? - Resucitar
James Bond se tomaba el copazo, machacaba al malote y se beneficiaba a la chavala en localizaciones siempre exóticas y sin apenas despeinarse ni arrugarse el traje. Molaba. Entonces llegó Jason Bourne (y en menor medida Ethan Hunt o Sydney Bristow) y el agente 007 al servicio de Su Majestad quedó como algo anticuado [1]. En el siglo XXI parecía que no había sitio para un espía a la vieja usanza como Bond. Sin embargo, los productores Broccoli y Wilson se negaron (afortunadamente) a dejar morir a la gallina de los huevos de oro: buscaron un Bond más duro y terrenal  como Daniel Craig, a un guionista oscarizado como Paul Haggis y volvieron a contratar a Martin Campbell, el director del mejor Bond ever, GoldenEye. Pulsaron el botón de reset y el resultado fue una de las mejores pelis de acción de la década, Casino Royale.

El exitazo llevó a hacer una continuación en toda regla en forma de Quantum of Solace. Sin embargo la película dirigida por Marc Foster se quedaba bastante lejos de la primera entrega con Daniel Craig como prota, tanto en calidad como en resultados en taquilla. Había que volver a repensar el tema y para eso Wilson y Broccoli esta vez pensaron en John Logan para el guión (sobre una historia pensada por Peter Morgan) y al titán Sam Mendes (el hombre que hizo Camino a la Perdición) para sentarse en la silla del director. Adiós (de momento) a la pérfida organización Quantum, hola a un nuevo (y vengativo) villano en Skyfall.

En el universo Bond predominan los villanos con ganas de de destruir el mundo y este tipo de villanos molan pero también molan aquellos a los que mueve la sed de venganza. Silva (un afeminado y afectadísimo Javier Bardem, que vuelve a demostrar que lo suyo son los malvados), antes conocido como Thiago Rodríguez, busca venganza contra M, a la que idolatraba y que le dejó vendido a pesar de ser su agente favorito. Al principio de la peli M hace lo mismo con Bond, ordenando a Eve que dispare aunque no tenga tiro claro, tiro que termina dando a Bond que cae al abismo.

Silva, en esa época Rodríguez, no murió después de tomarse el cianuro, pero desfigurado y con el odio creciendo firmemente en su interior se termina convirtiendo en el ciberterrorista más temido del mundo. Bond también sobrevive a la bala y a la caída y aprovecha para desaparecer. El fornicio con una tremenda morena y el beber Macallan en un chiringuito en una paradisíaca playa sudamericana sería un valhalla para todos pero Bond echa de menos la acción y el servir a su país. Como Silva le cuenta a Bond en su primer encuentro, son las dos ratas sobrevivientes, y ya no les gusta el coco, ahora sólo comen carne de rata. Sólo puede quedar una.

Este es el eje central de la historia imaginada por Morgan y finiquitada por Logan. Luego entra en escena Mendes, posiblemente el mejor director que haya dirigido nunca una de 007... y se nota: visualmente es espectacular (destacando los contraluces), los actores están dirigidos con mano firme, el ritmo no decae casi nunca [2] y solventa con nota unas escenas de acción que no desmerecen a la saga en originalidad y espectacularidad. 

A esto le sumamos una banda sonora potente (y clásica) a cargo de Thomas Newman [3], un resurgimiento del sentido del humor marca de la casa (aunque un poco más negro), la rentreé de dos personajes clásicos como Q, convertido ahora en un nerd con pelusilla, y Moneypenny [4] y una infinidad de guiños a las anteriores entregas de la saga, desde el pelazo a lo Max Zorin de Silva al retorno del clásico Aston Martin de la época Connery [5]... algo lógico teniendo en cuenta que estamos en el 50 aniversario cinematográfico del personaje. En total todo termina sumando para dar lugar a un entretenimiento de primer orden y a uno de los mejores Bond de la historia, lo cual no es moco de pavo teniendo en cuenta que la saga ya cuenta con 23 entregas.

Muy recomendable para fans de 007 en particular y para fans de cintas de acción con cabeza en general.



Pd: el tema central de Adele es un pelotazo y queda 100% bondiano en los títulos de crédito.

Nota: 8.5 / 10

Un saludete guap@s.

------------------------------------------------------

[1] En esto tuvo mucho que ver la caída en picado de la calidad de la saga en la época de Pierce Brosnan desde su fantástico arranque con GoldenEye.

[2] Aunque la espera para el climax se hace un poco demasiado larga, todo hay que decirlo.

[3] El habitual David Arnold estaba muy ocupado musicando las ceremonias de apertura y clausura de los JJOO.

[4] El personaje de Naomi Harris es tan claro que va a terminar siendo Moneypenny como que el de Joseph Gordon-Levitt va a terminar siendo Robin en TDKR.

[5] Mi referencia favorita de todas es  cuando Q le dice a 007: '¿Qué esperabas? ¿Un bolígrafo explosivo?', clara y tronchante referencia a GoldenEye.

6 nov. 2012

Kalimero, Renfe y las lluvias torrenciales: la historia jamás contada


En Jaén no llueve mucho, por no decir que llueve bien poco. Pues el viernes pasado empezó a llover y era el domingo y no había parado, con algunos momentos en los que llovió muy, muy fuerte. A todo esto las infraestructuras en esta provincia dejada de la mano de Dios son bastante chapuceras y anticuadas y yo tenía que marchar para Madrid el domingo por la tarde. Me temí lo peor... y me quedé bien corto. Ya comenté por Twitter algunos de los momentos más tremendos de mi odisea pero quería dejar escrito el relato de las ¡11 horas! que me costó llegar desde casa de mis padres en Martos al piso donde vivo en Madrid. Sigue leyendo porque no tiene desperdicio, lo prometo.

Desinformación en la estación

Soy previsor y salí de mi casa en Martos a las 16:00 horas de la tarde. Por el camino hasta la estación de Renfe nos cayó una tromba de agua considerable pero para las y media había llegado a mi primer destino. Allí ya me empezó a mosquear que el tren de la línea Córdoba - Sevilla - Cádiz no iba a salir y estaban poniendo autobuses para llevar a la gente hasta Córdoba, donde la línea ya estaba despejada. Pregunto a una de las personas de Adif que allí estaban si hay algún problema con el tren de Madrid y me dicen que nada, que el tren saldrá a su hora. Total, que me acomodo y espero que sea la hora de salida.

Y llegan las 17:15 (hora de salida), las 17:30, las 17:45 y el tren sigue sin salir. Nos empezamos a poner nerviosos. El revisor pasa arriba y abajo [1] agitado y una chica que conocía a otra que había cogido el tren anterior (que salía a las 15:30 aprox) dice que ese tren esta detenido antes de llegar a Linares porque las vías están obstruidas. 

El revisor vuelve a pasar pero afirma no saber nada. Mucha gente vuelve a las taquillas para que le cambien el billete para otro día. La chica nos informa que a los del tren anterior los han sacado y puesto en un bus hasta Valdepeñas. Se barrunta (por conversaciones pilladas de refilón) que nosotros podemos correr igual suerte... mientras que por Twitter nos llega la información que la A4 [2] está inundada a la altura de Guarroman y que hay un atasco de mil pares de demonios.

Finalmente se hace realidad lo de los autobuses... aunque para eso los viajeros nos tuvimos que ir informando unos a otros porque al revisor no había quién lo entendiera. Eran las 19:30 y estábamos montados en unos viejos autobuses (dos, concretamente) deseando que el conductor se supiera una ruta alternativa para sortear Guarroman y el atasco del siglo.

El infierno es un atasco en la A4

Pero no dio ni tiempo: antes de llegar a Linares ya estábamos dentro de la gigantesca retención. Cuando llevábamos una hora de trayecto (y tan sólo un par de kilómetros recorridos)  paramos en una atestada estación de servicio para orinar. La cola del cuarto de baño era, obviamente, eterna así que hubo que desbeber bajo el aguacero cerca de algún árbol.

Una vez todos de vuelta en el bus, arrancamos... ¿Todos? No, faltaban dos mujeres, que la señora mayor que se había encargado de contar todos los que bajamos a orinar, se había hecho un lío. Vuelta atrás a por las rezagadas, a las que por suerte encontramos rápido y de vuelta al atascazo del averno.

A las 21:30 dejamos atrás la retención, a las 22:00 estamos saliendo, por fin, de la provincia de Jaén, a las 22:15 paramos en un restaurante de carretera a cenar y a esperar al otro autobús, que lo habíamos dejado atrás. Que si, que había hambre. Que si, que había que esperar al otro autobús (que con todo sólo llegó diez minutos después). Pero es que estar allí parados hasta las 23:00 cuando en Valdepeñas estaban esperando los del tren de las 15:30 montados en el nuevo tren, no se, me pareció una frivolidad.

Lost in Valdepeñas

De vuelta al bus y en 20 minutos estábamos llegando a Valdepeñas. El caso es que el chófer no había estado nunca en tan etílico pueblo, la señalización de la estación de tren era nula y el pueblo estaba totalmente desierto a tal hora de la noche. ¿Resultado? Que nos perdemos. Vuelta para arriba, vuelta para abajo. No hay manera.

Google Maps no nos ayuda para nada por lo que tenemos que recurrir a Protección Civil. Y de esta manera, escoltados por Protección Civil y tras más de media hora de dar vueltas por Valdepeñas (creo que el recorrido que hicimos convalida el título de guía del pueblo) llegamos a la inaccesible estación de tren de Valdepeñas. Son más de las doce de la noche.

Nueva línea de cercanías: Valdepeñas - Madrid

Desde que cogimos el bus una duda me asaltaba: si un tren estaba parado en Jaén y otro en Linares, ¿qué tren nos iba a llevar de Valdepeñas a Madrid? Nunca me hubiera imaginado que un tren de Cercanías de Madrid. Una cacharra que apenas alcanza los 120 kmh y sin sitios para guardas maletas no es el mejor transporte para llevar cientos de viajeros de larga distancia destrozados y abatidos pero es lo que había. Nos acomodamos como pudimos y a tragar millas.

En esto que el tren llega a Alcázar de San Juan, las puertas se abren y empiezan a volar bolsas de basura hacia dentro del tren. Después del sobresalto inicial y de una voz gutural gritando "¡Bocadillos!", nos abalanzamos sobre los cientos de bocadillos de chopped y/o queso y las botellitas de agua.

El viaje se hacía eterno así que el maquinista se ve que empezó a pisar el acelerador. Si, el tren empezó a ir más rápido a costa de que sonara como si fuera a despegar y que las maletas empezaran a volar. En fin, que a eso de las 02:20 de la mañana llegábamos a la estación de Atocha, final de mi trayecto en tren... pero no de la odisea.

De como salir de Atocha cuando está cerrada

Siempre había visto Atocha atestada de gente, en perpetuo movimiento. Verla vacía, silenciosa y quieta impresiona... pero luego te empiezas a cabrear de todas las vueltas que hay que dar para encontrar una salida que no esté cerrada. Diez minutos arriba y abajo hasta que un guardia de seguridad se apiadó de nosotros y nos abrió un acceso. Lo intentaba disimular pero en su fuero interno el tipo se partía de la risa. "¡Pringados!" Y no le faltaba razón.

Una vez fuera de la estación la gente se echó encima de los pocos taxis que había por lo que yo pasé y enfilé calle Atocha arriba para a las 03:00 en punto abrir la puerta de mi residencia en Madrid. 11 horitas de nada. Una odisea con todas las de la ley.

Una odisea que, por otro lado, se podrían haber evitado con unas infraestructuras dignas. Guarroman, Linares y Mengibar se inundan siempre que llueve un poco fuerte o de continuo (seamos serios, esto era lluvia fuerte pero no era el huracán Sandy) desde tiempo inmemorial. ¿De verdad que no se ha podido hacer nada al respecto en todo este tiempo? En fin, que nos desangramos y a nadie parece importarte. A mi me gustaría volver algún día a mi tierra a ganarme la vida pero es que veo estas cosas y me doy cuenta de que será imposible. Una jodida lástima.

Ahora a ver si Renfe me devuelve el importe del billete, que esa es otra.

Pd: la foto que encabeza el post está sacada del diario Ideal de Jaén.

Un saludete, guap@s.

------------------------------------------

[1] Al ser vuelta de puente el tren era de 10 vagones en vez de 5 como es habitual. 

[2] La Autovía de Andalucía, que permite salir y entrar a Andalucía por Despeñaperros

27 oct. 2012

La chica de la semana: Kelly Brook


Kelly Brook. 32 años. Inglesa. Modelo y actriz. Ex-novia de Jason Statham y Billy Zane. Saliendo con el jugador de rugby Thom Evans. La has visto en Smallville, Piranha 3D y en casi todas las revistas masculinas del mundo mundial. La seguirás viendo en las portadas de las revistas y, ojala algún día, convertida en chica Bond. Es la Chica de la Semana en Kalimero's Zone  Nunca seré Clint Eastwood. Enhorabuena.



Un saludete, guap@s. 

25 oct. 2012

Reseñas cinéfagas: Looper

LOOPER (Looper, USA 2012)
Director: Rian Johnson
Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Emily Blunt, Bruce Willis, Piper Perabo, Jeff Daniels, Noah Segan, Paul Dano
Guión: Rian Johnson
Duración: 119'


 No voy a hablar de los viajes en el tiempo porque si nos ponemos a hablar de ello, estariamos todo el día haciendo diagramas

DISCLAIMER: Gastad cuidado con los spoilers, bonicos.

Cada año suele llegar una cinta de ciencia-ficción lejos del blockbuster hipermusculado y con hype desatado. Algunas veces el hype es merecido, lease Hijos de los Hombres o Moon. Otras no tanto, como In Time el año pasado. Looper, tercera peli de Rian Johnson (después de la fantástica Brick y la desapercibida Los Hermanos Bloom [1]), entraría más en este segundo grupo pero, a pesar de todo, mola.

Y es que el adjetivo que mejor califica Looper, peli a lo Psicosis (que parece una cosa y a la media hora te das cuenta de que es otra), es molona. No puede ser de otra forma con el Bruce Willis más badass desde El Último Boy Scout, un Joseph Gordon-Levitt travestido de un joven Bruce Willis sacado de algún universo paralelo, viajes en el tiempo (bueno, bucles en el tiempo, para ser exactos), sangrientos tiroteos, dolorosas peleas, decadentes puticlubs de lujo, maizales, niños chungos, drogas duras vía ocular, futuros distópicos (no uno, si no dos), Jeff Daniels, explosiones de cólera y dos monumentos femeninos como Emily Blunt y Piper Perabo.

El problema de Looper radicaría en un punto de partida un tanto absurdo y de que el viaje temporal tiene muchos agujeros [2]. Lo primero (que en el futuro no puedan esconder los cadáveres y los manden al pasado... para que los incineren) es simplemente porque de otra manera no habría película y lo segundo, pues bueno, los viajes en el tiempo no se han inventado todavía por lo que, por mucho que se diga, difícil es que cualquier película, libro o serie basado en el tema, no tenga agujeros argumentales. De hecho, Johnson es consciente de estas dos cosas y se ríe de ellas en alguna que otra ocasión durante el metraje de la cinta (la frase que encabeza este post, dicha por el personaje de Bruce Willis, es una de ellas).

En definitiva, que si nos sumergimos en la acción y la trama y dejamos de lado lo inverosímil de algunas situaciones (y un pequeño bache en el ritmo a mitad de peli), nos encontramos ante una de las pelis más poderosas y disfrutables de lo que llevamos de año


Soy del futuro. Ve a China

Nota: 8.5 / 10

Un saludete, guap@s.

---------------------------------------------------------------

[1] Además de varios capítulos de Breakin Bad

[2] Si tienes ganas de calentarte la cabeza con líneas temporales divergentes, paradojas espacio-temporales y demás rayas, este post del Huffington es canela fina

22 oct. 2012

Concierto: Muse. Palacio de los Deportes de Madrid. 20/10/2012

Mi primer gran concierto fue uno de Muse en Granada en Marzo de 2004. Muse todavía no era una banda de éxito global (Absolution, el álbum que los encumbró había salido un par de meses antes solamente) pero ya dieron todo un show repleto de pirotecnia, audiovisuales y sorpresas. Ocho años después, convertidos en uno de los grupos más importantes del mundo y cuyos espectáculos tienen fama de bigger than life y de más difícil todavía, decepcionaba un poco observar, mientras esperábamos como sardinas enlatadas [1] en la pista del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, el espartano escenario que había montado en uno de los fondos de la cancha y la ausencia total de pantallas. "¿Habrán venido a hacer un acústico?" se preguntaba alguno. Nada más lejos de la realidad, Muse dieron el show que de ellos se esperaba aunque no lo pareciera en un principio.

Matt, Chris y Dom salieron con un cuarto de hora de retraso para entre unas cegadoras y marcianas luces rojas ofrecer Unsustainable. La primera sorpresa llegaba en ese mismo momento: una curiosa pantalla en forma de anfiteatro detrás del escenario, que seguro que hizo las delicias de la gente en grada. Siguieron Supremacy y una potentísima Hysteria cuando, con los primeros acordes de la imposible Supermassive Black Hole, se desplegó desde arriba una brutal pantalla en forma de pirámide invertida (y con una calidad de imagen realmente brutal). Apenas 20 minutos de concierto y ya todo había cambiado.

A ambos lados del escenario había dos pequeños estrados comunicados por una pasarela semi-circular por encima de la pantalla anfiteatro y Matt y Chris empezaron a darle buen uso [2] con una muy épica The Resistance y la bailonga Panic Station. Luego hubo un pequeño bajón con Animals y Explorers, que no me parecen canciones muy concierteras. Les siguió un clasicazo del primer disco como Fallin' Down (para la cual surgió un piano psicodélico de la nada)... pero tampoco es que sea la canción más animada del mundo. Por suerte entonces una conocida melodía empezó a sobrevolar el ambiente y en breves segundos estábamos todos brincando con el mítico Time is Running Out [3].

Liquid State sonó potente pero lo cierto es que la voz de Chris sin el autotune no llega ni a pasable. Sin embargo esto sólo fue un momento de reposo antes de otro de los momentos grandes de la noche: Madness, que sonó tremenda, con el primer videoclip-karaoke en la pantallaca piramidal... y en las gafas de sol bonianas que Matt se colocó para la ocasión. Y a partir de ahí, el despiporre: Follow Me, Undiscloses Desires, Plug In Baby y una New Born elegida por una ruleta virtual en detrimento de Stockholm Syndrome. Con las últimas notas de esta última la pirámide bajó a nivel del suelo y se cerró en torno al trío, fagocitándolos.

Primera parada, que tan sólo duraría un par de minutos antes de que la pantalla, ahora central, se encendiera y empezara a sonar Isolated System sobre un video-montaje bastante angustioso. La pantalla volvió luego poco a poco a su lugar mientras nosotros chasqueábamos los dedos y movíamos la cabeza sincronamente con la genial Uprising. Entonces otro de los momentos más tremendos del recital: Chris convertido en The Man with the Harmonica (temazo atemporal de Ennio Morricone para la BSO de Hasta que llegó su hora) como preludio perfecto para una Knights de Cydonia que sonó perfecta.

De nuevo oscuridad en el Palacio (esta vez unos cinco minutos). Todos hacíamos cábalas de que temas vendrían en ese segundo bis. Pocos nos equivocamos: primero una Starlight que fue el único momento en el que Matt puso el micro al público para que nos desgañitáramos gritando aquello de "black holes and revelations" y finalmente Survival, que uno no se termina de explicar por qué ha pasado tan desapercibida y que fue un estupendo fin de fiesta después de casi dos horas.

A pesar del tremendo calor [4] y de que faltaron algunos de mis temas preferidos (Feelin' Good, Sunburn o Map of the Problematique), un señor concierto con un sonido bastante bueno para tratarse del Palacio de los Deportes y con un show muy currado, en mi top five seguramente. 

¿Próxima parada? The Black Keys + The Maccabees el mes que viene. ¡Vamos!

Pd1: los teloneros fueron unos tales The Joy Formidable. No sonaron mal y tienen actitud pero la verdad es que todas sus canciones parecen la misma y que la voz de la cantante resulta algo irritante. Fácilmente olvidables.

Pd2: el chaval de Yo soy cani y demás jitazos, estaba viendo el concierto al lado nuestro. Muy bizarro todo.

Pd3: la puñetera Desire me volvió a dejar tirado y la cámara se me olvidó en Martos por lo que la fotaca que abre esta reseña no es mía si no del gran @zigozuigin.

Un saludete, guap@s.

----------------------------------------------------

[1] Pocas veces he estado tan comprimido en un concierto, la verdad.

[2] Y por buen uso no digo caerse de morros... aunque esto Matt también lo hizo subiendo al estrado precisamente.

[3] Mentira, antes sonó un tema que no me sonaba de nada y que luego he descubierto que se llama Host. ¿Alguien sabe de dónde ha salido esta canción? Yo, desde luego, no la tengo localizada.

[4] Yo terminé completamente deshidratado, no es coña.

15 oct. 2012

Remezclando Cine de Barrio


Cine de Barrio es uno de los programas de televisión más icónicos de la historia de España. Primero presentado por el inefable José Manuel Parada (con el no menos inefable Pablo Sebastian al piano) y luego por Carmen Sevilla y Concha Velasco, su formato es sencillo: tertulia alrededor de una película española de los años 60 y/o 70 [1]. Muchas de estas pelis estaban protagonizadas por cantantes conocidos de la época como Marisol, Manolo Escobar, El Duo Dinámico, Joselito o Rocío Durcal y estaban realizadas para su lucimiento y sus canciones.

Pues bien, en los últimos tiempos hemos visto como, dentro del auge de lo retro y lo vintage, algunas de estas canciones y películas eran cogidas por diversos artistas y djs y convertidas en tremendas obras de lo meta-referencial y lo pop. Estas son algunos de los más tremendos ejemplos:



Para empezar el icono más reconocible (muy a su pesar) de la España franquista, Marisol, remezclada con el icono más reconocible de lo latino (muy a su gusto) de la actualidad, Pitbull. Además con uno de sus temas más míticos, Estando Contigo, de la que es su mejor película como niña prodigo, Ha llegado un ángel. Es obra de un tal Narksoul que también tiene otro jitazo mítico remezclando Pitbull como Los Chunguitos. Épico es poco.



Y con Narksoul seguimos porque es capaz de juntar de nuevo a Pitbull (es obsesión ya) con el clásico de los clásicos del gran Manolo Escobar, el himno por excelencia del macho ibérico: Viva el vino y las mujeres de su peli Pero... ¡En qué país vivimos! Tremendísimo.
 

Y seguimos con don Manolo Escobar porque Cookin Soul se marcó hace ya un par de años un mítico mashup entre su Moderno pero español de su peli En un lugar de La Manga (que está muy bien, por cierto) y un tema random del rapero Nas... y lo cierto es que este Nas Escobar es un pepinazo tremendo, si señor, como también lo es, por ejemplo, La mandanga de Fary-Z. Muy grandes Cookin Soul.



Y para finalizar este acercamiento al mash-up cinebarriero una de las mayores bizarradas ever: los Doce cascabeles de Joselito + Chiquito de la Calzada + versión cristofreak del Waka Waka + vídeos frikis de Youtube + iconografía cani. Al tal Minipelos DJ hay que ponerle un monumento, eso es así.

Y esto es todo aunque si conoces más locuras como estas, no dudes en compartirlas en los comentarios, te lo agradeceré eternamente.

Pd: por cierto, que este post surgió de una conversación tuitera con Missmacguffin y Torpedama. Gracias a ambas.

Un saludete, guap@s.

-----------------------------------------------------------------------

[1] Época en la que quizás había menos calidad en el cine español que ahora aunque lo que no se puede negar es que había una industria fuerte, que llenaba salas de cine y daba de comer a muchas familias. Todo lo contrario que ahora, donde para conseguir éxitos de taquilla hay que recurrir a campañas de promoción tan obscenas como las que han montado A3 y Mediaset para Tadeo Jones y Lo Imposible, respectivamente.

8 oct. 2012

Muse: The 2nd Law


La semana pasada salió a la venta el disco más esperado y del que más se ha hablado en todo 2012: The 2nd Law de Muse. Como estaré viendo a los de Matt Bellamy en un par de semanas en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, le estoy dando escuchas intensivas a dicho LP (¿todavía se dice LP?) y de tanto escucharlo me han entrando ganas de hablar de él. Y es que a mi no me parece tan malo como le ha parecido a gran parte de la prensa especializada ni mucho menos, pero vayamos poco a poco, canción a canción:

1. Supremacy. Una canción potente, con el típico muro de sonido tan característico del grupo. Bien podría haber estado en el Origin of Symmetry o en el Absolution. Buen tema para arrancar un disco.

2. Madness. El toque electrónico a lo Depeche Mode aunque mucho más contenido y minimalista que el mítico Undisclosed Desires del disco anterior. De la tranquilidad inicial hacia el final totalmente desmelenado en un in crescendo que deja una canción muy potente. Se te queda grabada a la segunda escucha. Creo que ha sido una buena elección para single.

3. Panic Station. INSX redividos. Sorprende la primera vez pero engancha cosa mala con ese bajo tan funky y el aire macarra. Esta tiene que molar en directo muy mucho. Mi preferida del disco posiblemente.

4. Prelude / 5. Survival. La canción oficial de los Juegos Olímpicos precedida de un corto preludio. Épica, dramática, operística y queeniana a más no poder. El United States of Eurasia de este disco. Es tan excesiva que puede llegar a desagradar a ciertos paladares y creo que eso es lo que hizo que pasara algo desapercibida durante todos los Juegos.

6. Follow me. Muy udosiana pero de la época de Achtung Baby o Zooropa. También empieza tranquilita para ir in crescendo hasta llegar a un final muy poderoso. El estribillo más característico de todo el disco. Otra de mis favoritas.

7. Animals. Y llega el toque Radiohead: pop electrónico contenido y atmosférico. No hubiera desentonado mucho en el primigenio Showbiz. Gana a cada escucha y puede quedar de fábula en directo.

8. Explorers. Es posiblemente la canción más sosa de todo el disco. Como el inicio del Don't Stop Me Now de Queen pero sin llegar nunca a la explosión del estribillo. Amaga con despegar varias veces pero no lo hace y si a eso lo unimos que es la canción más larga del disco, pues eso, que queda una canción algo sosa.

9. Big Freeze. Pasa desapercibida en un principio pero lo cierto es que es otra de las mejores del disco. De nuevo con toque a lo U2 bastante obvio pero también con sabor a clásico de la banda. No desentonaría en Absolution, por ejemplo.

10. Save me. A partir de aquí Matt le cede las tareas vocales al bajista Chris y lo cierto es que queda una canción algo rara, donde la atmosférica melodía no pega mucho con el autotune. Pero lo cierto es que se te termina pegando y el subidón final es considerable.

11. Liquid State. Junto con el primer corte, la canción más enérgica y más guitarrera del disco, lo que, junto a la voz tuneada de Chris, le da un toque algo post-grunge.

12. The 2nd Law: Unsustainable / 13. The 2nd Law: Isolated System. Broche final en forma de tema casi instrumental en dos partes. Todo muy apocalíptico y post-industrial. Casi de BSO de Animatrix. Me imagino abriendo los conciertos con esto y dejando a todo el mundo ojiplático con el despliegue de pirotecnia.

En definitiva, 13 canciones de su padre y de su madre, de diversas influencias, pero que todas juntas terminan formando un todo inexplicablemente coherente y que suena poderosamente a Muse... aunque claro, a unos Muse ya de treinta y pico años, lejos de aquellos chavalitos de 18 años que eran cuando empezaron. Hay que evolucionar y Matt, Dom y Chris lo hacen a cada disco. Guste más o menos, sólo eso ya es digno de elogio.


Otras reseñas de The 2nd Law:


Pd: y para ir abriendo boca para el 20/10, el concierto completo que dieron en el iTunes Festival.

Un saludete, guap@s.

2 oct. 2012

Concierto: Extremoduro. En Vivo. 29/09/2012



Poco a poco uno va tachando nombres de su lista de grupos a los que hay que ver en concierto si o si... incluso, a veces, alguno de esos que parece muy muy complicado. Es el caso de Extremoduro, ya que Robe, Uoho y compañía cada vez se prodigan menos. Por eso, cuando se conoció que los extremeños iban a volver a girar y que una de las paradas era el Festival En Vivo (en el que ya estuve el año pasado) en Rivas-Vaciamadrid, no me lo pensé.

El festival se celebró del jueves al sábado pasados en el Auditorio Miguel Ríos de Rivas, un lugar menos dejado de la mano de Dios, más grande y mejor acondicionado para la música que el misero descampado que era el Getafe Open Air [1]. Además, el escenario que se encontraba en la zona del anfiteatro, tenía un sonido bastante bueno... cosa que no se puede decir de los otros dos. En el ámbito de las cosas reguleras también hay que contar que la comida era bastante cara, que el sistema de moneda propia que usan los festivales (en este caso unas púas, muy monas, eso si) es un sacacuartos descarado y que el único acceso desde el metro era a través de una obra abandonada... algo que no sería malo per se pero que gracias a la climatología, se convirtió en toda una odisea.

El jueves, como el viernes había que trabajar y tampoco había ningún grupo que me llamara especialmente la atención, no me pasé. Sin embargo el viernes sí que estuve al pie del cañón... y eso que la tromba de agua que cayó es de las que hacen época. Servidor se ha criado en eternos botellones bajo el agua en la Feria de Jaén (que se celebra a mitad de Octubre, junto con Marzo, las únicas épocas el año cuando llueve en tierras olivareras) pero, no se si será que me hago mayor, lo del viernes me superó. Llegue con Sober a punto de terminar, luego seguimos con un Kiko Veneno muy jachondo que dedicó al público un tema llamado 'Estaba lloviendo' que lo mismo había tocado dos veces en directo en toda su vida el muy cabronazo [2], Celtas Cortos (que sonaron solamente regular) y el gran Rosendo, que sigue rockendo como en los viejos tiempos. Después a casita, previo paso por la obra abandonada para ponerme de barro hasta las rodillas, claro.

El sábado ya no llovió (aunque sí hizo un frío de cojones... aunque yo lo prefiero a la calufa extrema) por lo que pudimos a ver a Extremoduro sin más incomodidades que la increíble masa de gente que Robe y amigos fueron capaces de congregar. Lo primero que se puede decir del show de los Extremo es que no dieron un concierto de festival ni en duración (más de dos horas y media) ni en setlist (muy centrado en sus últimos discos). Lo segundo es que moló mucho y con son unos músicos tremendos, unos virtuosos.

Dividieron el concierto en tres actos separados por pausas de unos diez minutos. En el primero mezclaron canciones nuevas tanto del último disco como inéditas (de hecho abrieron con una de estas, El pájaro azul, acompañada de un curioso montaje audiovisual) con canciones de los primeros discos aunque no de las más conocidas (del estilo de Sucede y tal) y el megahit La vereda de la puerta de atrás. En el segundo acto se tocaron en orden y del tirón todo La Ley Innata salvo la Coda flamenca, cerca de cincuenta minutos de virtuosismo puro [3]. En el tercer y último acto volvieron a la mezcla entre canciones y nuevas y antiguas... y esta vez si clasicazos como Puta, Stand by o Salir, un fin de fiesta casi perfecto [4].



Sí, me hubiera gustado escuchar y disfrutar de So payaso, Sol de invierno, Mi Corazón, Me estoy quitando o, sobre todo, Golfa (mi canción preferida del de Plasencia y sus hordas), pero no me puedo quejar: casi tres horas de concierto de una incuestionable calidad musical y con un Robe al que se veía bastante más sanote de lo esperado... aunque eso si, raro sigue siendo un rato: no salió a saludar con el resto de la banda al final del concierto. En fin, los genios son así.

Después de terminado el gran momento del festival seguimos viendo a Def con Dos (que, como todos los grupos que sonaron en los escenarios más pequeños sonaron fatal), los vascos Berri Txarrak y al rapero Alberto Gambino, mi única incursión en el escenario de hip-hop ya que la organización decidió que lo más conveniente era poner a La Excepción y SFDK mientras en el anfiteatro tocaban Extremoduro (otra cosa que apuntarles en el debe, mira tu por donde).

Y hasta aquí mi crónica del En Vivo 2012 y el concierto de Extremoduro. ¿Próxima parada? Muse el 20 de Octubre en el Palacio de los Deportes. Vamosssssss.

Pd1: la fotaza de portada no es, obviamente, mía si no que la he tomado prestada del Facebook de En Vivo Festival.

Pd2: más reseñas del concierto y el festival en Critteria Rock o Rolling Stone.

Un saludete, guap@s.

--------------------------------------------------

[1] Aunque tengo la impresión de que la gente que acampó lo mismo tiene otra visión del asunto

[2] Eso sí, luego se tocó todos los hits, vamos, lo que hay que hacer en un festival

[3] Aunque tengo que reconocer que a mí se me hizo algo pesada esta parte, quizás porque no es mi disco favorito ni de lejos

[4] El setlist completo lo puedes consultar aquí

28 sept. 2012

Old Vegas. New Vegas. Eurovegas


Barrunto post largo y denso así que primero unos minutos musicales a cargo de un nativo de Las Vegas, el señorito Brandon Flowers, dándote la bienvenida a su ¿fabulosa? ciudad natal y, a su vez, localización de este post:


Ahora, si, vamos al lío, que hay prisa.

CSI, la original, la de Grissom, lleva 12 años siendo un fiel reflejo de lo que es el Nuevo Las Vegas: ese gigantesco y hortera parque de atracciones para mayores de 18 años bajo el cual, simplemente rascando un poco la superficie, puedes encontrarte con lo peor y más oscuro de la condición humana. Precisamente, uno de los personajes de CSI, Greg Sanders (el técnico de laboratorio reconvertido en agente de campo del turno de noche e interpretado por Eric Szmanda), tiene un peculiar objetivo vital: contar la historia real del Viejo Las Vegas, el de los gangsters, Bugsy, Sinatra, el Dunes, el Flamingo, Elvis, la calle Freemont sin la cúpula epiléptica, la rubia de grandes tetas dando suerte al viejales en la mesa de los dados, las jodidas luces de neón. Rememorando Old Vegas desde New Vegas.

Curiosamente en los últimos tiempos hemos recibido un par de noticias sobre estos términos y añadido a nuestro vocabulario pop colectivo uno nuevo. Por un lado está el paso de Old Vegas a New Vegas en forma de serie llamada (no podía ser de otra manera) Vegas, por el otro que la expansión global de New Vegas plantará el huevo en forma de Eurovegas en Madrid (seguramente en Alcorcón). Y gracias a estos dos hechos aquí me veo mezclando situación económica mundial, lenguaje seriéfilo, nostalgia a un mundo no conocido y experiencias vitales en un mismo post. Seguramente me vuelva loco antes de ponerle el punto y final... si es que no lo estoy ya, claro. 

Nevada es un jodido desierto, no hay nada y nunca ha habido nada. Por eso, un humilde y raquítico vergel con un manantial, un par de árboles frutales y algo de hierba se convierte en el paraíso para los pioneros del Oeste de mitad del siglo XIX. Nace así Las Vegas y vive tranquila hasta 1931 cuando el estado de Nevada legaliza el juego y los ojos de todos los inversores (legales y, sobre todo, ilegales) se centran con codicia en esa pequeña ciudad tranquila a la orilla de un manantial. Primero llegan los gangsters de medio pelo que huyen de los grandes capos, luego los emisarios de Las Cinco Familias de Nueva York y del Sindicato de Chicago. Es la época dorada del Flamingo, del Stardust, del Dunes, del Golden Nugget, de Sinatra, de Bugsy Siegel, del 'lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas', de Frank Rosenthal, de las visitas al desierto a cavar tumbas propias o ajenas.



Pero lo cierto es que La Mafia, como bien se ejemplifica en El Padrino en aquella escena en que Don Corleone se niega a entrar en el negocio de la droga, es más protectora que expansiva y Las Vegas se termina estancando. Nuevos intereses se ciernen sobre la ciudad y en ese preciso momento, año 1960, es donde empieza la acción de Vegas. Un nuevo sheriff (pero a su modo, no tan nuevo) y su familia contra las malas artes de los gangsters y, a su vez, allanando el camino a los sueños de grandeza del alcalde. 

El piloto no es especialmente bueno ni brillante pero el reparto es de lujo (además de Dennis Quaid tenemos a Michael Chiklis, Carrie Ann Moss y Jason O'Mara, por ejemplo), la ambientación es brutal y el momento histórico es, como llevo comentando desde el principio, realmente interesante. Una especie de reverso polvoriento y crepuscular de Boardwalk Empire (en aquella se habla del nacimiento del emporio gangsteril de Atlantic City, en esta de la muerte del mismo en Las Vegas) y de la misma CSI, porque los métodos rudos y rozando la ilegalidad del sheriff Lamb y familia no pueden ser más antagónicos a los cerebrales y metódicos de Grissom y compañía. 

Pero no sólo Lamb y Grissom resultan antagónicos. También lo son, por ejemplo, Vic Savino (o Ace Rothstein o Moe Greene o cualquier otro gangster (de ficción o no) relacionado con Las Vegas) y Sheldon Adelson, el propietario del Venetian, el hombre detrás de Eurovegas, un negrero y especulador. Si, el primero es un sicario de la mafia y un asesino pero va de frente y defiende a sus empleados. El segundo es el típico ejemplo de criminal legal que tanto abunda en los últimos tiempos y que nos ha llevado a la tremenda situación en la que estamos ahora en España y el mundo y que, desde luego, no nos va a ayudar a salir de ella. No quisiera a muchos Savinos pululando por aquí pero aún menos quiero a Adelsons y similares. Eso es así.

¿Y toda esta parrafada para qué? Pues para decir que Vegas puede molar y que Eurovegas no mola nada, que si consigo engañar a alguna para que se case conmigo vestida de Marilyn y yo de Elvis, me mola más coger el avión hasta Nevada que el cercanías hasta Alcorcón o Mostoles.

Sí, lo se, necesito practicar más mi síntesis y mi capacidad para ir al grano en vez de dar rodeos, lo siento. Para compensar, otra tonadilla:


Un saludete guap@s.

18 sept. 2012

Hamor


Hamor es amor a lo bestia y esa es la sensación que me produce esta cucadita llamada Little Printer. Ya se puede comprar en pre-venta. Haríais muy bien en regalármela, sería muy feliz.


Otra cosa que me produce mucho hamor es esta edición especial con huevo de dragón de la T1 de Juego de Tronos que se vende en Amazon UK. La noche es oscura y alberga horrores... y se pasa mejor con un huevo de dragón en tu mesita de noche. Eso es así.


Y la tercera cosa hamorosa de hoy (y esta vez a coste 0) es este maravilloso vídeo grabado en el Burning Man 2012 con una cámara GoPro, un hula-hop y mogollón de jipis buenorras. Ya de paso, también aceptaría una cámara GoPro de esas como regalo, no te vas a creer que no.

Y eso es todo, hamijos. Mucho hamor para todos.

Un saludete guap@s.

6 sept. 2012

Especial: Deberían hacer una serie de esto


Con el boom de 2004 se empezó a hablar, con razón, de la Edad de Oro de las series americanas. En contraposición a un Hollywood atestado de remakes, secuelas y adaptaciones, la ficción televisiva proporcionaba un oasis de originalidad y talento. Pero en la sociedad en que nos ha tocado vivir los ciclos cada vez son más cortos y en 2012 podemos ver que la televisión americana ha llegado al lugar en que estaba Hollywood en ese 2004 [1]: todo está lleno de versiones, remakes, adaptaciones y spin-offs diversos.


29 ago. 2012

Mi nuevo mejor amigo


Pues aquí está. Se llama Nexus 7 y desde hoy mismo pasa a convertirse en mi nuevo mejor amigo del mundo mundial. Si a partir de ahora escribo aquí todavía menos, será por su culpa, porque estaré jugando con él... o lo mismo escribo más, vete tú a saber.

Pd1: si quieres conocer un poco mejor esta nueva tablet de Google, en Xataka se marcan una reseña muy apañada.

Pd2: obviamente este post es una exageración, no soy uno de esos frikazos que anteponen los artefactos tecnológicos a las personas.

Un saludete, guap@s.