5 may. 2010

Reseña: Legión

LEGIÓN (Legion, USA 2010)
Director: Scott Stewart
Reparto: Paul Bettany, Dennis Quaid, Kate Walsh, Lucas Black, Adrianne Palicki, Tyrese Gibson, Charles S. Dutton, Kevin Durand
Guión: Scott Stewart, Peter Schink
Duración: 100'


¡Cuidado! Warning! Achtung! Posibles spoilers en el espacio aéreo

Hay unos pocos colores primarios y, a partir de ellos, se consigue una gama de tonalidades casi infinita. Con las historias pasa lo mismo: hay unas pocas historias canónicas y mezclándolas y aportando pequeñas variaciones se consiguen sacar todas las demás.

Legión coge, por un lado, la típica historia de un pequeño grupo de gente haciéndose fuerte en un lugar cerrado que es atacado desde fuera por una horda muy superior en número (Río Bravo, Asalto a la Comisaría 13, Amanecer de los Muertos, La Niebla...). Por el otro lado tenemos la historia de un extraño tipo que viene de un lugar muy lejano para proteger a una mujer que está a punto de dar a luz (Terminator, Babylon AD...). Los guionistas de Legión mezclan ambas historias y le introducen una pequeña variación: ángeles.

Y es precisamente esto, que los ángeles (y, por ende, Dios) sean los malos de la historia, el punto fuerte de la película junto a las buenas interpretaciones de casi todos los actores (es lo que tiene contratar buenos actores, que sacan petróleo de personajes esquemáticos y arquetípicos), unos efectos más que dignos para ser una serie b y un par de escenas bastante inquietantes protagonizadas por una anciana y un niño respectivamente.

Por el lado negativo está, por encima de todo, un guión que no tiene ni pies ni cabeza realmente. ¿Por qué el Arcángel Miguel baja a la Tierra como humano en vez de hacerlo como ángel? ¿Por qué es tan importante el niño de Charlie? ¿Es Cristo? ¿Es el Anticristo? ¿Los sueños de Jeep tienen algo que ver con la historia? ¿Y el pasado de Kyle? Ninguna de estas preguntas (y otras muchas) tiene respuesta en un guión que simplemente va hacia delante sin el más mínimo atisbo de lógica. También en el aspecto negativo podemos meter uno de los mayores fallos de raccord que he visto nunca: ahora hay un centenar de coches abandonados delante del restaurante, ahora no hay ninguno, ahora vuelven a aparecer todos.

Por suerte, si uno no es muy quisquilloso con los flecos sueltos del guión y con los fallos de raccord la película resulta bastante divertida, a lo que contribuye que apenas dure hora y media.

Trailer:



Puntuación: 6.5 / 10

Un saludete guap@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario