31 ene. 2013

Series mutantes: la última temporada de El Equipo A


En 1972, un comando compuesto por cuatro de los mejores hombres del ejercito americano fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión donde estaban recluidos. Hoy, buscados todavía por el gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizás pueda contratarlos. Son ¡EL EQUIPO A!  

En las últimas semanas se han dado dos sucesos que no tienen nada que ver el uno con el otro pero que a mi me han llevado a escribir este post: por un lado el final de Fringe; por el otro que en Nitro, donde lo repiten como repite su hermana mayor A3 Los Simpson, llegaron a la última temporada de El Equipo A. Parecen series que no tienen nada que ver pero en el fondo tienen una característica en común, son series que han mutaron durante su emisión.

Una serie mutante es, por ejemplo, Cosas de Casa, una serie que empezó siendo una típica comedia sobre una familia negra de Chicago y terminó siendo el show de comedia-ciencia-ficción de Steve Urkel. En España también tenemos ejemplos de estas mutaciones en series como La Que Se Avecina, que de ser un Aquí No Hay Quién Viva en otro edificio y con los nombres de los personajes cambiados se ha terminado convirtiendo en una oda al surrealismo, el absurdo y la enajenación mental transitoria como no se veía desde la Trilogía Nacional en la ficción española. En Fringe, que ya empezó a tener brotes en la cuarta temporada, esta mutación se ha producido en la recién terminada quinta y última temporada, donde la acción se trasladó al futuro y los habituales perseguidores ahora se veían convertidos en perseguidos [1]. Pero mejor vamos ya a la serie protagonista de este post: El Equipo A.


Una serie conflictiva

 



El Equipo A fue la gran apuesta de la NBC para la temporada 83-84, tanto que la estrenaron a continuación de la Superbowl XVII [2]. 24 millones de espectadores vieron el capítulo, que se ambientaba en centroamérica y había costado un buen montón de dinero, y las sensaciones no fueron muy buenas. A esto había que sumarle que los productores, Frank Lupo y Stephen S. Cannell, no habían podido conseguir a su protagonista deseado, el gran James Coburn, y se habían tenido que conformar con el olvidado y problemático George Peppard [3] para el papel del coronel Hannibal Smith

Por lo tanto hubo que realizar cambios a marchas forzadas: disminución de la violencia hasta el nivel paródico que se convertiría en marca de la casa, radicalización de los personajes de Murdock y M.A. y cambio en el actor que interpretaba a Fenix, pasando del joven Tim Dunigan (que la verdad es que no daba el pego) al más curtido y popular Dirk Benedict. Los cambios surtieron efecto y El Equipo A se convirtió en una de las series más populares de la década [4].



Sin embargo los problemas de la producción no cesaron y casi todos por un mismo desencadenante: el carácter imposible de George Peppard. Machista y racista estuvo toda la serie enfrentado con Mr. T porque no entendía como podía cobrar lo mismo que él, una estrella de Hollywood (cuando Peppard llevaba años fuera del primer nivel hollywoodiense y Mr. T llegó a la serie con el taquillazo de Rocky III a sus espaldas). También hacía imposible (con ayuda de Benedict al parecer) la vida a sus compañeras femeninas de reparto y después de que Melinda Culea (T1) y Marla Heasley (T2) se bajaran del barco consiguió su objetivo a partir de la tercera temporada: una serie de machos para machos [5].

Tales tensiones y la bajada de audiencia en la cuarta temporada que sacó a la serie del Top 10 de la parrilla, llevaron a los productores a dar un nuevo golpe de timón todavía más fuerte al dado entre el piloto y el resto de la primera temporada. Este golpe de timón se conoció como:


La última temporada de El Equipo A

 



En el último capítulo de la cuarta temporada, el general Fulbright, el último de los numerosos militares que persiguieron al Equipo A a lo largo de los años, recurre a Hannibal y sus chicos para que le ayuden a rescatar a su hija en Vietnam. La incursión en terreno hostil termina con Fulbright muerto [6] y con El Equipo A incorporando a sus filas a la hija de este, interpretada por la entonces joven y prometedora (y muy rica) Tia Carrere.

Sin embargo los productores deciden obviar todo esto de cara a la quinta temporada y hacer un reset y un lavado de cara mediante un ambicioso arco argumental que incluía los tres primeros capítulos de la temporada y en el que podíamos contemplar un rescate por todo lo alto en España, el esperado juicio al Equipo A, un fusilamiento y al Equipo A, ahora formado por cinco integrantes gracias al fichaje del coletudo experto en efectos especiales Frankie Santana (Eddie Velez), instalado en una cómoda y polifacética mansión en Virginia y convertido en el equipo de operaciones especiales del ladino General Stockwell.

El tal general Stockwell fue el gran fichaje de la temporada ya que estaba interpretado por Robert Vaughn, muy conocido por su participación en Los Siete Magníficos y, sobre todo, por ser Napoleón Solo en la legendaria serie El Agente de CIPOL además de ser gran amigo de George Peppard [7]. Junto a los cambios en el reparto también se actualizó el opening modificando la sintonía y eliminando la popular entradilla que todos los niños (y no tan niños) del mundo nos sabíamos mejor que la cartilla.

Con tanto cambio se pretendía dar un tono más serio a la serie, acercándola a, por ejemplo, Misión Imposible. Lo cierto, sin embargo, era que desprendía más bien tufillo a El Coche Fantástico y su Fundación para la Ley y el Orden... y la serie protagonizada por David Hasselhoff ya había sido cancelada la temporada anterior debido a sus bajos índices de audiencia y calidad. Mismo destino corrió El Equipo A, que fue cancelada después de una temporada de solamente 13 episodios [8] y en la cual se cayó del Top 50 de series de la parrilla [9].

Un final poco digno para una de las series más importantes de su generación y probablemente la que más ha perdurado en el recuerdo colectivo de la sociedad occidental hasta nuestros días.



Un saludete, guap@s.

-------------------------------------------------------------------

[1] Mejor no seguir hablando de Fringe, que está recién finalizada y se podría incurrir en numerosos spoilers para los que no la lleven al día.

[2] En la cual los Redskins de Washington ganaron sin muchos problemas a los Dolphins de Miami.

[3] Tan sólo dos años antes había conseguido el papel protagonista de Dinastía... y había abandonado la serie en mitad de la grabación del piloto. La última de sus múltiples tropelías después de sus años de gloría en los 60s.

[4] De hecho su segunda temporada tuvo una audiencia de más de 20 millones, siendo la cuarta serie más vista de toda la parrilla televisiva.

[5] Una de sus excentricidades más conocidas fue cuando invitaron a los cuatro protagonistas a un programa en la tele holandesa. Peppard creía que la invitación era sólo para él y cuando se encontró en Holanda a sus compañeros montó en cólera y rechazó aparecer en el programa.

[6] El primer muerto de toda la serie.

[7] Se dice que una de las principales razones para su contratación fue para poder controlar mejor a un Peppard cada vez más insoportable.

[8] Curiosamente la quinta (y última temporada) de Fringe también tiene 13 episodios.

[9] Hay que tener en cuenta que eran otros tiempos y que ahora, con las cifras que manejaba El Equipo A en sus últimos capítulos (9 millones de espectadores), se consideraría todo un éxito de serie.

2 comentarios:

  1. Sería un mamonazo, pero yo estaba enamorada de Hannibal Smith de niña. Claro, que de lo que era un mamonazo me enteré ya mayorcita...

    Me ha encantado el post. 'El equipo A' es mi serie de la infancia, más que cualquier otra. Y he visto unas cuantas veces las reposiciones. Como dices, lo mejor de esa última temporada es el arranque, con el juicio, el fusilamiento y la huida. Luego... bueno. Por cierto, el cambio en la cabecera fue imperdonable ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, si esos dos-tres primeros capis molan pero a partir de entonces ya no fue el Equipo A, era otra cosa, había mutado

    Saludetes

    ResponderEliminar