1 dic. 2010

Reseña: Jóvenes Ocultos 3: La Sed

JÓVENES OCULTOS 3: LA SED (Lost Boys: The Thirst, USA 2010)
Director: Dario Piana
Reparto: Corey Feldman, Casey B. Dolan, Tanit Phoenix, Jamison Newlander
Guión: Evan Chernov, Hans Rodionoff
Duración: 81'

Lost Boys The Thirst

El que me conozca bien (o el que sea asiduo de este blog desde hace un tiempo) sabrá que Jóvenes Ocultos es una de mis pelis favoritas ever (prueba de la defensa nº1 y prueba de la defensa nº2). En 2007 la cinta de culto de Joel Schumacher tuvo una segunda parte bastante extraña llamada Jóvenes Ocultos 2: La Tribu. Digo extraña porque más allá de ser una serieb bastante cutrona parecía una peli sin relación con la original y que algún productor espabilidado había querido pasar por secuela añadiendo algunos detallitos a una delirante historia de vampiros surferos: una omniprensente versión del clasicazo Cry Little Sister, un protagonista apellidado Emerson by the face, un Corey Feldman desmadrado y un epílogo que recuperaba a otro personaje de la original. Ahora en 2010 llega esta Jóvenes Ocultos 3: La Sed que, esta vez si, parece pensada desde un principio como una secuela en toda regla.

Con esto no quiero decir que La Sed sea una buena película. Nada más lejos de la realidad, se trata de una serieb directa-a-deuvede regulera que adolece de todos los defectos de este tipo de producciones: presupuesto exiguo, interpretaciones ramplonas cuando no malas (empezando por Corey Feldman, tan puto amo como mal actor) y una historia bastante improbable (una espectacular escritora de novelas románticas de vampiros contrata a Edgar Frog para que rescate a su hermano, carnaza en una próxima rave vampírica donde se repartirá a su vez una droga llamada La Sed a cascoporro, para lo cual Frog se rodea de un equipo de lo más variopinto).

Sin embargo se trata de una peli bastante disfrutable por los fans porque cuenta con no pocos aciertos, entre los que destacan, como no, la presencia de Corey Feldman y Jamison Newlander como los hermanos Frog. Además hay mucho humor negro, bastante sangre, referencias a la peli original incluyendo unas cuantas secuencias con el añorado y titánico Corey Hamm, buena ración de tetillas (se nota mucho el destino videoclubero de la cinta en este aspecto), crueles puñaladas a Crepúsculo y ¡El Último Superviviente! y un final abierto que deja claro que los productores explotarán la gallina de los huevos de oro mientras el público responda.

En definitiva, un entretenimiento digno que los fans de la original disfrutarán bastante.



Nota: 6 / 10

Un saludete guap@s.

2 comentarios:

  1. Creo que Jóvenes Ocultos fue una de las primeras películas de terror que vi siendo un niño, concretamente en las sesiones del programa "Alucine" de La 2 si mal no recuerdo. Menuda experiencia, lo pasé mal pero mereció la pena, llevo tiempo queriendo echarle un vistazo de nuevo para ver como le ha sentado el paso del tiempo, ver las secuelas ya sí que parece una tarea más complicada, jajaja.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Está tercera no está mal. Eso si, de la segunda mejor mantenerse alejado :)

    ResponderEliminar