23 ene. 2006

Dios juega al basket


Kobe Bryant entró la pasada noche en la historia de la NBA en particular y del deporte en general al anotar ¡81! puntos en la victoria de los Lakers sobre los Raptors por 122 a 108, la segunda mejor anotación individual de la historia solo superada por los 100 puntos que anotó Wilt Chamberlain hace más de 40 años en un partido frente a los Knicks. y 12 puntos mejor que la máxima anotación nunca conseguida por Michael Jordan, el considerado mejor jugador de todos los tiempos.

Los números de Kobe fueron de otra galaxia: 28 de 46 en tiros de campo (7 de 13 en triples), 18 de 20 en tiros libres, 6 rebotes y 2 asistencias. Un crack.

Pero la actuación de anoche del jugador angelino no es casualidad sino que confirma la tremenda temporada que esta haciendo y en la que ya consiguió hace unas semanas otro record increible: anotar 45 puntos o más en 4 partidos consecutivos. Aparte de eso es el máximo anotador de la competición con 34.8 puntos por partido y tiene a su equipo en puestos de play-off, algo impensable a principios de temporada.

En fin, sobran las palabras.

Un saludete guapos.

6 comentarios:

  1. No fernando, Dios se retiro del basket!!!!! el único fu mj y no m refiero a tu amiga de bio, sino al magnifico 23 d los chicago bulls.

    p.d-> vaya mierda de beckham que ensucia dicho número...

    ResponderEliminar
  2. Si yo tb estoy totalemnte de acuerdo :) un bsiko pa las niñas del colegio Alfonso X el Sabio, q saben mucho ellas :P

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. solo le queda meter la última canasta en el septimo partido de varias finales de la nba y diremos que es dios

    por el momento, un saco de cemento jeje

    aún así lo de este año de bryant es demoledor.

    ResponderEliminar
  6. Yo no soy monoteista sino panteista por lo que Jordan puede ser Dios, Kobe puede ser Dios y Perico el de los Palotes puede ser Dios.

    Eso si, claramente, a Kobe todavía le falta mucho para ser Jordan si es que algun día lo consigue, aunque ya le ha superado en algunas cosillas.

    Saludos.

    ResponderEliminar