26 ago. 2005

Crítica: Sin City

SIN CITY (Sin City, USA 2005)
Director: Robert Rodriguez, Frank Miller
Reparto: Bruce Willis, Jessica Alba, Nick Stahl, Mickey Rourke, Elijah Wood, Carla Gugino, Jamie King, Clive Owen, Rosario Dawson, Britanny Murphy, Benicio del Toro, Alexis Bledel, Josh Harnett
Guión: Frank Miller
Duración: 124'


Resumen: Tres historias entrelazadas. En la primera el agente de policía Hartigan (Bruce Willis), que se encuentra en su último día de servicio, decide salvar a una niña de las garras del sádico Roark (Nick Stahl). En la segunda, la novia de Marv (Mickey Rourke) ha muerto y la policia cree que él ha sido el asesino pero él sabe que le han tendido una trampa y va a averiguar quien lo ha hecho. En la tercera, Dwight (Clive Owen) sigue a Jacky Boy (Del Toro), antiguo novio de su novia Shelly (Britanny Murphy), que se dirige al peligroso barrio de OldTown, donde Gail (Rosario Dawson) impone su ley.

Opinión: Sin City es un gran tour de force en el que Robert Rodriguez nos quiere demostrar que un comic se puede trasladar de las viñetas al celuloide sin perder nada en el camino. Y lo consigue ya que no se puede hablar de que Sin City sea una adaptación de un comic sino que se trata de un comic que podemos disfrutar (y mucho) en la pantalla.

De las tres historias que forman Sin City solo me había leido una: El duro adios, la que protagonizan Bruce Willis y Jessica Alba y puedo dar fe de que la fidelidad es absoluta. Para ello, Rodriguez usa toda la tecnología que esta a su alcance y de esta manera más de 1500 efectos digitales (algunos un poco cutres y que hubieran cantado un montón en otra película más convencional) pueblan las dos horas de película. Sin este despliegue hubiera sido imposible realizar la película... o por lo menos realizarla de esta fiel manera.

Pero el despliegue visual no es lo único digno de elogio que tiene Sin City. Los actores estan sensacionales y perfectamente caracterizados y mimetizados en sus personajes. A mi me impacto sobremanera Mickey Rourke pero sin olvidarme de Bruce Willis, Clive Owen o un inquietante Elijah Wood en un papel sin frase. De las chicas hablo aparte porque Sin City es un auténtico festival. Increiblemente en una ciudad oscura y corrupta y donde los tios son más feos que una factura, todas las chicas sin excepción son guapísimas (sobretodo Rosario Dawson en plan dominatrix y Carla Gugino) a la par que letales y todas las actrices bordan sus complicados y ligeros de ropa papeles.

En fin, un espectaculo en blanco, negro, rojo y amarillo, que nos demuestra a todos que todavía se puede innovar en esto del cine.

Curiosidades: Quentin Tarantino dirigió una escena (concretamente aquella en la que Clive Owen se imagina que un Benicio del Toro muerto le habla y se ríe de él) y por eso aparece en los titulos de crédito como "Special Guest Director". Frank Miller, aparte de ser guionista y co-director, interpreta a un sacerdote al que se carga Marv.

Lo mejor: que es un comic, los actores, los colores.
Lo peor: se hace un poco larga, algunos efectos son un poco cutres.

Puntuación: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario