8 dic. 2011

Reseña: In Time

IN TIME (In Time, USA 2011)
Director: Andrew Niccol
Reparto: Justin Timberlake, Amanda Seyfried, Cillian Murphy, Vincent Kartheiser, Matt Bomer, Olivia Wilde, Alex Pettyfer, Johnny Galecki
Guión: Andrew Niccol
Duración: 109' 

in_time_xlg

¡Cuidado! Warning! Achtung! Spoliers que consumirán tu tiempo
 
14 años después de conseguir una de las cintas de ciencia-ficción más subyugantes que recuerdo con Gattaca, Andrew Niccol [1] vuelve con In Time a reincidir en la misma premisa: un avance científico a priori revolucionario que termina llevando al extremo la diferencia entre las distintas clases todavía más que la política neo-liberal que maneja nuestro planeta y nuestra vida en la actualidad. 

En esta ocasión el avance científico es ni más ni menos que el abolir el envejecimiento. Crecemos hasta que cumplimos los 25 años y desde entonces no envejecemos. Pero claro, hay truco: la Tierra no puede soportar una humanidad entera inmortal por lo que genéticamente se nos implanta un reloj [2] que, si llega a cero, significa la muerte. Por lo tanto el dinero deja de tener sentido y las transacciones y el sistema económico se empiezan a regir por el tiempo (el dicho "el tiempo es oro" llevado al extremo). Obviamente los ricos acumulan cientos y miles de años en sus relojes genéticos mientras que las clases medias y bajas tienen que vivir al día con la angustia de saber que la bancarrota significa la muerte [3].

En medio de esta distopía apasionante, uno de los ricos (Matt Bomer) deja el centro de Los Ángeles para acudir a un barrio periférico con la esperanza de que, harto de esta vida para siempre, allí alguien lo mate. Sin embargo es salvado por un peón de fábrica llamado Will Salas (Justin Timberlake) al que termina regalando más de un siglo de vida antes de suicidarse. Will tiene todo el tiempo del mundo por delante pero cuando su madre (Olivia Wilde... que realmente es más joven que JT) muere en sus brazos decide vengarse del injusto sistema. Para ello contará con la ayuda de Sylvia (Amanda Seyfried), la rebelde hija del tipo más rico del mundo mientras que son perseguidos por un implacable Guardian del Tiempo (Cillian Murphy) y un mafioso (Alex Pettyfer [4]) que, curiosamente, busca restablecer el orden para así poder seguir con su negocio.

Pero los rasgos característicos del cine de Andrew Niccol no están sólo en la premisa sino también en el aspecto atemporal y en que la historia no transcurre como en un principio puede parecer. Gattaca era bastante retro y la acción de In Time puede estar ambientada en el futuro, en la actualidad o incluso en el pasado [5], lo importante es que en momento dado se consiguió parar el envejecimiento y a partir de ahí todo cambió.

En cuanto al devenir de la historia, en casi ningún momento ocurre lo que se pensaba que iba a ocurrir. De hecho la peli consta de dos partes bien diferencias pero complementarias: la primera más contemplativa y filosófica y una segunda, a partir del momento en el que Will y Sylvia se convierten Bonnie & Clyde (o en V y Evey si tenemos en cuenta cuales son sus intenciones), más trepidante y en la que incluso Niccol se marca un buen par de escenas de acción, en particular la persecución en coche marcha atras.

Buenas actuaciones en casi todos los casos (en especial de Cillian Murphy), una banda sonora muy efectiva y el particular toque visual de Niccol terminan configurando una peli más que aceptable y que da que pensar por mucho que las críticas que esté recibiendo sean bastante tibias e incluso negativas [6].

Pd: como curiosidad comentar que Niccol enchufa a su mujer, la modelo Rachel Roberts, que ya fue protagonista y personaje titular de S1m0ne, su segunda peli como director.



 Nadie debería ser inmortal mientras haya alguien que merezca la muerte

Nota: 8 / 10

Un saludete guap@s.


[1] Que desde entonces, y gracias a pelis como El Señor de la Guerra o el guión de El Show de Truman, se ha convertido en uno de los cineastas más originales e interesantes dentro del engranaje de Hollywood.

[2] Sin duda uno de los aciertos de la peli. Ese reloj en forma de 13 leds luminosos en el antebrazo izquierdo corriendo inexorablemente hacia cero es realmente impactante.

[3] Pero no sólo los pobres viven con miedo: los ricos pueden vivir para siempre pero no son inmortales, pueden morir, por lo que actividades cotidianas como conducir o bañarse en la playa son completamente impensables para ellos.

[4] ¿Soy yo o este actor se parece mucho a Rudy Fernández?

[5] Los trailers indican que estamos en un futuro cercano pero el Los Ángeles que nos muestra es bastante similar al de Terminator 2 (1991) y los coches de los guardianes del tiempo parecen hermanos de KITT, por poner dos ejemplos.

[6] Basadas la mayoría en una cosa que si es cierta: algunas cosas en la historia pasan per se. Pero como buen tarantiniano que soy, la verosimilitud y la originalidad son cosas que me parecen muy sobrevaloradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario