3 sept. 2009

Reseña: Enemigos Públicos

ENEMIGOS PÚBLICOS (Public Enemies, USA 2009)
Director: Michael Mann
Guión: Roman Bennett, Ann Biderman, Michael Mann
Reparto: Johnny Depp, Christian Bale, Marion Cotillard, Billy Crudup, Stephen Dorff, Rory Cochrane, Giovanni Ribisi, Leelee Sobieski
Duración: 140'

Enemigos Públicos

Tras los felices años 20 llegaron los duros años 30. Debido a La Gran Recesión provocada por el crack del 29 mucha gente se quedó en la ruina y, gracias a la Ley Seca, ni siquiera podían ahogar sus penas con una copa. Cualquiera que se saltara las normas y luchara contra el poder establecido era vitoreado como un héroe por el populacho. Y John Dillinger, carismático ladrón de bancos afincado en Chicago, era el preferido del pueblo. Pronto el FBI del inefable J. Edgar Hoover lo convirtió en el enemigo público número 1 y creó una unidad especial destinada a capturarle. Al mando de esta unidad estaba el serio y metódico agente Melvin Purvis, aún a día de hoy el agente del FBI con un mayor número de detenciones a pesar de haber servido apenas 10 años.

Enémigos Públicos, la nueva película de Michael Mann con Johnny Depp y Christian Bale de protagonistas, cuenta la caza y captura de Dillinger y sus compinches por parte de Purvis en el Chicago de los años 30. Una gran historia americana contada por uno de los mejores directores de la actualidad. Todo olía a obra maestra... lamentablemente, y siendo una buena película, no ha sido así.

La ambientación es espectacular, las escenas de acción son tan poderosas como suelen ser habitual en el cine de Mann (la huida de la carcel inicial o la persecución en el bosque son brutales, por ejemplo) y los actores están muy bien (incluidos los numerosos secundarios). Sin embargo la cinta hace aguas en temas de guión: la historia es demasiado simple y se hace aburrida en varias fases, sobretodo en lo que refiere a la subtrama amorosa entre Dillinger y Billie. Además, el tratamiento es demasiado alejado y condescendiente, reflejando cierta frialdad.

En definitiva, una buena película a la que, con los mimbres con que contaba (director, actores, historia real), se le podía haber pedido mucho más.

Lo mejor: el inicio, los actores, la persecución en el bosque
Lo peor: la subtrama romántica, es aburrida a ratos, el final

Nota: 7,5 / 10

Pd: ¡biopic para J. Edgar Hoover ya! En manos de un Scorsese, un Tarantino o el propio Mann de sus mejores obras sería la gran película americana.

Un saludete guap@s.

7 comentarios:

  1. Mejor que ese hipotético biopic se lo den a David Fincher :P

    Por cierto, aunque la ambientación es realmente muy buena... no crees que queda un poco empequeñecida por la fotorafía que usan?

    ResponderEliminar
  2. A mí me convenció la historia amorosa y sobre todo la interpretación de Marion Cotillard y ese hilo conductor a traves de la canción Bye bye Blackbird.
    Para mí Michael Mann hace una buena dirección, pero está claro que era una película sobre Dillinger.

    ResponderEliminar
  3. freddyvoorhees: no se, a mi la fotografía si que me gustó, es diferente pero mola

    satrian: la Cotillard está muy bien pero ya digo que esa subtrama me pareció bastante coñazo... y dudo mucho que en la realidad fuera asi...

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo en todo :)
    Besitos...

    ResponderEliminar
  5. Ni la relación, ni la escena final del cine, ni la forma en que se le revela su destino final y como lo acepta, son un enfoque teatral de la historia, pero a mí me gustaron.

    ResponderEliminar
  6. estrella: es que somos sabios!!!

    satrian: ya, era un simple apunte, no soy un talibán del ajustarse a la realidad jejejeje

    Saludetes!!!

    ResponderEliminar
  7. Quizás la endulza demasiado en el apartado de la pareja protagonista y la hace demasiado épica por la parte que le toca al final de Dillinger.

    ResponderEliminar