16 abr. 2017

The Leftovers. Tercera temporada. Primeras impresiones


Reseña spoiler free pero, de todos modos, leer bajo tu estricta responsabilidad

'The Leftovers' no es una serie fácil. Personajes complejos no demasiado "simpáticos" envueltos en situaciones tremendas entre apocalípticas y surrealistas. Por eso tiene una base de fans muy fiel pero, por eso mismo, sus audiencias son muy bajas. Tanto que la HBO se pensó mucho renovar la serie de Damon Lindelof tras la segunda temporada. Finalmente accedió a una nueva y última temporada que lleva este domingo 16 de abril a los Estados Unidos y el 17 de abril a España a través de HBO España.

No es un domingo cualquiera, es Domingo de Resurreción. Y, conociendo a Lindelof, conociendo la serie, seguro que no es algo casual: la religión lo empapa todo en 'The Leftovers' (más allá de las evidentes trazas mesiánicas de Kevin Garvey) y así lo sigue haciendo en esta tercera temporada. Y con mayor fuerza inclusive. Casi podríamos hablar un Evangelio según San Damon.

Esta tercera temporada que empieza tres años después de los tremendos eventos del final de la segunda temporada. Y sorprendentemente todo parece ir como la seda en Miracle, condado de Jarden, Texas. Kevin, Nora, Matt, John, Laurie, Tom, esos personajes únicos y poliédricos que tanto nos han enganchado en los últimos años... todos parecen felices, los años oscuros parecen lejanos. Sin embargo un libro, un viaje y la cercanía del séptimo aniversario de La Partida (y los agoreros del fin del mundo) harán que todo salte por los aires.


Vista la mitad de la temporada, se puede asegurar que Lindelof, Perrota y demás jefazos de la serie no se han cortado nada, lo dan absolutamente todo y tenemos todos los elementos que nos atrapan de la serie (las bizarradas, los cliffhangers, las yuxtaposiciones musicales imposibles, la fina línea entre la realidad y la alucinación, las actuaciones tremendas, las explosiones sexuales y/o violentas...) elevados a la enésima potencia. Un disfrute absoluto para el fan, un disparate absurdo e inaccesible para el pueblo llano.

Ahora sólo queda que el final esté a la altura. Yo no tengo ninguna duda. In Lindelof we trust


Pd1: a Carrie Coon le terminarán dando por 'Fargo' (o por cualquier otra) los premios que se merece por 'The Leftovers'. ¡Que actriz!

Pd2: ah, y tiene el mejor cameo del año sin ninguna duda (bueno, los dos mejores realmente). Y el mejor desde aquel de la temporada 2 de 'Mr. Robot'.

Pd3: ojo, este año también, a los títulos de crédito. Sin desperdicio.

Pd4: su uso en 'High-Rise' y en el trailer de esta T3 de 'The Leftovers' convierte de manera oficiosa a SOS de Abba en la canción del Apocalipsis

Un saludete, guap@s.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar