7 ene. 2020

The Witcher. Primera temporada.


Tranquilidad ante todo: reseña libre de spoilers de series, libros y juegos de Geralt de Rivia

A principios de los 90, a la misma vez que George R. R. Martin empezaba a darle forma a su 'Canción de Hielo y Fuego', en Polonia un señor llamado Andrzej Sapkowski echaba en una batidora los monstruos del folclore eslavo, los cuentos de hadas popularizados por Disney (de La Bella y la Bestia a Aladdin pasando por Blancanieves o La Sirenita), el ubicuo referente de 'El Señor de los Anillos' (en el Continente, como en la Tierra Media hay "medianos" de pies peludos, por ejemplo) e incluso un poco de Star Wars (los brujos son un poco mandalorianos y los hechiceros beben claramente de los Jedi y los Sith). De todo ese batiburrillo, y con una evidente intención anti-racista e integradora, surgió la 'Saga de Geralt de Rivia' aka 'The Witcher' (aka El Brujero).


Los libros de Sapkowski se convirtieron rápidamente en grandes éxitos en Polonia y países cercanos e incluso se llevaron a la televisión polaca con el nombre de 'The Hexer', tan fiel al material original como escasa en recursos. Sin embargo el éxito internacional no llegó hasta que los también polacos CD Projekt llevaron a Geralt de Rivia y su mundo al videojuego [1]. 'The Witcher' salió en 2007 para PC y ya fue un éxito bastante importante pero nada comparado a lo que fue 'The Witcher 3' cuando salió en 2015 para Playstation 4. Uno de los indiscutibles juegos de la década sobre el que Hollywood rápidamente puso sus ojos.

Finalmente quien se llevó el gato al agua fue la insaciable Netflix, que buscaba su propia 'Juego de Tronos', su propia saga de fantasía épica con una importante base de fans ya establecida y material para hacer varias temporadas. Pronto anunciaron que tenían a una estrella como el británico Henry Cavill (fan tanto de los libros como de los juegos) para interpretar a Geralt de Rivia y, por fin, hace un par de semanas llegó la primera temporada de 'The Witcher' a la plataforma de Los Gatos.



Había una cuestión importante que los señores de Netflix y la showrunner encargada de llevar a buen puerto 'The Witcher', Lauren Schmidt, tenían que resolver: los dos primeros libros de Sapkowski son recopilaciones de relatos en los que Geralt de Rivia va desfaciendo entuertos y matando monstruos (que no suelen ser los que en un principio lo parecen), sin demasiada relación entre si y sin que la gran trama posterior de la saga haga su aparición nada más que de forma tangencial.

La forma de resolver esto de Schmidt y compañía ha sido inteligente: han mantenido el formato "monstruo de la semana" [2] con Geralt y el gran bufón Jaskier viajando por todo el Continente pero le han añadido otras dos líneas temporales en cada capítulo: la de los orígenes de Yennefer como hechicera y la del ataque de Nilfgaard a Cintra y la huida de la princesa Ciri. En un principio estas tres líneas temporales pueden causar cierta confusión que se va aclarando con el paso de los capítulos y su tendencia a converger que se manifiesta 100% en el fantástico capítulo final.

En definitiva 'The Witcher' es una serie entretenida que va atrapando capítulo a capítulo y te deja con ganas de más al final de su primera temporada de tan solo ocho capítulos. Cuenta con un Henry Cavill que cumple de sobra como Geralt, unas escenas de acción muy potables, un CGI monstruoso más que aceptable y una banda sonora fantástica de Gloria Ostinelli y Sonya Belousova (coronada con las geniales canciones puestas en el laúd y la voz de Jaskier como la infecciosa 'Toss A Coin To Your Witcher').


Puede que Netflix no haya conseguido con esta primera temporada de 'The Witcher' el 'Juego de Tronos' que tanto buscaban... pero es que ni 'Juego de Tronos' era durante sus dos primeras temporadas el 'Juego de Tronos' que luego fue. Las bases están puestas y ahora habrá que ver como evolucionan serie e historia en una segunda temporada que ya ha sido confirmada y que esperemos que no tarde mucho en llegarnos. Mientras tanto estaremos ojo avizor con kikimoras, estringes, lobisomes y demás fauna.

Un saludete, guap@s. 

--------------------------------------------------------------------------

[1] Sin pagarle apenas a Sapkowski por los derechos, por cierto, lo que dio lugar a una larga batalla legal que terminó, precisamente, el día que se estrenó la serie.

[2] Algo muy noventero que lo emparenta con clásicos aventureros como 'Hércules; Sus viajes legendarios'. Curiosamente este formato ahora algo denostado también es el elegido por otra de las series estrella de finales de 2019 (aunque no llegará a España hasta dentro de unos meses): 'The Mandalorian'.

2 comentarios: