25 jun. 2007

Verano Tarantiniano (VII): Banda Sonora Tarantino


El cine y la música siempre han estado muy íntimamente ligados. Ya en la época muda las proyecciones cinematográficas se acompañaban de un gramófono con música e incluso, en las salas de cine más importantes, este gramófono era sustituido por una autentica banda de música. Luego, con la llegada del sonoro (curioso, pero la primera peli sonora fue un musical), esta relación se volvió todavía más estrecha y las bandas sonoras se convirtieron en uno de los aspectos más importantes, estudiados y recordados de una película. De hecho, muchas de estas bandas sonoras han adquirido con el paso del tiempo una entidad propia al margen de la película a la que acompañaba y muchos de los compositores especializados en hacer música para películas han visto como sus nombres eran subidos a los altares de los más grandes compositores de música de todos los tiempos.

Quentin Tarantino era un joven de Knoxville viviendo en California apasionado del cine y de la música. Cuando llegó a convertirse en director de cine no quiso que ningún compositor pusiera música a sus imágenes sino que lo que quiso (y sigue queriendo) fue que estas imágenes fueran acompañadas de esas canciones que tanto le gustaban. Lo increíble es que Tarantino posee la gran pericia para que esas imágenes y esas canciones empasten de una manera tan perfecta que, si uno no conoce que la canción ya existía mucho antes, se puede llegar a pensar de que la canción ha sido expresamente creada para dicha escena. Nadie había conseguido esto de manera tan perfecta antes (ni siquiera el perfeccionista Stanley Kubrick) y nadie lo ha conseguido desde entonces.

La maestría tarantiniana para unir imágenes y músicas ya estaba del todo presente en su opera prima, Reservoir Dogs, y, además, desde su mismo inicio con esos siete hombres dirigiéndose a cámara lenta desde la cafetería donde han estado tomando café y discutiendo sobre Madonna hacia sus coches al ritmo del Little Green Bag de la George Baker Selection. Un inicio majestuoso que no hubiera sido lo mismo sin el acompañamiento musical adecuado. De identica manera ocurre con la escena más famosa de toda la película, aquella en la que el Señor Rubio tortura al joven agente de policia. La dureza de las imágenes y el buenrollismo del sonido del Stuck in the middle with you no parecen, a priori, conjuntar muy bien pero vaya si lo hacen.



Si en Reservoir Dogs Tarantino llenaba sus imágenes de ritmos rockeros de los 70, en su siguiente película, la inigualable Pulp Fiction, retrocede hasta los años 50 y 60. Sin embargo la maestría para unir imágenes y canciones sigue estando totalmente presente como bien se demuestra en el impagable swing que John Travolta y Uma Thurman se marcan en el Jack Rabbit Slim's, uno de los bailes más recordados de la historia del cine y para el cual el tema You Never Can Tell de Chuck Berry resulta simplemente perfecto. Perfecta resultaba, a su vez, la fusión entre los bailoteos drogados de Uma Thurman con la potente versión que Urge Overkill se marcaban del clásico sesentero Girl, you'll be a woman soon. Eso por no hablar de lo bien que le sentaba a la escena en la que Vincent espera a Mia en casa de Marsellus el Son of a preacher man de Dusty Springfield o de que, por mucho que piense, no encuentro ninguna melodía mejor que Misirlou para acompañar unos títulos de crédito.



Después de Pulp Fiction llegó Jackie Brown y con ella la vuelta a los 70, pero no al rock sino al soul, el funk y demás ritmos negroides. De nuevo El Gran Hombre lo bordó en el tema del empaste musical y, por ejemplo, consiguió que ese inicio con Pam Grier recorriendo la terminal de un aeropuerto con el vozarrón de Bobby Womack y el ritmillo funkie sudoroso de su Across 110th Street de fondo se conviertiera en una de mis escenas favoritas de siempre.



Siete años nos tuvo Tarantino a todos sus fans esperando Kill Bill y lo cierto es que no defraudó ni con la película en si ni con la música. Se trata de su obra más ambiciosa hasta la fecha y eso se nota en una selección musical donde el j-pop se mezcla con el flamenco o los scores westerianos sin un orden aparente pero con un lógica intrínseca realmente aplastante. Es por eso que la versión flamenquito-dance que unos hermanos pobres de los Gipsy Kings hacen de un tema de The Animals pega tan primorosamente bien con la brutal batalla entre La Novia y Los Crazy 88 o que el trozo anime donde se cuenta la terrible infancia de O-Ren no se entienda de otra forma que no sea acompañada por una tonadilla westeriana del gran Morricone. Y es por eso también que, a pesar de que al principio pueda resultar tremendamente chocante y aleatorio, la elección de una versión chingonizada de una copla que Antonio Molina popularizara hace más de cincuenta años referida a una linda malagueña, resulte totalmente indiscutible.



A finales de este mes de agosto Tarantino vuelve con Death Proof, su nuevo proyecto. La banda sonora vuelve a estar repleta de Morricone, rock setentero (T-Rex) y ritmos fronterizos (The Coasters) y no me cabe ninguna duda de que su utilización dentro de la acción del film volverá a ser absolutamente magistral.



Pd: vaya post más largo que me ha quedado... y eso que sólo he hablado de la música de las pelis dirigidas por QT que si no...

Un saludete guap@s.

4 comentarios:

  1. Gran post. Tarantino siempre cuida mucho la música y consigue que música que, a priori, nunca escucharías o intentarías disfrutar (o ,simplemente, nunca descubrirías) se te grabe en el cerebro a fuego; tiene una capacidad de selección de música para las escenas más insospechadas que me maravilla.

    A ver cuándo hablas de JB. Yo el otro día la volví a ver y no le vi nada malo excepto que el final se alarga un poco. Gran película y gran olvidada.

    ResponderEliminar
  2. Buenísima recopilación. Le dejo con dos videos extra encontrados que seguro le gustarán:

    1) El Misirlou de Dick Dale, tal y como sonaba en la película "A Swingin Affair" (1963). Imprescindible.
    http://es.youtube.com/watch?v=ZIU0RMV_II8

    2) La canción con la que comienza "Death Proof" sacada de "Village of the Giants" escena que puede ver aquí:
    http://es.youtube.com/watch?v=zy40TT_i7us

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. dani: Exactamente, si no llega a ser por Tarantino, el 95% de esas canciones no las hubieramos escuchado nunca en la vida y sin embargo ahora las tenemos metidas en la cabeza.

    JB pronto pero primero Four Rooms, Abierto hasta el Amanecer y un linkodromo de cualité indudable.

    crazy j!: dios, no conocía de nada esta canción (obviamente) y me parece que QT ha vuelto a dar con otra canción perfecta para titulos de crédito, vaya crack!!!

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  4. Donde puedo conseguir la pelicula A Swingin' Affair???
    La he buscado por todos lados.

    ResponderEliminar