17 ene. 2011

Primer contacto: The Cape

the-cape

La excusa argumental de The Cape, nueva propuesta para la mid-season de la NBC, no se puede decir que sea un prodigio de originalidad: Vince Faraday, un honrado poli de Palm City, es traicionado por su mejor amigo, dado por muerto y señalado como el asesino psicópata Chess. Sin embargo Vince no ha muerto (si no no habría serie, claro) sino que es rescatado por una banda de ladrones llamados el Carnaval del Crimen, que se esconden en un viejo circo abandonado. Vince quiere recuperar a su familia y limpiar su nombre... pero no lo puede hacer mostrándose a si mismo por lo que adopta el alter ego de The Cape, el superhéroe favorito de su hijo. Para ello contará con la ayuda de Max Mallini, el jefe del Carnaval del Crimen, que le adiestra en el manejo de La Capa (un artilugio que perteneció a un célebre mago de principios del siglo XX) y con la de Orwell, una ricachona blogger empeñada en limpiar la ciudad. El enemigo es Peter Flemming, un multimillonario totalmente chiflado que planea controlar Palm City... y después El Mundo (inserte risa diabólica aquí).

El párrafo de arriba huele a comic de superhéroes de segunda división que atufa. Y es que The Cape no es más que eso: un comic de superheroes de segunda hecho carne y hueso... con todo lo malo (absurdo, excesivo...) y lo bueno (divertido, entretenido, adictivo...) que ello supone. Se trata de una serie que si se entra en ella, puede llegar a convertirse en una ineludible y descacharrante cita semanal. Sin embargo, si no se conecta con ella, seguramente resultará bastante ridícula y lamentable.

En el tema de interpretaciones el protagonista es el que sale peor parado. El tal David Lyons tiene menos carisma que una ameba (aunque quizás eso no sea malo para interpretar a un héroe de segunda, no te creas) pero es contrarrestado por un James Frain totalmente en su salsa como el villano de opereta de Peter Flemming, dueño de StArk Industries. Además hay buenos secundarios como Keith David (Max Mallini) o Summer Glau (Orwell) y los cameos parece que van a estar a la orden del día. De momento hemos podido ver a Vinnie Jones como un escamoso (parecía salido de Dick Tracy) traficante y a Richard Schiff.

Para ir terminando con este acercamiento preliminar a The Cape, comentar que, además de múltiples referencias más o menos explícitas al mundo pijamero, hay una curiosa referencia a Lost en forma de apellidos de personajes: el prota se llama Faraday y ya hemos conocido a un Linus y a un ¡LeFleur!

Pd: ¿será un éxito o es carne de cancelación? Apostaría más por la segunda opción pero si en España un producto de similares como Águila Roja tiene el tirón que tiene, ¿por qué no podría pasar lo mismo con esta en los States? Quién sabe...



Un saludete guap@s.

3 comentarios:

  1. Pues yo, con los tres episodios ya vistos, la tengo en buena estima. Es la biblia de un cómic clásico (que no de segunda). Y eso en un tiempo en el que se le quiere dar "trascendencia y seriedad" a toda adaptación del mundo del cómic (te estoy mirando a ti, Nolan) me parece genial.

    Le falla el protagonista, claro, que para lo que The Cape pide se necesita a alguien con un mínimo de carisma que, como bien dices, Lyons no tiene y que a veces le cuesta dar rienda suelta y total al despiporre. Pero por lo demás, repito, bien.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me parece lo segundo: no entro en su juego y me parece "creativamente perezosa" (una forma pretenciosa de decir mala).

    No sé, para cómic clásico ya tengo EL COMIC CLÁSICO,no me hace falta una serie sobre ésto.

    ResponderEliminar
  3. @Alex la verdad es que de 'segunda división' se ve escrito bastante más despectivo de lo que quedaba en mi mente. Me refiero a que no sería un Batman o un Superman sino más bien un Capitán Marvel o un Plastikman... que también están muy bien.

    Yo de momento me la quedo.

    @Mauro si nos ponemos estrictos no hace falta una serie sobre nada

    Saludos.

    ResponderEliminar