1 jun. 2009

Floren, parte dos

floren

Con dos Copas de Europa bajo el brazo parecía claro que Lorenzo Sanz iba a revalidar cargo como presidente del Real Madrid en las elecciones de junio del 2000. Sin embargo el madridismo estaba harto de sus chanchullos y tejemanejes mafiosos y sólo necesitaba una chispa para que prendiera la mecha y propiciar el cambio. Esa mecha fue el anuncio de Florentino Pérez de que si era elegido presidente ficharía a Figo, la gran estrella del Barcelona, el eterno rival.

El constructor ganó y Figo llegó y después de él lo hicieron Zidane, Ronaldo, Beckham, Owen, Sergio Ramos o Robinho. Unos jugadores que ganaron 2 Ligas, 1 Champions, 1 Copa Intercontinental, 2 Supercopas de España y 1 Supercopa de Europa y vendieron camisetas como churros. Unas camisetas que junto a las cuantiosas giras por Asia y la venta de la Ciudad Deportiva convirtieron al Real Madrid en el club más rico y poderoso del mundo.

También fue obra de Florentino la nueva Ciudad Deportiva de Valdebebas, una de las más grandes y modernas del mundo pero su gestión también tuvo muchos puntos negros: echar a Redondo, Hierro, Makelele o Del Bosque; fichar a Queiroz, Luxemburgo, Diogo, el orco Gravesen, el asesino Pablo García, el muro de plastilina Samuel o el eternamente lesionado Woodgate; acuñar frases tan lamentables como "galácticos", "zidanes y pavones" o "ser superior"; tres años sin títulos; el "Centenariazo"; la despreocupación por el baloncesto... Hasta que en febrero de 2006, después de una derrota en Mallorca, y viendo que las críticas podrían empezar a centrarse en él en vez de en él banquillo o el cesped, decide abandonar el barco cobardemente.

Hoy, tres años y cuatro meses después, vuelve Florentino sin que nadie se haya atrevido a retarle en campaña electoral (en las pasadas hubo cinco candidatos) después de que Marca y As le hayan hecho ¿desinteresadamente? la campaña electoral. Esperemos que Floren haya aprendido de los errores y podamos olvidarnos del voto por correo, de la asamblea, de la Champions chapuza, de las rastas de Drenthe, de la risa falsa de Cannavaro y de la gomina de Mijatovic.

Yo no estoy especialmente ilusionado (ni Valdano ni Pardeza ni Pellegrini me parecen gran cosa) pero esperaré para comprobar si, por una vez, segundas partes si fueron buenas.

Un saludete guap@s.

8 comentarios:

  1. Espero que no se lleve jugadores del Barça esta vez :P

    ResponderEliminar
  2. No lo creo, son todos muy caros... aunque estoy seguro de que torpedeara al maximo el fichaje de Cesc xD

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  3. Y si la pelotita no entra? Que hara el Bernabeu?.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, que Diogo no es tan malo. En Zaragoza hizo una muy buena temporada.

    Y lo de MARCA, AS y LA SEXTA ha sido de vergüenza ajena.

    ResponderEliminar
  5. Lethe: esperemos que entre, esperemos que entre

    Roski: Diogo es peor que malo, no sirve ni para dar puñetazos xD

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  6. "Diogo es peor que malo, no sirve ni para dar puñetazos"

    Eso sí que no, el puñetazo de Diogo en el partido contra el Sevilla fue extraordinario. Luego empezaron a mariposear, pero el "crochet" inicial no puede ejecutarse mejor.

    ResponderEliminar
  7. Fue casualidad, en el resto de la pelea demostraron ser dos niñas xDDD

    ResponderEliminar
  8. Yo no sé qué va a pasar, pero creo que el único capaz de cambiar el rumbo reciente del Madrid es él, aunque no sé adónde lo llevará. (Anyway, me vistió a Figo de blanco, y por eso le estaré eternamente agradecida, jeje).

    ResponderEliminar