17 abr. 2011

De sitios chungos: Poniente, Camelot y Seattle



Si te gustan minimamente las series y no vives completamente desconectado en plan hermitaño, sabrás que esta noche se estrena en Estados Unidos, de la mano de la HBO, Juego de Tronos [1], la serie basada en el primer tomo de la saga Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin (de la que servidor va por el cuarto tomo, Festín de Cuervos). Posiblemente no haya habido en la historia reciente de la televisión una serie tan hypeada como esta: desde hace año y medio hemos se nos han ido mostrando fotos, carteles, teasers, trailers e incluso trozos del piloto. Yo me he negado a hypearme demasiado pero la verdad es que el trailer que encabeza este post es tremendo y que tengo muchas ganas de ver el capi mañana por la noche (cuando me detenga la Nueva Gestapo de la Sinde negaré haber escrito esto, of course). El lema de los Stark es "el invierno se acerca"... tan cerca que llega esta misma noche.





Y ya que me he puesto a escribir en este primaveral y semana-santero domingo pues comento también las otras dos series nuevas, de las últimas semanas, que estoy viendo. La primera es The Killing, versión de la AMC de una serie danesa que triunfó mucho en todo el norte de Europa y el Reino Unido. A mitad de camino entre Twin Peaks y Mystic River, la serie sigue la investigación del asesinato de una joven en Seattle. Después de tres capítulos, el caso la verdad es que es bastante soso pero la opresiva atmosfera de Seattle y el bizarro magnetismo de la protagonista (excesivamente pelirroja, jerseys ochenteros, andares imposibles) hacen llevadera la serie mientras termina de arrancar la intriga.





Por último lo toca el turno a Camelot, el enésimo acercamiento al mito artúrico, esta vez de la mano de Starz [2]. Camelot se aleja de las interpretaciones históricas o dulcificadoras del mito para seguir la estela de la mejor película sobre la leyenda: Excalibur.  Aunque, claro está, añadiéndole los toques de sexo y sangre que van implícitos a las cadenas de cable americanas y tomando las libertades necesarias para su conversión en serie. Joseph Fiennes y Eva Green dan empaque a sus personajes de Merlin y Morgana y contrarrestan la sosez del guapito de cara que hace de Arturo. Si eres seguidor del mito (como es mi caso), es una serie ineludible.

Un saludete guap@s.

[1] Pero si de verdad no sabes de lo que estoy hablando, en este post la señorita MissMacGuffin te da un breve repaso a todo lo que necesitas saber sobre Poniente.

[2]¿Tres series de cadenas de cable? ¡Oh no, me estoy conviertiendo en un hipster! Para compensar, primer capi de la webseries de Mortal Kombat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario