2 mar. 2006

Crítica: Domino

DOMINO (Domino, USA 2005)
Director: Tony Scott
Reparto: Keyra Knightley, Mickey Rourke, Edgar Ramírez, Delroy Lindo, Lucy Liu, Christopher Walken, Jaqueline Bisset, Brian Austin Green, Ian Ziering
Guión: Richard Kelly
Duración: 127'


La cosa prometía: un guión de Richard (Donnie Darko) Kelly basado en la historia real de una chica bien de Beberly Hills metida en el turbulento mundo de los cazarrecompensas y dirigido por un tipo del prestigio de Tony Scott con un reparto lleno de estrellas. Prometía pero no cumple. El batacazo de crítica y público en los USA me tenía que haber servido de advertencia.

Al empezar la película se nos avisa de que esta basada más o menos en hechos reales. Cuando avanza nos vamos dando cuenta de que el menos predomina sobre el más y que todo es una fantasmada de tomo y lomo con menos visos de ser real que Kill Bill o cualquier otra peli de Tarantino. Pero el principal problema no es ese sino el director. Las películas de Tony Scott siempre han sido muy aceleradas y con el tiempo cada vez más pero esta vez se ha pasado tres pueblos y a su lado Asesinos Natos es una tranquila película de Won Kar Wai. Tal es la velocidad que durante momentos tienes que desconectar para no entrar en estado catatónico y echar espuma por la boca. Y eso es lo peor que se puede decir de una película. Si a este ritmo infernal le sumamos un montón de insufribles canciones hip-hop, varias escenas totalmente gratuitas que no vienen a cuento (la visita al programa de Jerry Springer, la aparición de Tom Waits...), los constantes autoplagios que se hace el tito Tony y el edulcorado epílogo que hace políticamente incorrecto el de Crash, solo nos puede quedar un peñazo que se hace interminable.

Pero no todo iba a ser malo. La parte positiva la ponen los actores. Keyra esta correcta y guapísima. Mickey Rourke y Edgar Ramírez estan bastante bien como compañeros de Domino. Lucy Liu lo borda como interrogadora del FBI y Christopher Walken como despiadado productor de reality-shows. Delroy Lindo y Jaqueline Bisset también estan bastante bien pero los que se llevan la palma son Brian Austin Green e Ian Ziering haciendo de si mismos y responsables de los momentos más descacharrantes de la función. También entrarían en el apartado positivo algunas escenas como la de la reunión de sexoadictos o la de las novatadas de la hermandad femenina (¿Te has operado la nariz? No. Pues ahora lo vas a necesitar).

En fin, que esperemos que a Tony Scott se le pase esta fase espídica y le salga un The Warriors cojonudo porque con esta Domino me ha defraudado bastante.

Lo mejor: los actores, algunas escenas puntuales
Lo peor: la velocidad, la banda sonora, que es una fantasmada

Nota: 6/10

2 comentarios:

  1. Umm... No sé, estoy deseando verla. Lo que me ha preocupado sobre todo es lo que dices del epílogo.

    ResponderEliminar
  2. Pues si, el epilogo tiene mucho azucar, es totalmente innecesario y no pega con el resto de la película.

    Saludos.

    ResponderEliminar