2 jul. 2012

Tres de tres

 
Lo reconozco, después de disfrutar en el Mundial de hace dos años, me decepcioné mucho con la selección: se instaló en un estilo de juego muy, muy conservador [1] y en una languidez que llevó a derrotas duras como contra Argentina y Portugal o partidos salvados por los pelos contra selecciones de muy bajo nivel como Costa Rica o Escocia.

Esta sensación de desapego se ha mantenido durante gran parte de esta Eurocopa. Salvo los primeros veinte minutos contra Francia en cuartos, el resto del torneo se había caracterizado por el mismo juego cansino y conservador y por ir pasando rondas casi sin quererlo [2]. El culmen fue el horroroso partido de semis contra Portugal: ni un sólo tiro en 90 minutos de partido.

Los penalties nos metieron en la final de potra y ahí sucedió el milagro: los mismos tipos que languidecían en partidos anteriores [3] se dieron cuenta de lo que estaban haciendo y en la final, contra una Italia que había hecho una gran Eurocopa, resucitaron. A tope desde el minuto 1 al 90, sin descanso, con un juego vertical y eléctrico, creando más ocasiones en 90 minutos que en los últimos 24 meses. Un 4 a 0 para la leyenda ya que convierte a la selección española en la primera selección en conseguir tres títulos internacionales consecutivos [4].

Desde luego un éxito deportivo nunca va a poder enmascarar la espantosa situación económica, política, social y moral que asola nuestro país pero lo cierto es que por unas horas, unos días quizás, será menos dolorosa y se podrá llevar un poco mejor.

Pd1: en 6 años un mundial y dos europeos en fútbol y basket, no está mal, no.

Pd2: la cosa se sobrellevaría también un poco mejor si los jugadores declararan las (merecidas) primas que van a recibir en España en vez de en Polonia, desde luego.

Pd3: la foto está cogida de AS, by the way.

Un saludete guap@s.

-----------------------------------------------------------------

[1] Influenciado por el guardiolismo de las tardes malas y dejando muy atrás el dinamismo de aquella fantástica Eurocopa de Austria y Suiza.

[2] Oye, cosa que tampoco está tan mal para un país acostumbrado a caer en cuartos o antes durante tanto tiempo.

[3] Y cuando digo los mismos, son los mismos ya que Del Bosque, salvo en el puesto de delantero donde se turnaron Negredo, Torres y Cesc, ha utilizado en toda la competición a los mismos hombres de titulares. 

[4] Si olvidamos el Mundialito de 2009, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario