3 dic. 2014

Series 2014/15: Gotham


Texto libre de spoilers (y de calidad literaria)

Ahora que está de parón invernal puede ser un buen momento para hablar de Gotham, una de las series más esperadas de la temporada y de la que ya han transcurrido diez capítulos... y está vez podemos afirmar que el hype no era excesivamente exagerado y si bien no se trata de la mejor serie de la historia si que es un policiaco más que estimable y con algunos descubrimientos interesantes.

Lo primero que hay que dejar bien claro es que no se trata de una serie de superhéroes al uso sino de un policiaco, de los de "caso de la semana" de toda la vida, ambientado en la ciudad de Batman años antes del Hombre Murciélago. A pesar de ser bastante coral, el protagonista es Jim Gordon, recién llegado a la ciudad y teniendo que enfrentarse a toda la corrupción que la asola [1]. Su primer caso resulta ser el del asesinato de los Wayne. Un asesinato del que la único testigo (además del joven Bruce) resulta ser La Niña Perdida Selina Kyle y que está muy relacionado con la guerra de bandas entre los capos Falcone y Maroni. Todo un panorama, desde luego.



Pero a pesar de que Gordon sea el eje central, el que termina haciéndose con la acción y nuestra empatía es Oswald Cobblepot. La genial elección de casting y el cariño que demuestran los guionistas por el personaje convierte al Pingüino de esta Gotham en uno de los grandes descubrimientos de los últimos tiempos seriéfilos. Además vemos pasar por delante de la pantalla al joven Bruce Wayne y su criado mayordomo Alfred Pennyworth, Enigma (como un apocado y siniestro técnico del laboratorio policial), Hiedra Venenosa o Harvey Dent... y los que quedan.

Es cierto que tiene la irregularidad inherente a buena parte de las series de tipo procedimental, que a Jada Pinkett-Smith hay que darle unos cuantos valiums para que se tranquilice y que el personaje de Barbara Gordon (bueno, no todavía Gordon) es muy soso y poco aprovechado y que el cliffhanger de esta mid-season finale es poco potente. Sí, todo esto es cierto pero la buena química entre Gordon y Bullock, el ya mentado Pingüino, todos los continuos guiños a los fans, un humor bastante negro y alguno de los villanos (esa super-desagradable Lili Taylor del 1x02, por ejemplo) son motivos suficientes para darle a Gotham una oportunidad.


En temas de audiencia ni lo está rompiendo ni está siendo un fracaso por lo que la renovación es factible (sobre todo siendo de la Fox) para la serie creada por Bruno Heller (Roma, El Mentalista). Veremos a ver.

Un saludete, guap@s.

----------------------------------------------------

[1] Corrupción que lo mismo le resulta muy escandalosa a un yankee pero que es pecata minuta en muchos casos al lado de lo que vivimos habitualmente en la ponzoñosa España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario