24 feb. 2010

Botón, botón



Queridos lectores, si leen este post sucederán dos cosas: 1) en algún lugar del mundo morirá un gatito y 2) ustedes recibirán 20 puntos de sabiduría... libres de spoilers.

Richard Matheson es un célebre escritor norteamericano de ciencia-ficción y terror que alcanzó la fama gracias a su novela Soy Leyenda (llevada al cine hasta en tres ocasiones) y por ser uno de los guionistas principales de la serie La Dimensión Desconocida.

En 1970 Matheson publicó una recopilación de relatos llamada Shock Waves y en ella estaba incluida un pequeño relato de apenas unas páginas llamado Botón, botón. El relato nos contaba como los señores Lewis recibían la visita del extraño señor Steward, que les entregaba un caja que contenía una botonera. Si pulsaban el botón una persona desconocida moriría y ellos recibirían la cifra de 50000 dolares.

Un pequeño relato sobre los efectos de la avaricia con el giro final que todo buen relato de suspense necesita y que parecía que no daba más de si. Pero no fue así y cuando el remake ochentero de La Dimensión Desconocida se puso en marcha, uno de los episodios fue una adaptación de Botón, botón protagonizada por Mare Winningham, Basil Hoffman y Brad Davis a las ordenes de Peter Medak. El capítulo (parte 1, parte 2) mareaba la perdiz sobre la idea inicial y cambiaba el final por uno menos aleccionador pero de todas formas fue uno de los más exitosos de la serie y, sobre todo en los states, todavía se guarda un buen recuerdo de él.

Pues bien, 40 años después del relato original y 25 de la adaptación televisiva, el enfant terrible Richard Kelly nos trae una nueva adaptación, esta vez cinematográfica, llamada The Box. Sin embargo, más que una adaptación, lo que hace Kelly es coger la idea de la botonera y los nombres de los personajes para crear una historia 100% Kelly en la que se mezcla el aspecto retro y el sentido del humor retorcido de Donnie Darko con el toque apocalíptico de la maldita Southland Tales.

La cinta la protagonizan Frank Langella (el Christopher Lee americano) como el inquietante Steward y los habitualmente nefastos (aunque aquí están sorprendetemente bien) Cameron Díaz y James Marsden como el matrimonio Lewis. Además tiene un papel destacado Holmes Osborne (Best. Name. Ever.), el actor fetiche del director que ya interpretara al padre de Donnie Darko en la cinta homónima.

En definitiva, si te gustan las paranoias que salen de la mente de Richard Kelly (aunque esta no sea tan complicada de seguir y entender como las dos anteriores), The Box es tu película. Si no, mantente alejado porque lo mismo te da un infarto.

Un saludete guap@s.

7 comentarios:

  1. Me gusta Richard Kelly pero The Box ha sido una de esas películas que o leo cosas maravillosas de ella o cosas horrorosas. En cualquier caso, tu post la ha colocado un poco más arriba en la lista de pendientes ;)

    Y gracias por los 20 puntos de sabiduría, ha sido estupendo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
    me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
    tajuancha@gmail.com
    Un beso. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. @Adri: las cosas maravillosas las dirán los fans de Richard Kelly, las cosas horrorosas todos los demás xD

    De nada por los puntos, espero que sirvan jejeje

    Pd: spaaaaaaaaaaammmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  4. Otra que me apunto para cuando tenga un ratito, gracias por la recomendación (la verdad es que el tráiler tenía muy buena pinta). 'Donnie Darko' me gustó mucho pero 'Southland tales' ni la he visto, jeje, así que ni soy fan ni antifan de Kelly ;)

    PD: Gracias por los puntos. Me empezaban a hacer falta :P

    ResponderEliminar
  5. Pues si no eres ni fan ni antifan no tengo ni idea de si te va a gustar o no xD

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me la apunto aunque medito me da lo que me vaya a encontrar en ella :P

    ResponderEliminar
  7. No me hago responsable de los posibles efectos secundarios...

    ResponderEliminar