2 nov. 2009

Reseña: Distrito 9

DISTRITO 9 (District 9, USA / Nueva Zelanda 2009)
Director: Neill Blomkamp
Reparto: Sharlto Copley, Jason Cope, Natalie Boltt
Guión: Neill Blomkamp, Terri Tatchell
Duración: 112'

¡Cuidado! Warning! Achtung! Spoilers a cascoporro

District 9

En los albores del blog, dentro de una sección llamada PubliCalidade, puse un tubo con el célebre anuncio del Transformer Citroen. En el post comentaba que estaba dirigido por un tipo llamado Neill Blomkamp, que también había hecho un curioso corto llamado Alive in Joburg. Desde ese momento seguí la carrera de esta genio de los efectos especiales y alma mater de la compañía The Embassy, responsable de tales menesteres en series como Dark Angel o Smallville.

Steven Spielberg lo tuvo en cuenta para dirigir Transformers pero finalmente se cruzó en su camino Michael Bay. Luego llegaría Peter Jackson, que lo eligió para dirigir la peli sobre Halo que él iba a producir. El proyecto se fue al traste (no sin antes haber dejado Blomkamp muestra de su talento con un corto que acompañó la salida de Halo 3) pero Jackson no quería perder de vista a este surafricano-canadiense loco por los robots y le propuso dirigir una versión ampliada y mejorada de Alive in Joburg. De ahí surgió Distrito 9.

De esta manera, con 30 millones de dolares de presupuesto, actores desconocidos y una mezcla entre cámara al hombro y fotografía convencional, Blomkamp nos cuenta como una nave extraterrestre se posa en el cielo de Johanesburgo (no Nueva York, no Los Ángeles) con millares de alienigenas enfermos en su interior. Las autoridades los ubican en un barrio de chabolas conocido como Distrito 9 en el que anteriormente vivían los negros durante el apartheid. Años después se decide llevar a los conflictivos aliens a una zona más alejada de la población, tarea encomendada al ridículo Wikus Van der Merwe, un empleado de la MNU (desde ya en el listado de Corporaciones Malignas que te Cagas... y en puesto altos). Todo va según lo previsto hasta que Wikus, por accidente, se rocía con un extraño liquido... y empieza a convertirse en un mutante, mitad hombre, mitad bicho. Esta característica le convierte en el único humano capaz de manejar las sofisticadas armas alienigenas pero Wikus no está dispuesto a convertirse en una cobaya, no señor.

Todo lo contado hasta ahora sucede en los primeros 25 minutos. A partir de entonces Blomkamp nos ofrece más de una hora de acción sin freno con un ritmo frenético, una cantidad de gore inesperada (perdí la cuenta de las cabezas explotadas), unos efectos realmente nunca vistos y un protagonista excesivo interpretado con una convicción tremenda por el debutante Sharlto Copley, amigo de toda la vida de Blomkamp y co-productor de sus cortos anteriores.

Sólo dos fallos muy gordos de guión (la llegada de Wikus y Christopher al edificio de la MNU y el ataque de los nigerianos) y que en algunas ocasiones la alternancia entre los puntos de vista parece simple capricho evitan que la cinta alcance el status de obra maestra.

Sin embargo lo mejor es lo que puede estar por venir ya que en el mundo creado por Blomkamp hay todavía mucho por rascar. Por ejemplo, en Alive in Joburg son muchas las naves que hay posadas sobre Johanesburgo por lo que no sería de extrañar que Christopher volviera acompañado de nuevos compatriotas... y quizás con intención de vengarse de los humanos. También hay detallitos de este universo en los otros dos cortos de Blomkamp (Tetra Vaal y Tempbot) que no han sido explorados en Distrito 9.

En definitiva, que no se si habrá un Distrito 10 (espero que si) pero lo que es seguro es que Distrito 9 es de lo mejorcito que vamos a ver este año y que Neill Blomkamp y Sharlto Copley tienen un futurazo por delante.

Nota: 9 / 10

Un saludete guap@s.

6 comentarios:

  1. Fuck yeah, a mi tambien me encantó esta película y me alegra leer una crítica no gafapastil que no la pone a parir por tener un monton, o mejor dicho, una enorme escena de accion.

    la interpretacion de Sharlto Copley pone los pelos de punta, al igual que la crudeza de las imagenes y los A LU CI NAN TES efectos especiales (esas cabezas reventadas, esas armas al estilo Unreal, ese mecha acojonante e indestructible...). Yo creo que va a ser la mejor pelicula de ciencia ficcion del año, ya le aposté a un amigo el honor a que Avatar no la supera ;)

    ResponderEliminar
  2. Tranquilo amigo, que en este blog nunca verás una crítica gafapasta. Never! xD

    Pd: de momento, por lo visto en el trailer de Avatar, los Na'vi no me parecen tan reales como los bichos. Veremos a ver que tal

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  3. A mi ésta pelicula me gustó mucho porque no me dejo para nada indiferente, me gustó la forma de plasmar como se cambia de opinión según el bando en el que se encuentre un sujeto.

    Ver a un afroamericano ,racista, por decirlo de algun modo, que pedia que echen a los alienígenas porque son distintos, es curioso.

    La película deja claro como es la sociedad humana de cruel, necia e intolerante en temas similares a éste.

    Muy buena historia si señor.

    ResponderEliminar
  4. Si, los seres humanos no quedan muy bien que digamos...

    Un saludete tiaco!!!

    ResponderEliminar
  5. Creo que los humanos quedan perfectamente retratados como lo que son: una raza cruel, egoísta y despiadada que probablemente debió extinguirse hace mucho (pero que no lo ha hecho por los 'méritos' que menciono más arriba).

    La película fue una más que agradable sorpresa, aunque mi en ese momento jaquecosa cabeza le habría agradecido al director que se comprase un trípode ;)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:11 p. m.

    Pues yo vi la película y me pareció veneno, ¿qué queréis que os diga?. Cuando digo veneno quiero decir venenazo del bueno. Aburrida, absurda y sobre todo, intentaba estar ambientada en una especie de campo de concentración, y en mi opinión no lo ha conseguido.

    ResponderEliminar