29 abr. 2013

Iron Man 3

IRON MAN 3 (Iron Man 3, USA 2013)
Director: Shane Black
Reparto: Robert Downey Jr, Gwyneth Paltrow, Guy Pearce, Don Cheadle, Ben Kingsley, Rebecca Hall, James Badge Dale, Jon Favreau 
Guión: Shane Black
Duración: 130'


¡Cuidadio! Warning! Achtung! Spoilers duros como el metal

Marvel Studios empieza la Fase 2 de sus Vengadores con la tercera entrega protagonizada por el Tony Stark / Iron Man de Robert Downey Jr. Esta vez Jon Favreu deja la silla de director y se centra sólo en la producción (bueno, y en volver a interpretar al bufonesco guardaespaldas Happy Horgan) dejando las tareas de dirección (y guión) en manos de Shane Black, básicamente el inventor del cine de acción contemporáneo y uno de los guionistas que más pasta le ha sacado a los estudios de Hollywood en los últimos 25 años. Black consigue que esta Iron Man 3 sea una película endiabladamente entretenida que termina fallando en lo que uno menos se podía esperar.

Estamos ante una película con grandes set-pieces de acción (aunque es cierto que una batalla final en un petrolero no es el culmen de la originalidad), con mucho humor, tanto de guante blanco como más macarra y con un ritmo de la narración muy correcto, consiguiendo que las dos horas y diez minutos de película no se hagan nada pesados. Además Downey Jr. está más en forma que nunca.. y esta vez no está tan sólo como en las dos entregas anteriores (en especial Don Cheadle y Gwyneth Paltrow esta vez si se ganan el jugoso cheque que cobraron).

El problema viene, sorprendentemente, en el guión. Si, Shane Black mete muchas de sus trademarks (el niño que hace despertar al héroe, los villanos y esbirros de rasgos cartoonianos y/o deformados, los diálogos chispeantes, las fanfarronadas de la estrella de la función) y esto mola. Además tenemos muchos guiños a Los Vengadores y a lo que sucedió en Nueva York y esto mola también. Sin embargo la historia es muuuuuuy predecible, se parece demasiado a la de las dos anteriores [1] y se toman algunas decisiones que, por lo menos, se pueden tachar de muy discutibles.

La primera es la de convertir al Mandarín, la nemesis más reconocible del Stark de California (el equivalente a los Lannister para sus primos de Invernalia), en apenas un alfeñique, un paripé. El segundo es superponer a Tony Stark por encima de Iron Man incluso en la batalla final. Y finalmente el tercero es que, después de ser clave en las dos primeras partes (y en los ataques de sus enemigos), el corazón magnético de Stark pase a ser algo secundario y que, incluso, resulta que se puede remover de su pecho con una simple operación y, por lo tanto, que el tito Tony puede volver a ser alguien "normal". 

Pero a pesar de estos temas espinosos, Iron Man 3 es un blockbusters de esos con los que no te arrepientes de gastarte el dinero. Y es que no puede ser de otra manera con una peli que empieza con el Blue de Eiffel 65 sonando a toda pastilla, en la que se celebra un gol del Liverpool al Chelsea [2], en la que tenemos la mejor escena de salto desde Le Llaman Bodhi y en la que Gwyneth Paltrow y Rebecca Hall se cuentan intimidades sentaditas en la cama. Eso es así.

Pd1: en la escena post-créditos tenemos a Bruce Banner... básicamente porque Mark Ruffalo pasaba por allí. Simpática pero no aporta nada.

Pd2: el 3D, como viene siendo habitual, no aporta nada extra que merezca especialmente la pena.

Nota: 7.5 /10

Un saludete, guapos

-----------------------------------------------------------

[1] El villano resulta ser  el empresa(u)rio codicioso en vez del tipo en mallas y disfrazado y Tony Stark debe vencer a sus demonios antes de poder derrotarlo.

[2] Uno de Agger en una victoria de la temporada pasada, para ser exactos.

1 comentario:

  1. A mí tampoco me hizo mucha gracia que el Mandarín se quedase en eso. En el universo Marvel el Mandarín es comparable al Ras-Al Ghul del universo DC: un enemigo en la sombra, rodeado de espías y sirvientes leales.
    Por lo demás, película correcta y, al menos, divertida.
    Por cierto, acabo de ver en IMDb la ficha de la adaptación americana de "Death Note", marcada como "en desarrollo", y con Shane Black en la dirección...
    Un saludo con mostachones.

    ResponderEliminar