29 may. 2012

Juego de Tronos. 2x09. Blackwater

Ojo con los spoilers, que derriten metal, piedra y carne


Primer vistazo

Cuando la gente me dice que no ve o no lee Juego de Tronos porque "no me va la fantasía rollo ESDLA" siempre les digo lo mismo: con lo que hay que comparar la saga de Martin no es con la de Tolkien ni similares sino con los folletines del XIX (Dumas, Tolstoi...) o con los grandes culebrones televisivos (Dallas, Falcon Crest...). Al igual que ellos, y a pesar de estar vestido con peleas a espada, ropajes medievales y seres mitológicos, Juego de Tronos habla principalmente de personas, de sus anhelos, de sus miedos, de sus límites.

Y precisamente eso era lo que no quería Martin: los límites que tenía en su trabajo de guionista televisivo para tratar sus personajes y sus pulsiones. Por eso volvió a escribir novelas muchos años después y por eso creó Canción de Hielo y Fuego. Y claro, a Martin también le gusta mucho Tolkien, en especial el Tolkien menos costumbrista y más épico y salvaje y lo demuestra en pasajes tan tremendos como la batalla del Aguasnegras, una tremendísima batalla a la que se podría equiparar a con un Abismo de Helm si Tolkien hubiera tenido el gusto por las visceras y lo escabroso de Clive Barker y el sentido para la pirotecnia de Michael Bay.

Obviamente, semejante batalla y su plasmación en pantalla, era una de las cosas que servidor estaba esperando con más ganas de esta temporada y, a pesar de algunos esperados cambios en el desarrollo y una menor espectacularidad (se hubiera necesitado el presupuesto de toda la saga Piratas del Caribe para que hubiera quedado como en el libro, la verdad), el resultado es más que aceptable y ayuda a elevar mucho la nota de una temporada que estaba siendo ciertamente sosa hasta el momento.

El propio Martin a la máquina de escribir y un artesano del gore como Neil Marshall manejando la cámara nos ofrecen casi una hora repleta de todo lo que se podía esperar: explosiones verdes, desmembramientos a cascoporro, actos de cobardía, conversaciones más allá de lo tenso, terribles traiciones y un final que, a todos aquellos que sigan sin enterarse de que va la cosa y piensan que, como si fuera un cuento de hadas, aquí unos son los malos y otros los buenos, habrá dejado con el culo torcido y la boca abierta a muchos [1].

En definitiva, un capitulazo que seguramente hará que el final de temporada sepa a poco [2] a pesar de que estará repleto de acción, magia, traiciones y sorpresas.


Al detalle

- Diferencias de la batalla #1: el plan de Tyrion contiene el fuego valirio pero no las cadenas... pero como la flota de Stannis es menor a la del libro, es suficiente para armar un buen destrozo.

- Diferencias de la batalla #2: Stannis llega a los mismos muros de Desembarco del Rey cuando en Choque de Reyes no llega a cruzar el Aguasnegras.

- Diferencias de la batalla #3: Ser Mandon Moore traiciona a Tyrion en tierra firme, no cruzando a la otra orilla [3].

- La relación entre Sansa y el Perro es de las cosas que más descafeinadas han quedado en todo lo que llevamos de serie... y su despedida ha seguido el mismo camino. Aunque la advertencia del Perro de que todos son asesinos es interesante, lo que hubiera molado es al Perro, todo loco, decir aquello "Canta para mi, pajarito", que leído causaba verdadero desasosiego.

- Exhibición de Lena Heady, este año las nominaciones a Emmys y Globos de Oro no se le deben escapar.

- Neil Marshall da lo que se espera de él: gore por un tubo, la batalla en la Puerta de Barro está trufada de desmembramientos a cada cual más impactante. Eso si, hay momentos en los que parece que se está autoplagiando y que estamos viendo Centurión [4].


Highlights

- El fuego valirio

- La arenga de Tyrion después de la huida del Perro

- El Perro Vs. Bronn

- La llegada de los Lannister

- Cersei borracha Vs. Sansa y Shae

- La versión de Las Lluvias de Castemere de The National en los títulos de crédito


La frase
Que le jodan a la Guardia Real, que le jodan a la ciudad y que le jodan al Rey
Sandor Clegane, el perro que odiaba el fuego


La curiosidad

En la bio de la cuenta de Twitter de Jack Glesson, el chaval que hace de Joffrey, pone textualmente: "I'm nicer in real life, I swear". Amazo.


Un saludete, guap@s.

-------------------------------------

[1] Lo que le dice el Perro a Sansa es muy esclarecedor en este aspecto "Stannis es un asesino, los Lannister son unos asesinos, tu padre era un asesino, tus hijos serán unos asesinos... vete haciendo a la idea, pajarito"

[2] Ya aviso a los no conocedores de la historia que casi seguro que no vemos nada de Desembarco del Rey en esta season finale

[3] SPOILER: en Tormenta de Espadas se aprovechan del lugar donde lo encuentran para acusarlo de cobardía e incluso de traición. Veremos que pasa en la T3 con este tema

[4] Ojo, esto no es malo porque si bien argumentalmente apestaba, visualmente Centurión era muy impresionante

3 comentarios:

  1. Pobre Jack Gleeson, hace tan bien de loco sádico y bastardo, que todo el mundo cree que es un loco sádico y bastardo :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Será que no volvemos a ver al Perro hasta la tercera temporada? Tienes razón, Martin escribe un folletín sobre un trasfondo de fantasía épica, pero para los que hemos intentado seguir su estilo, es una obra muy dificil.

    ResponderEliminar
  3. @macguffin me da que se va a quedar encasillado el resto de su vida xD

    @malena Martin es un maestro y seguir los pasos de los maestros siempre es dificil :)

    Saludetes

    ResponderEliminar