30 sept. 2013

Martin antes del Hielo y el Fuego: Sueño del Fevre

 
Obviamente George R. R. Martin no apareció de la nada a finales de los 90s para petarlo con la saga Canción de Hielo y Fuego. Previamente había estado trabajando como guionista y productor de series de televisión [1] y antes de eso ya había tenido una relativamente exitosa carrera como novelista y "cuentista" de ciencia-ficción, fantasía y terror. Como servidor es bastante completista con todo lo que gusta, me he lanzado a leer esas primeras novelas, cuentos y relatos y he empezado por Sueño del Fevre, su tercera novela publicada y la que más me atraía en un principio debido a la curiosa mezcla que ofrece su sinopsis: vampiros en el río Mississipi en la época de los vapores.

Y la verdad es que no me equivocaba, Sueño del Fevre es un libro entretenidísimo y muy fácil de leer. Además, si empiezas a leerlo sin saber que está escrito por Martin, a las pocas páginas ya sabes que es suyo porque tiene buena parte de las marcas de la casa que pueblan Juego de Tronos y secuelas: la variación del punto de vista de la narración según el capítulo (aunque en este caso sólo tenemos dos de estos puntos de vista, es una novela mucho menos ambiciosa que la posterior saga), las descripciones minuciosas, la obsesión por las comidas pantagruélicas, la fidelidad hacia el cliffhanger y la ultra-violencia presentada como si tal cosa. Tan sólo se echa en falta el sexo sucio de Poniente.

Sueño del Fevre se publicó en 1982, una de las peores épocas para la ficción vampiresca [2], por lo que pasó un poco desapercibido fuero de los ambientes del género. Luego, con el éxito de Juego de Tronos fue republicado en 2001 pero lo que me extraña es que, con el éxito (exitazo) de la serie de HBO en todo el mundo, a ningún productor se le haya ocurrido llevar a la pantalla grande la lucha entre los Maestros de Sangre Joshua York y Damon Julian. Tiempo al tiempo, imagino.

Un saludete, guap@s.

-------------------------------------------------------------

[1] La más destacada fue La Bella y la Bestia, protagonizada por Ron Perlman y Linda Hamilton y de bastante éxito a finales de los 80s

[2] Anne Rice ya había publicado Entrevista con el Vampiro (una parte de Sueño del Fevre es muy deudora de las andanzas de Lestat, por cierto) pero no fue hasta mitad de los 80s cuando se convirtió en todo un fenómeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario