29 ago. 2005

Crónica: Cádiz - Real Madrid (J1)

Cádiz 1 - Real Madrid 2
Cádiz:
Armando; Varela, Abraham Paz, De Quintana, Rául López; Suárez (Benjamín, 65'), Fleurquin, Enrique (Estoyanoff, 65'), Jonathan Sesma; Pavoni, Oli (Medina, 78').
Real Madrid: Casillas; Michel Salgado, Helguera, Pavón, Roberto Carlos; Gravesen (Robinho, 65'), Beckham, Zidane, Baptista; Rául, Ronaldo.
Goles: 0-1: Ronaldo, 4'; 1-1: Pavoni, 62; 1-2: Rául, 85'.

Mal juego y buen resultado en el arranque liguero del Real Madrid en la reentre en Primera del Cádiz 13 años despues. Los blancos estuvieron apáticos y errantes durante gran parte del partido, como si estuvieran pensando que el tempranero (y magnífico) gol de Ronaldo iba a bastar para llevarse la victoria. Nada más lejos de la realidad. El Cádiz, llevado en volandas por su fantástica afición, se fue acercando poco a poco a la meta de Casillas y creando cada vez más peligro hasta, que al inicio de la segunda mitad, Pavoni cogió de volea un rechace en el area chica y empató el encuentro. Entonces fue cuando Luxemburgo sacó a Robinho y el partido cambió radicalmente.

Robinho demostró en los escasos 20 minutos que estuvo en juego que tiene algo especial. No es muy normal que un chaval de 20 años, que solo lleva dos días en España y un entrenamiento con sus compañeros, salga en mitad de un partido que pinta muy mal para su equipo y que convierta el primer balón que toca en un fantástico sombrero sobre un leñero reconocido como Fleurquin. Eso solo lo hacen los grandes y Robinho lo es. Además, el pequeño jugador brasileño también nos deleito con su jugada favorita y por partida doble: su vertiginosa bicicleta o pedalada, imposible de defender por los rivales. La sabia afición amarilla terminó el partido ovacionando al brasileño, toda una señal del espectaculo que ofreció mientras estuvo sobre el campo.

Con Robinho en el campo (y el nefasto Gravesen fuera de él, todo hay que decirlo) el partido cambio y el Madrid puso la directa hacia el gol, un gol que llegó despues de una gran jugada entre Beckham, Robinho, Ronaldo y Rául en los últimos minutos de juego y que sentenciaba el partido.

Pero el magnífico debut con la camiseta blanca de Robinho no debe ocultar que el Madrid tiene muchos problemas y que debe resolverlos rapidamente: Baptista esta perdido tan lejos de la portería y tan escorado a la banda; Gravesen es un mediocentro nefasto; la pareja Helguera-Pavón hace aguas muchas veces; Zidane esta muy cascado; Rául sigue sin volver a su mejor nivel.... Mucho por mejorar, sin duda, aunque si se pulen estos defectos mientras se siguen ganando partidos (y con el tridente Casillas-Robinho-Ronaldo se pueden ganar muchos) pues mejor que mejor.

Lo mejor: Robinho, Ronaldo, la afición del Cádiz.
Lo peor: Gravesen, la parsimonia del juego del Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario