31 may. 2012

El club de los 30




Todos los objetos, todas las situaciones, pueden mirarse a través de múltiples ópticas. Según la mayoría de ellas, el cumplir 30 años tampoco es que sea especialmente relevante. Sin embargo, desde la óptica de lo sentimental o de lo simbólico, ese 2 que se cae del marcador de años de tu vida para ser sustituido por ese 3, te ves obligado a reflexionar, a echar la vista atrás por un lado y a otear el horizonte por el otro.

En estos últimos diez años no me ha ido mal el tema (aunque haya engordado ¿30? kilos y cada vez tenga menos pelo): conseguí terminar dos carreras a falta de una y antes de terminar la segunda ya estaba trabajando, algo que he hecho hasta ahora con la única interrupción de ocho meses que pasé en el paro en 2010. He conocido a mucha gente (y muchos de ellos se han convertido en buenos amigos), he estado en muchos sitios y he hecho muchas cosas (aunque no tantas como me hubiera gustado, eso si). Un buen bagaje, ¡que diablos! Cuando, dentro de muchos años, sentado en una silla de enea al fresco en el pueblo, recuerde estos años que ayer terminaron, seguramente lo haga con una sonrisa de satisfacción. Y eso es lo que importa.

"Los 30 son los nuevos 20". No comparto en absoluto esta frase. Nada es como los 20, donde mezclas la plenitud física con tus momentos de mayor libertad. Todavía subes la escaleras sin ahogarte, no te huele el aliento aún y piensas que si te caes (y yo he caído muchas veces), te levantarás (y yo siempre me he levantado) y que puedes ser cualquier cosa. Pero realmente no puedes: nunca seré astronauta, nunca seré futbolista profesional, nunca seré Clint Eastwood.

Empecé a escribir este post hace un par de días (sí, soy un tipo previsor, ya me conocéis) y me gustó esta última frase. Así que decidí enmendar uno de las cosas que menos me han gustado de la década que terminó ayer: el horrible nombre que le di a mi blog. Esa tarde de Julio de 2005 debí de haber comido algo en mal estado o haber pillado una insolación porque ya al día siguiente me estaba arrepintiendo de ese Kalimero's Zone. Pasados casi siete años puede parecer una estupidez pero me dio el pronto y en 10 minutos había comprado el nuevo dominio y le había cambiado la plantilla al blog (la anterior entraba bastante bien por el ojo pero estaba muy obsoleta y tardaba un siglo en cargar).

Todavía quedan cosas por hacer como arreglar los gadgets que han dejado de funcionar (el blogroll por ejemplo... y ya de paso lo actualizo), ajustar mejor los tamaños de las columnas, currarme una cabecera chula (¿algún artista se anima a hacerla?) o ver por qué diablos la redirección desde el viejo dominio al nuevo no termina de ir del todo bien. Pero eso ya será a partir de mañana y sin prisas, que tenemos todo el tiempo del mundo.

Y ya termino con este tochaco pero no sin antes daros las gracias a todos los que estáis al otro lado, leyendo los humildes escritos de este perro verde llamado Fernando y que, aunque Google se oponga, siempre será Kalimero

Un saludete, guap@s.

Pd: ¿por qué este vídeo para ilustrar el post? Pues porque me gusta y me da buen rollo, ¿para qué más?

11 comentarios:

  1. Mucha suerte en la década del 3, y ánimo, que todavía puedes ser Clint Eastwood.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. A tope con la crisis de los 30! En toda regla además :P (cambio de nombre del blog... madre!)

    A ver si te puedo regalar una cabecera... pero me tienes que dar bastante tiempo que ya no estoy para esos trotes.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Siiiiiii, cabecera forfyniana!!!

    Te doy tiempo, sin agobios :)

    Un abrazaco!!!

    ResponderEliminar
  4. También tienes que cambiar el perfil ... "veinteañero (por poco)"

    ResponderEliminar
  5. Para q veas q leo casi todos tus post, me he quedao flipao de q he visto q has cambiado el nombre y el aspecto, pero esta bien evolucionar!!! Adelante pollo q no se esta mal en esta decada jeje y q cumplas muchos mas

    ResponderEliminar
  6. Asi me gusta Serch, que leas el blog :)

    Gracias por los ánimos!!!

    ResponderEliminar
  7. Feliz cambio de prefijo! Muchas felicidades compañero! ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Kalimero's Zone no estaba tan mal, aunque es verdad que era un nombre muy 2005. Feliz treintañada.

    ResponderEliminar
  9. He aterrizado por primera vez en esta página, enlazando blogs, y no te mentiría si te dijera que lo primero que he hecho ha sido visitar el post de Cristina Hendricks; pero me he emocionado al leer como otra persona del 1982 tiene las mismas incertidumbres que puede tener un servidor. Me agregó a tu página cual lapa.
    PD: kalimero's Zone es un título cojonudo.

    ResponderEliminar