21 mar. 2011

Cacharreando: Desire



Como ya comenté en otro post, me he adentrado en el mundo Android de la mano de un HTC Desire (o Desiré, como me gusta decir a mi). Hace ya un mes que tengo el teléfono en mi poder (eso de llamar terminal al móvil es un modernez intolerable) y va siendo hora de hacer una reseña del mismo. Nada de especificaciones técnicas ni nada por el estilo, que eso ya lo han hecho decenas de blogs especializados, sino simplemente la experiencia de un usuario medio, de pelaje negro y cascara blanca. Al turrón:


MOLA

- El sistema operativo: venía "de serie" con Android 2.2, más conocido como Froyo, y la capa HTC Sense [1] y la verdad es que es una gozada: muy fluido, totalmente intuitivo, con un multitasking que va muy fino y con una gran potencia. Realmente tiene poco que envidiar a los SO "grandes"

- Las aplicaciones: la potencia de Froyo se multiplica gracias a las aplicaciones que te puedes descargar. Las hay de todo tipo (redes sociales, juegos, rendimiento, utilidades, entretenimiento, deporte...) y la mayoría son gratuitas... y las que no son gratuitas siempre hay manera de conseguirlas sin pagar [2]

- La pantalla: grande (3.7''), de tipo Amoled, con buena resolución y brillo (ajustable de manera sencilla) y, sobre todo, se ve bien aunque te esté dando el sol en la cara, algo que no es tan habitual como debería

- La gestión de contactos: una gozada integrar tus contactos telefónicos con los de Gmail (y con los de otros servicios como whatsapp) de manera rápida, sencilla y con infinita capacidad de opciones para personalizar. Muy útil

- La videocámara: graba en HD a 720p y con codficación x.264 (algo que creo no era así en los primeros modelos con Android 2.1), con una estabilidad realmente grande y un sónido muy aceptable. Ideal para conciertos


NI FU NI FA

- La cámara: sensor normalito de 5 Mpx, flash LED algo abrasivo y un autofocus que no va del todo fino. Te saca del apuro si no llevas tu cámara (y para el picplz viene fenomenal) pero tampoco de para más

- El reproductor musical: lento y poco atractivo aunque muy intuitivo y con un sistema de listas bastante bien implementado. Además los altavoces son algo chuscos y los auriculares que incluye sin ser malos no son tampoco una maravilla. La radio FM tiene manifiestos problemas para sintonizar correctamente


NO MOLA

- Gasta demasiada batería: el primer día es dramático ya que sales por la mañana de casa con la batería completamente cargada y antes del mediodía estás casi frito. Luego vas aprendiendo a optimizar pero de todas formas, con un uso normal, tienes que cargar todos los días y si eres más hard user, el cable en la mochila para cargar es indispensable

- Se calienta como un horno: si te estás bajando alguna app de Internet, sincronizando servicios o simplemente haciendo fotos, el teléfono se empieza a calentar de manera preocupante. Que la carcasa sea de plástico no gusta mucho al principio pero si piensas como sería coger un teléfono que se calienta tanto si la carcasa fuera metálica, ya no parece tan mala idea

- Escasa memoria interna: la memoria interna es escasa y parece un poco mal aprovechada (quizás de lo poco que se le puede echar en cara al SO) por lo que a veces se queda frito. Además no hay una manera sencilla y rápida de matar servicios y porcesos por lo que hay que recurrir a aplicaciones... que suelen ser de pago [3]


En definitiva, con sus cosas, yo estoy bastante contento con la adquisición y con mis primeros pasos (de pollo) en Android.

Un saludete guap@s.


[1] No, no lo tengo rooteado... todavía

[2] Negaré ante cualquier tribunal haber escrito esto... oh, wait...

[3] Aunque como ya he comentado, todas las apps se pueden conseguir de gratis sin mucha dificultad, estas incluidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario