17 sept. 2013

Dcode Fest 2013, el resumen



Este verano, por cuestiones de agenda y logística variadas, no he ido a ningún festival en la costa levantina [1]. Además, tampoco he ido al habitual EnVivo [2] porque se lo han llevado del sur de Madrid a Bilbao. Por lo tanto, el Dcode, que este año cambiaba sus fechas de Junio a Septiembre, era mi gran baza festivalera del año... la mía y por lo que se ve la de otros muchos madrileños, adoptados y visitantes porque la afluencia a los Campos de Rugby de la Complutense la tarde/noche del sábado fue realmente brutal.



Llegamos pasadas las seis de la tarde y allí estaba ya John Grant con su barba, su ropa negra y su aspecto de tipo serio dando una buena ración de electrónica poderosa desde uno de los dos escenarios principales (y gemelos), el Dcode concretamente. Después nos trasladamos al escenario más pequeño y alejado para ver a Guida, unos italianos que hacen rock clasicote, divertido y sin concesiones. Buen show de apenas media hora y vuelta a los escenarios principales.

Allí estaban ya Love of Lesbian. Los de Santi Balmes cumplieron como siempre con un concierto basado en sus grandes éxitos (aunque con apenas una hora de concierto alguno se quedó en el tintero) y con un Santi parlanchín y bromista... y al que se le va notando la edad: con tanto movimiento se quedaba a veces sin voz, cosa que se le notó mucho más en el dueto con una pletórica Eva Amaral.

Hubo que sacrificar Foals para avituallarnos y colocarnos en buena posición para el show de Vampire Weekend, uno de los tops del cartel... y la verdad es que me defraudaron un poco: sonaron muy bajo y no hubo demasiado feeling salvo con A Punk y Diane Young, con la que abrieron. La genial Ya Hey, por contra, quedó algo desangelada. No se, me quedó la sensación que es un grupo para escenarios algo más reducidos y donde ellos sean el centro de atención.

Tampoco parecen muy festivaleros a priori Amaral pero lo cierto es que estuvieron bastante bien. Como no tienen disco nuevo se centraron en los grandes éxitos (aunque a mi me faltó Como Hablar, mi favorita de ellos) aunque también estrenaron un par de temas nuevos. Tenían muchos fans en el césped y no los defraudaron, como tampoco defraudaron las estrellas de la noche, Franz Ferdinand.

Alex Kapranos y sus hordas de Glasgow estuvieron muy, muy bien, mezclando sabiamente temas de su nuevo no, novísimo disco con los grandes clásicos que todo el mundo se sabía y coreaba a voz en grito. Por poner un pero decir que las elecciones de los bises (salvo la gran Jaqueline) fueron algo apagadas... aunque terminaron por todo lo alto tocando todos juntos la batería. Buen concierto, gente con muchas tablas.

Eran ya casi las tres de la mañana y llegaba el momento de ponerse a bailar. Primero con los Capital Cities y su ya mítico Safe and Sound, luego con Buffet Libre DJs con una sesión muy revival, verbenera y sudorosa y finalizando con The Warriors, con una hinchada entregada pero excesivamente duros para mis años y kilos. Sobre las cinco de la mañana llegaba la hora de recoger el chiringuito y abandonar el recinto.

Queda claro con el éxito de público que la disminución de días (y precio) ha sido una buena idea y que el festival está consolidado pero hay cosas que tienen que mejorar: el recinto es algo pequeño para un evento tan grande, el sistema de tokens era bastante timo (y los precios muy caros, en este sentido pocos festivales como el Arenal y sus precios populares en las barras) y lo de no poder salir del recinto algo totalmente incomprensible. Pero vamos, que si las fechas me cuadran, el año que viene volverán a contar con mi presencia.

Más reseñas (de gente que sabe mucho más de música que yo):

- El País

Y el resumen bastante apañado de la web de RTVE.

Un saludete, guap@s.

----------------------------------------------------------------------------


No hay comentarios:

Publicar un comentario