13 nov. 2019

Watchmen. 1x04. If You Don't Like My Story, Write Your Own


Warning! Achtung! ¡Cuidado! Spoilers que te dejarán tan traumatizado que te darán ganas de disfrazarte y luchar contra el crimen

Primer vistazo

Estamos casi a mitad de camino y este 1x04 (de nuevo de título tan dolorosamente largo como de costumbre y que, por tanto, paso de volver a escribir), sin ser tan redondo como el de la semana anterior, si que nos da pistas de la gran conspiración que se cierne (y hasta nos da su fecha), nos presenta a un nuevo personaje tan estrafalario como era de esperar, nos deja una buena retahíla de momentos WTF y unos estupendos tomas y dacas entre Jean Smart y Regina King, que amenazan en convertir 'Watchmen' en una buddy series como les dejen un poco más de cuerda. Y ahora, ¡al turrón!

Al detalle

- Capítulo dirigido por Andrij Parekh, prestigioso director de filmografía haciendo sus primeros pinitos en la silla de director. A los lápices, junto al jefazo Lindelof, está Christal Henry, guionista afroamericana con créditos en las poco inspiradas 'Imborrable' y 'APB' como logros más destacados.

- Empezamos con la presentación de Lady Trieu. La trillonaria (por lo menos en los estándares usamericanos, que son distintos a los del resto del mundo) llega en mitad de la noche a una humilde granja en las afueras de Tulsa para intentar comprar la propiedad a una pareja a cambio de una jugosa oferta: 5 millones de dólares y un bebé que ella ha tenido a bien crear de motu proprio con el ADN de los padres que años antes habían dado en una clínica de fertilidad de su propiedad.

- Los Clark, que así se apellidan los dueños de la granja, sólo tienen 3 minutos para pensarse la oferta. ¿A qué viene tanta prisa? Lo descubrimos pronto: un meteorito cae a escasos metros de la granja y Lady Trieu no va a reparar en gastos para que sea suyo.

- ¿Qué es dicho meteorito? ¿Un meteorito de verdad? ¿Ozymandias volviendo a la Tierra después de escapar de su cárcel (marciana o no)? El Doctor Manhattan, que puede teletransportarse, fijo que no.  



- Referencia comiquera #1: la señora Clark está leyendo un libro llamado 'Fogdancing' de Max Shea, un autor ficticio que escribió el cómic 'Relatos del Navío Negro' y que murió en la instalación de Veidt en la Antártida en 1985.

- Pasamos a Angela, que limpia a conciencia la pastelería para borrar los rastros del desaparecido Will Reeves y después decide ponerse el traje de Sister Night y allanar el Centro Cultural para obtener su árbol genealógico, que se ve que no lo puede hacer por la mañana cuando esté abierto.

- Ojo al árbol genealógico: la máquina te da una bellota que llevas hasta una maceta gigante y allí surge un holograma con tu árbol con todas sus ramas, hojas y demás. No tendrán internet ni smartphones en este mundo alternativo pero tienen una tecnología muy chula, ¿qué no?

 - Un ruido fuera la sobresalta y cuando sale se encuentra al final del capítulo anterior: Laurie partiéndose la caja con su coche (de Angela, no de Laurie) destrozado delante de ella. "¿Este es tu coche? Ha caído del cielo". Angela es menos concienzuda con el reaparecido vehículo que con la pastelería y llama a la grúa antes de limpiarlo... de huellas de Reeves, porque el sospechoso bote de pastillas si que lo coge.

- Claro, a la mañana siguiente Laurie, que se ha apalancado en el despacho de Crawford, ya tiene las huellas de Will, ya que este fue policía en Nueva York en los 40 y 50 y están en el sistema [1]. Además tiene una pista: Trieu tiene drones enormes. A ver si alguno se extravió las dos noches anteriores.



- En el camino hacia el Millenium Clock tenemos una interesante conversación motorizada entre Laurie y Angela (con el agente Dale Petey como convidado de piedra) sobre lo que te lleva a ponerte una máscara. Laurie aboga por el trauma. Angela opina que es mera protección. "Para protegerse del trauma".

- Por si quedaba alguna duda, Petey relata los antecedentes familiares de Laurie: es la hija de El Comediante y Espectro de Seda. El primero intentó violar a la segunda. Buen trauma, desde luego.

- Referencia comiquera #2: mientras se produce la conversación suena el 'You're My Thrill' de Billie Holiday, misma canción que suena en el cómic cuando Espectro de Seda II y Buho Nocturno II vuelven a la acción y rescatan a la gente del incendio. Pasan los años pero Laurie parece que sigue jugando a dos bandas.



- En el hangar del Millenium Clock les espera Bian, la ¿hija? de Lady Trieu, que las lleva con su madre a una estancia con microclima vietnamita y una estatua de un viejo Ozymandias. Húmeda pero acogedora.

- Lady Trieu y Angela mantienen una conversación en vietnamita en la que confirmamos que la trillonaria y el abuelo de Angela están en el mismo bando. ¿Y cual es ese bando? No adelantemos acontecimientos.

- Por cierto, el nombre de Lady Trieu no parece casual: es una heroína legendaria vietnamita. La interprete, Hong Chau, es de origen vietnamita también.

- Bian, la ¿hija? ¿clon? de Lady Trieu, es la chica que compraba toda la prensa en el kiosko en el capítulo 2.

- Looking Glass vive en un bunker y saca fotos a los calamares "interdimensionales" antes de que se desintegren. No es que sea muy sorprendente, la verdad.

- La escena más bizarra (de momento) del capítulo se produce cuando Sister Night va a desembarazarse de la silla de ruedas de Will Reeves y se da cuenta de que la vigila un tipo alto, delgado y totalmente envuelto en lycra de arriba a abajo. Entonces persecución al ritmo electrónico de Reznor y Ross con desenlace inesperado: el tipo se rocía de aceite, se tira al suelo, resbala y se mete por una alcantarilla.

- Grimaman lo llamo yo aunque en USA los Teóricos de Reddit ya lo han bautizado como Loober Man. Con la connivencia del propio Lindelof incluso.



- ¿Puede ser el agente Petey? Estaría bien pero no lo creo.

- Vayamos ya por fin a 'Las Locas Aventuras del Viejo y Loco Ozymandias', esta semana más locas que nunca. Vemos al bueno de Adrian Veidt pescando de noche con una barca en una especie de lago. No pesca truchas ni salmonetes, no, se trata de fetos humanos vivitos y coleando.

- Coge dos, va a una instalación cercana, los mete en una especie de horno, lo pone a todo trapo durante un minuto y, et voilá, tenemos unos nuevos Mr. Phillips y Ms. Crookshanks calentitos, calentitos. Llamaremos a este artefacto del demonio el Horno Clon a partir de ahora.

- De vuelta al castillo nos damos cuenta de dos cosas: es el cuarto aniversario de la estancia de Veidt en aquel sitio estrafalario (como era de esperar) y todos los demás clones han sido vilmente asesinados. La escena es dantesca.

- No lo es menos la siguiente donde volvemos a estar al aire libre y tenemos a Veidt, ayudado por sus nuevos minions, catapultando a su ex-esbirros en busca de la trayectoria ideal para escapar de su Cárcel de Oro. Para mear y no echar gota.

- Las transiciones para ir a lo de Ozymandias y volver a Tulsa son gloriosas, todo hay que decirlo.

- De vuelta a Tulsa tenemos al matrimonio Abar intentando tener una riña pero no les sale bien. Lo más destacable es que Ateo Cal, antes de que llegue Angela, está leyendo 'Todo se derrumba'. Recuerdo haber leído ese libro, todo un clásico de la literatura africana, siendo un chaval gracias a una colección del recientemente difunto Círculo de Lectores. Me impactó profundamente.

- Un dato (y un spoiler) de 'Todo se derrumba': al final el prota muere ahorcado. Aquí no se da puntada sin hilo.

- Otro dato: el título del capítulo, 'If You Don't Like My Story, Write Your Own', es una frase del mismo libro.

- Ah, mejor anotar lo del accidente de Cal para ver si en próximos capítulos se desarrolla la cosa.



- Y ya sí, llegamos al final con otra conversación, esta vez en el Jardín Vietnamita del Millenium Clock entre Lady Trieu y Will Reeves. Aquella le reprocha a este haber mezclado a su familia en el asunto que se traen entre manos. Este le contesta que no se preocupe, que está 100% implicado y que en tres días se sabrá todo.

- ¿Qué pasará en tres días? ¿Qué traman estos dos? ¿Qué tiene que ver el 7K? ¿Y Veidt? ¿De verdad hay que esperar otros siete días?

- Lady Trieu no parece una madre demasiado atenta y cariñosa, ¿no?

- Will parece menos viejo y puede andar. Lo de un personaje en silla de ruedas echándose a andar en una serie de Lindelof es una referencia tan obvia que ni siquiera voy a hacer el esfuerzo.


La frase

Aunque sea vuestro amo no soy, ni mucho menos, vuestro creador.

Adrian Veidt, aka Ozymandias


Pd1: todas las pantallas de la app HBO Extras durante el capítulo de esta semana. Mucha información bastante apetecible.

Pd2: el amigo Lindelof ha empezado, junto a Craig Mazin, el creador de 'Chernobyl', un podcast sobre 'Watchmen' con cadencia de cada tres capítulos. Muy interesante si tienes el oído hecho al idioma de Shakespeare.



Pd3: esta semana la Peteypedia no viene muy cargada pero trae contenido de indudable interés para cualquier diseñador industrial que se precie: los planos del azulísimo vibrador de Laurie Blake. Excalibur se llama el bicho. Sin guasa apenas.


Pd4: Will, Laurie, el senador Keene... Angela guarda peor su identidad secreta que el Spider-Man del MCU.


Un saludete, guap@s.

-------------------------------------------------------------------

[1] Misma época y mismo lugar que los Minutemen. A ver si la teoría de que es Justicia Encapuchada va a ser cierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario