23 jul. 2018

Cobra Kai: una idea dudosa convertida en una grata sorpresa


¿Una secuela tardía de 'Karate Kid' producida directamente para Youtube? No parece demasiado apetecible, ¿verdad? Pero si le das la oportunidad a 'Cobra Kai', que así, como el dojo del pérfido Kreese en la peli original, se llama esta continuación, te darás cuenta de que las apariencias engañan y que estamos ante una de las grandes sorpresas de la temporada seriéfila.

En 'Karate Kid', y sus dos primeras secuelas, el protagonista absoluto era Daniel LaRusso, un tímido chico de Nueva Jersey en la atemorizante Los Angeles que gracias al karate y a su sensei, el mítico señor Miyagi, va consiguiendo superar sus miedos y hacerse mejor persona. En 'Cobra Kai' tenemos de nuevo a Ralph Macchio en la piel de Daniel LaRusso pero la serie no se centra tan sólo en el sino que, aprovechando las ventajas del formato seriado, le da espacio a su antiguo rival, Johnny Lawrence (William Zabka).



Somos testigos de que como LaRusso, todo un triunfador dueño de un concesionario de coches de lujo y padre de familia (aparentemente) modélica, vuelve a cruzar su camino con el de Lawrence, todo un fracasado que vive de hacer chapuzas y anclado en el pasado con una familia que es otro desastre, más de 30 años después y de como su rivalidad vuelve a nacer y como afecta a toda una nueva hornada de personajes.

Los medios no son demasiado altos pero, dentro de sus limitaciones presupuestarias, 'Cobra Kai' tiene un aspecto más que digno y nos ofrece a lo largo de los diez capítulos que conforman su primera temporada todo lo que un fan de 'Karate Kid' puede esperar: acción, drama adolescente, un poco de culebrón, la justa referencialidad (a la saga y a la época), unos toques muy agradecidos de humor e incluso un estupendo cliffhanger a final de temporada.



Detrás de 'Cobra Kai' se encuentra Overbrook Entertainment, la productora de Will Smith que ya se encargó del remake con Jackie Chan de 2010, y las labores de showrunner han recaído en Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg, compañeros de instituto y las "mentes" pensantes detrás de la saga 'Dos colgaos muy fumaos'. La primera temporada se estrenó en Youtube Red (plataforma que llegó a España hace unas semanas bajo el nombre de Youtube Premium) el pasado mayo y apenas diez días después de su estreno se anunció su renovación.

Si le das una oportunidad a 'Cobra Kai', sobre todo (aunque no de forma excluyente) si eres fan de la película original, desde luego que no quedarás decepcionado.


- ¿Te gusta Speedwagon?
- Claro, ¿a que hombre no le gusta Speedwagon?

Pd: en España ha pasado muy desapercibida (todavía) pero en USA ha generado bastante buzz por lo que lo mismo vemos a otros personajes de la saga en la(s) siguiente(s) temporadas. Ojalá Elizabeth Shue (se nombra a su personaje), Hillary Swank o incluso Jackie Chan.

Un saludete, guap@s. 

19 jul. 2018

Luke Cage. T2


¡Cuidado! Warning! Achtung! Spoilers más negros que el corazón de Harlem

La segunda fase u oleada del Universo Marvel de Netflix arrancó con fuerza con las primeras (y sangrientas) peripecias de 'The Punisher' para luego bajar el pistón con la algo plomiza segunda temporada de 'Jessica Jones'. Hace unas semanas llegó la también segunda entrega de 'Luke Cage' y no podemos decir que haya conseguido elevar el nivel nuevamente y comparte con su predecesora una serie de defectos entre los que se incluyen un escaso presupuesto, una sorprendente carestía de acción y una trama alargada en exceso para dar lugar a los trece capítulos habituales de las series Marvel-Netflix.

Han pasado unos meses desde que Luke Cage se fuera al sur (de Manhattan) para acabar junto al resto de Los Defensores con la maléfica organización de La Mano. De vuelta a Harlem, donde es toda una estrella, se encuentra con una nueva y sanguinaria guerra por el alma de Harlem entre dos familias antagónicas: los ya conocidos Stokes (encabezados por Mariah Dillard) y los jamaicanos McIver (liderados por el brutal Bushmaster). Además Cage no se encuentra en su mejor momento: la relación con Claire no va bien y su padre el recto reverendo ha llegado a la ciudad para intentar reconciliarse. Un lío... que termina haciéndose demasiado lento, repetitivo y aburrido.



Esta segunda hornada de capítulos del héroe de Harlem es mejor cuando se presta al humor (el entrenamiento de Luke, el altar a Luke de Piraña, el running gag del café..), cuando empiezan a repartir referencias pop inesperadas (Beyoncé, Usain Bolt, This is Us, Juego de Tronos, los musicales de Broadway...), cuando la BSO se pone en modo funky setentero blaxploitation o cuando aparecen los cameos (los habituales Foggy y Turk, Danny Rand y Colleen Wing) que cuando se adentran en el terreno artificiosamente profundo de la trama principal.

En el terreno de lo negativo habría que comentar también un final pretendidamente arriesgado e impactante pero que resulta incoherente y algo absurdo (algo que también comparte con la T2 de 'Jessica Jones') y una histriónica hasta el hartazgo Alfre Woodard de nuevo en el papel de la villana Mariah Dillard-Stokes. Tampoco es que el otro villano, Bushmaster, esté mejor interpretado por parte de Mustafa Shakir. Mejor parados salen otros novatos como Gabrielle Dennis (en el papel de Tilda, la hija de Mariah) o el ya desaparecido Reg E. Cathey como el reverendo Lucas.

En definitiva, una temporada mucho menos divertida de lo esperado que ha pasado desapercibida con justicia. No tendremos más Marvel-Netflix hasta finales de año (la T3 de 'Daredevil') y ya entrado el 2019 (la T2 de 'Iron Fist') y todavía no tenemos ni un misero avance de ninguna de ellas. ¿Conseguirán alzar el vuelo o terminarán de arrastrar al pozo de la indiferencia a lo que en un principio parecía un proyecto bastante ambicioso? Estaremos, como no, atentos.


Pd: Lucy Liu, que ya lo había hecho con varios capítulos de 'Elementary', dirige el primer capítulo de la temporada.

Un saludete, guap@s.