23 dic. 2013

Reseña: El Hobbit: La desolación de Smaug

THE HOBBIT: THE DESOLATION OF SMAUG (El Hobbit: La desolación de Smaug, USA 2013)
Director: Peter Jackson
Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Orlando Bloom, Evangeline Lilly, Luke Evans, Sylvester McCoy, Stephen Fry, Benedict Cumberbatch
Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro
Duración: 161'
 
 
Un año después de Un viaje inesperado volvemos a la Tierra Media con La desolación de Smaug, cinta de dos horas y media... que apenas cubre unas 30 o 40 páginas de El Hobbit. Peter Jackson se explaya donde Tolkien sólo daba pinceladas y la verdad es que consigue crear un espectáculo cinematográfico de primer orden y una película mejor que su predecesora, que no dejaba de ser una mera introducción.
 
El neozelandés nos vuelve a dejar con la boca abierta en muchas fases de la película y en particular con la presentación de Smaug [1] y todo lo que acontece en los túneles y salones de Erebor. Por cierto, el ladino de Smaug creo que no me arriesgo mucho si digo que es el dragón más impresionante que hemos visto en una pantalla. Pero además es que la película tiene mucho mejor ritmo y la acción es fantástica e imaginativa.

En el plano actoral Martin Freeman vuelve a estar en su salsa como Bilbo (una nominación rica para él, porfaplis), Richard Armitage sigue derrochando carisma como Thorin, Orlando Bloom está sorprendentemente bien como un Legolas mucho más deshumanizado que el que vimos en ESDLA y los nuevos, para los que esta vez Jackson ha recurrido a actores bastante famosos, cumplen de sobra, tanto Stephen Fry como Evangeline Lilly como, sobre todo, el gran Luke Evans. Ian McKellen tiene mucha menos presencia pero Gandalf el Gris volverá por sus fueros en Partida y Regreso.

En el apartado musical Howard Shore sigue cumpliendo como siempre mientras que el humor socarrón made in Tolkien sigue muy presente (genial cuando Gloin le enseña el retrato de Gimli a Legolas o este último dando una nueva exhibición arqueril saltando de enano en enano) e incluso Jackson se presta a ello haciendo una aparición estelar al principio de la película en el flashback ambientado en El Pony Pisador.

En cuanto al tema visual, esta vez si que fui a verla en 3D y HFR y la verdad es que es otro rollo. No le veo mucho futuro a esta tecnología fuera de este tipo de mega-producciones pero lo cierto es que la sensación de estar dentro de la historia es brutal.

En definitiva, que siempre mola volver a la Tierra Media y más si es con un entretenimiento tan top como esta La desolación de Smaug pero eso si, el mamonazo de Jackson corta en un momento que, la gente que no conozca la historia no se como lo va a hacer para aguantar un año entero hasta conocer el desenlace.

Nota: 9 / 10

Un saludete, guap@s.

------------------------------------------------------------------------

[1] Como sacrifiqué VOSE por plena experiencia tecnológica, no pude escuchar a Benedict Cumberbatch. El doblaje no está mal pero estoy por ir a verla en VOSE sólo para eso, fíjate.

2 comentarios:

  1. Jackson mejora con respecto a la anterior entrega, pero tan buenas críticas despertaron mucho hype y tal vez eso hizo que me llevase una pequeña decepción, no está a la altura de la saga de ESDLA, pero sí es una gran película de aventuras de lo más entretenida, lo que no está nada mal.

    Pd: Evangeline Lilly tiene que hacer más cine.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que como trilogía El Hobbit no va a estar a la misma altura que ESDLA, era imposible, pero esta entrega en particular está muy, muy bien

      Saludetes :)

      Eliminar