24 may. 2011

Al rico blockbuster 2011: Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas

PIRATAS DEL CARIBE: EN MAREAS MISTERIOSAS (Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides, USA 2011)
Director: Rob Marshall
Reparto: Johnny Depp, Penélope Cruz, Geoffrey Rush, Ian McShane, Kevin McNally, Stephen Graham, Óscar Jaenada, Sam Claffin, Ástrid Bergés-Frisbey
Guión: Ted Elliot, Terry Rossio
Duración: 137'

pirates_of_the_caribbean_on_stranger_tides

En 2003 Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra se convirtió en el más sorpredente (y uno de las más éxitosos) blockbuster en mucho tiempo. Nada hacía presagiar que una película de piratas basada en una atracción de Disneyland podría recaudar más de 600 millones de dólares en todo el mundo... pero lo hizo. Y claro, con el éxito llegaron las secuelas que cometieron el mismo error que un par de años antes cometieron los Wachowski con las de Matrix: hacerlo todo más grande y (mucho) más embarullado.

Tanto El Cofre del Hombre Muerto como En el Fin del Mundo fueron, sin embargo, de nuevo grandes éxitos pero nada presagiaba que pudiera haber una cuarta parte y más cuando Keira Knightley, Orlando Bloom y el director Gore Verbinski se bajaron del carro tras la tercera entrega. Pero entonces el tito Jerry Bruckheimer, en plan Florentino Pérez y los balones de oro, se puso, billetera por delante, a contratar oscars: el director Rob Marshall y nuestra paisana Penélope Cruz [1]. Unos nombres bastante extraños y poco halagüeños a priori para este tipo de cine de aventuras. Sin embargo este PdCIV (me váis a permitir la abreviatura) es una correcta y entretenida vuelta a la senda de la primera entrega.

Es decir, una historia sencilla (que coge título, excusa argumental y algunos personajes de la sensacional novela En Costas Extrañas de Tim Powers [2]) y sin muchas pretensiones plagada de humor, acción, fantasía (¡zombies! ¡sirenas! ¡la Fuente de la Juventud!), pequeñas dosis de romance y, claro, (el capitán) Jack Sparrow, quizás el personaje cinematográfico más popular parido por este siglo XXI.

Marshall sorprende al dotar de buen ritmo a la peli y darle bastante brío a (casi todas) las escenas de acción, Zimmer vuelve a bordarlo en la banda sonora, Depp y Rush se lo pasan pipa una vez más en sus pieles piratas, McShane acojona mucho como el malvado Barbanegra y Penélope Cruz cumple de sobra... lo poco que sale. Y es que la de Alcobendas estaba embarazada durante el rodaje y muchas de sus escenas las hizo su hermana Mónica Cruz [3]. Y se parecen mucho pero no son gemelas por lo que el cambio se nota bastante.

En la parte negativa está la innecesaria subtrama de romance y un final demasiado cantoso en su plan de servir de enlace a una quinta parte [4]. Además hay unas cuantas incongruencias en el guión que se lo achaco a las reiteradas reescrituras que sufren este tipo de productos.

En definitiva, en PdCIV Jack Sparrow vuelve a entretenernos a base de bien con sus aventuras si bien se queda todavía bastante lejos del sentido de la maravilla de la primera entrega.




Pd: si la parte de la selva te recordó a Lost no es cosa de la nostalgia del año sin los losties sino que está grabada en la misma isla hawaiana que la serie.


Nota: 7.5 / 10

Un saludete guap@s.

[1] Además de Judy Dench, que tiene un pequeño cameo... como la top-model Gemma Ward y el inefable Keith Richards que repite como padre de Jack Sparrow.

[2] Que ya sirvió de inspiración para la tres anteriores en mayor o menor medida.

[3] A las hermanas Cruz se les suman Óscar Jaenada como el malérrimo capitán español y a la modelo hispano-francesa Ástrid Bergés-Frisbey en el papel de la sirena principal para conformar el más español de cualquier blockbuster ever.

[4] No me parece mal que haya una quinta parte (más bien lo contrario) sino que se ponga tan en bandeja... ¡salvo la de Barbanegra no se cierra niguna trama!

No hay comentarios:

Publicar un comentario