1 may. 2006

Porque me de la gana: Armageddon

ARMAGEDDON (Armageddon, USA 1998)
Director: Michael Bay
Reparto: Bruce Willis, Liv Tyler, Ben Affleck, Billy Bob Thornton, Will Patton, Steve Buscemi
Guión: Jonathan Hensleigh, J. J. Abrams
Duración: 150'


Esta nueva sección en este humilde blog nace con una intenión muy clara: reivindicar películas milyuna veces vilipendiadas por casi todos los sabihondillos y que a mi, en cambio, me encantan. Y para comenzar este cometido que mejor que la obra magna del tandem Bay-Bruickheimer.

Un poco de historia

Jerry Bruickheimer se había hecho de oro en los primeros años 80 produciendo auténticos éxitos de taquilla como Flashdance, Superdetective en Holywood y, sobretodo, Top Gun pero a finales de la decada su estrella empezó a decaer y en los inicios de los 90 no se comía un colín. Michael Bay por su parte era un joven director de anuncios y videoclips con un curioso y personal estilo visual. Jerry y Michael se encontraron y surgió el amor y de ese amor salió Dos Policias Rebeldes, una peliculita protagonizada por los televisivos Will Smith y Martin Lawrence y que sorprendentemente fue un gran éxito.

Ante este hecho, los amantes de Teruel decidieron volver a intentarlo: consiguieron un presupuesto mayor, involucraron a los prestigiosos y oscarizados Nicholas Cage, Sean Connery, Ed Harris y Hans Zimmer, pusieron patas arriba San Francisco y la isla de Alcatraz y filmaron una de los mejores pelis de acción de la historia: La Roca. Otro exitazo.

Estaban lanzados, en la cresta de la ola, montados en el dolar (añade aquí cualquier frase hecha que se te ocurra) y decidieron que ya era hora de dar el golpe definitivo y cambiar el mundo. Cogieron una historia original de Jonathan Hensleigh sobre un meteorito que se dirige hacia la Tierra y se la dieron para que hiciera un guión a un juvenil J. J. Abrams y contrataron a lo más selecto del gremio de actores de Holywood. Armageddon estaba en marcha.


El argumento

La base argumental de Armageddon es más sencilla que el mecanismo de un botijo: un meteorito del tamaño de Texas (en Holywood los meteoritos siempre son del tamaño de Texas) se dirige hacia la Tierra con unas intenciones muy malas. Ante esta situación a los cerebros pensantes de la Nasa solo se les ocurre el depositar dos cabezas nucleares en el interior del bicho y hacerlas explotarlas allí dentro destruyendo así el meteorito y salvando a la Tierra. Obviamente los astronautas de la Nasa no tienen ni puta idea de perforar para introducir esas cabezas nucleares en el bicho. Es ahí donde entra en acción el tito Bruce Willis, el mejor perforador del mundo (ni Rocco, ni Nacho, el tito Bruce). El personaje del tito Bruce es más duro que tallar diamantes a bocados pero no puede realizar solo tan titánica tarea así que reune a tipos de su confianza: Will Patton, el tipo abnegado que por culpa de su dedicación al trabajo ha perdido a su familia; Steve Buscemi, el chalado que no puede faltar en ningún equipo; Michael Clarke Duncan, el negrazo armario empotrado pero de buen corazón; y, finalmente, Owen Wilson, el genio joven y alocado. Pero todavía falta una pieza importante: el segundo al mando. Finalmente el tito Bruce se ve forzado a elegir al mejor después de él: el carapalo de Ben Affleck, aunque no lo pueda ni ver ya que se beneficia a su hija (la tremenda Liv Tyler). A partir de ahí, el despiporre: entrenamiento de dos semanas para el tito y sus titanes en las artes de la astronaútica, fortalezimiento de la relación entre carapalo y Arwen, forja de la bonita y patriótica amistad entre el tito Bruce y el cojito tito Billy Bob Thornton, accidentado viaje hacia el meteorito con incorporación de astronauta ruso (Peter Stormare) y traición a bordo y épico y lacrimógeno climax final en el astro. 150 minutazos de adrenalina pura en vena.


Principales características

Armageddon es el summum de la manera de entender la vida y el cine de estos dos titanes que son Bruickheimer y Bay y, por lo tanto, durante su metraje podemos encontrar: un reparto de lujo, acción adrenalítica, planos circulares alrededor de los personajes acompañados de una épica banda sonora de Trevor Rabin, planos en camara lenta con acompañamiento de tremendas baladas rock, barras y estrellas por todos lados, humor socarrón (como cuando uno de los trozos del meteorito cae sobre un puesto de venta de merchandising de Godzilla o cualquier aparición de un pasado de vueltas Steve Buscemi), frases y dialogos contundentes y cortantes más propios de sloganes publicitarios que de una película, final feliz pero lacrimógeno, heroismo que borda la estupidez, montaje a toda pastilla, rítmo desenfrenado, el tito Bruce persiguiendo con una escopeta a carapalo Affleck en una plataforma petrolífera...


El tercer tiempo

El verano de 1998 se preveía el verano de Godzilla: una película con un presupuesto hiper-mega-multimillonario, dirigida por el director de Independece Day (si, ese peliculón donde Will Smith mata a un alien de un puñetazo y el presidente de los USA es un experto piloto de cazas) y con unos efectos especiales que iban a ser la repera y la remanzana. Se hablaba incluso de que iba a tener más éxito que el tenido el año anterior por Titanic pero al final fue un fiasco de los gordos mientras que Armageddon, con la que nadie contaba, fue un exitazo y se convirtió en la película más taquillera del año.

La razón por la que nadie confiaba en Armageddon era, además de que competía en el tiempo con Godzilla, que solo unos meses antes se había estrenado una película de temática similar (Deep Impact) y que había sido un relativo fracaso. La cinta dirigida por Mimi Leder compartía con la de Bay-Bruickheimer unos efectos especiales muy buenos y un reparto de lujo (Tea Leoni, Morgan Freeman, Robert Duvall, Elijah Wood...) pero mientras que Armageddon era un espectáculo en toda regla, Deep Impact se centraba mucho en el sufrimiento. Mucha gente pasandolo muy mal, no mola. Épica desaforada y show consciente, si mola.

Después del exitazo de Armageddon, Bay y Bruickheimer decidieron que querían más y reunieron el mayor presupuesto de la historia para hacer Perl Harbour, la película que iba a arrasar a Titanic. Pero tanto ansia, tanta megalomanía, tanto mirarse el ombligo terminó con un batacazo de los grandes. Desde entonces nada fue igual y a los amantes de Teruel se les acabo el amor de tanto usarlo (que diría la Rocio Jurado, por cierto, ¿se muere o no se muere?) y decidieron buscarse las habichuelas por su cuenta: Michael se fue a las faldas del tito Steven Spielberg y prepara llevar a Optimus Prime y sus Transformers a la gran pantalla; Jerry se cobijó en Grissom y Disney y sigue amasando dinero a espuertas. Pero que nadie dude que algún día se volveran a reunir y nos volverán a dar uno de esos espectaculos fílmicos bigger than life que solo ellos saben fabricar.

Propaganda

For love. For honour. For humankind.

From the blockbuster-making team who produced and directed The rock comes the biggest movies of the year - Armageddon! Starring the explosive talents of Bruce Willis, Academy award-winners Ben Affleck and Billy Bob Thornton, Liv Tyler, Steve Buscemi and Will Patton, Armageddon is a meteor-storm of action adventure movie making that has you on the edge of your seat forgetting to breathe!

When NASA's executive director Dan Truman (Billy Bob Thornton) realises the Earth has 18 days before it's obliterated by a meteor the size of Texas, he has only one option - land a ragtag team of roughneck oil drillers on the asteroid and drop a nuclear warhead into its core. Spectacular special effects, laugh-out-loud humour, great characters, riveting storytelling and heartfelt emotion make Armageddon an exhilarating thrill ride you'll want to experience like there's no tomorrow.

Próxima entrega: Desaparecido en Combate

Un saludete guap@s.

10 comentarios:

  1. A mí también me parece que, salvo la historia de amor, es una gran película-espectáculo.

    ResponderEliminar
  2. Eres de los mios, colega!!!

    Saludos... y que siga el espectaculo!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:23 p. m.

    Pues mucho, mucho no es que me gustase, pero considero que como film de acción funciona bastante bien.

    A pesar de ello, me parece fantástico que se reivindiquen películas como "Armageddon" aunque sólo sea para contrarrestar los estúpidos delirios de grandeza de la crítica "especializada."

    ResponderEliminar
  4. Ohhh... peron por lo de anónimo, el comentario anterior era mio.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  5. Claro que si. Yo pienso que cualquier película (aunque sea de Uwe Boll o Wes Craven) merece que haya gente que la defienda y reivindique.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Lástima que Liv salga poco...
    Es un poco fallera (la peli) pero funciona un domingo de resaca.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Liv sale bastante más de lo que merecía su personaje, el más flojo para mi gusto.

    Es que mira que con lo buena que esta liarse con el carapalo eses de Benaffleck... muy mal, muy mal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Pedazo de Tema principal en la banda sonora.

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de verte por aqui, amigo Sombragris!!!

    Pd: por supuesto, tienes razón en lo de la canción. Aerosmith no son mis favoritos pero es un temazo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Peliculon en toda regla, vale que la historia roza el absurdo absoluto, pero es de las peliculas mas entretenidas (1º mandamiento del cine: No aburrir) y espectaculares que ha dado el cine, es divertida y tiene las dosis necesarias de heroismo que una pelicula de este tipo necesita.

    Por otro lado destacar, pese a quien le pese, la magnifica direccion de camara de Michael Bay (en la parte de los actores ya no anda tan fino) y la fotografia de la pelicula.

    PD: a mi Pearl Harbor me encanta, un dia de estos tendre que reivindicarla, y yo no diria que fue un fracaso absoluto, 450 millones de $ los hizo.

    ResponderEliminar