8 jul. 2010

Cuando fuimos los mejores

Cuando fuimos los mejores

España estaba ante una oportunidad única de proclamarse campeona del mundo de fútbol, una oportunidad que quizás nunca volvamos a tener y, por fortuna, ya está a un pasito (o a un pasazo, según se mire) de conseguir materializarla... y eso que la cosa empezó con un gancho de derechas en todo el mentón por parte de Suiza. Sin embargo ese golpe se ha terminado convirtiendo en beneficioso porque se abandonó el adorno y se apeló a la practicidad, a la seguridad defensiva, al sufrimiento, al 1 a 0 y, de esta manera, se ha conseguido llegar a algo tan grande como la final de un Mundial, lo que muchos (no hace tanto) pensamos que nunca llegariamos a ver en toda nuestra vida.

El próximo domingo España entera (incluyendo esas zonas donde tanto se avergüenzan sus ciudadanos de ser españoles, donde llamar español a alguien es peor que llamarle hijoputa) se paralizará para el decisivo partido contra Holanda (que dará un campeón inédito pase lo que pase). Se ganará o se perderá pero debemos estar orgullosos de esos 23 jugadores y ese cuerpo técnico que nos han llevado por primera vez a vivir un Mundial con intensidad y anhelo hasta el último día.

¡Podemos!

Un saludete guap@s.

3 comentarios:

  1. Y que no volvamos a oir la frase "Jugamos como nunca y perdimos como siempre", esta mentalidad ganadora no se debe volver a perder, Podemos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:53 p. m.

    "El próximo domingo España entera (incluyendo esas zonas donde tanto se avergüenzan sus ciudadanos de ser españoles, donde llamar español a alguien es peor que llamarle hijoputa"

    Hay motivos para avergonzarse: http://conlaseleccion.com/actualidad/53260-belen-esteban-se-sube-al-carro-de-la-roja

    ¿Y a que zonas te refieres? ¿A las que aportan a la mayoría de jugadores de la selección de la Real Federación Española de Fútbol (que no de España)?.

    ResponderEliminar
  3. @satrian los malos momentos y resultados volverán tarde o temprano (esto del fútbol son ciclos) pero nunca deberemos olvidar estos maravillosos años.

    Saludetes.

    ResponderEliminar