27 oct. 2012

La chica de la semana: Kelly Brook


Kelly Brook. 32 años. Inglesa. Modelo y actriz. Ex-novia de Jason Statham y Billy Zane. Saliendo con el jugador de rugby Thom Evans. La has visto en Smallville, Piranha 3D y en casi todas las revistas masculinas del mundo mundial. La seguirás viendo en las portadas de las revistas y, ojala algún día, convertida en chica Bond. Es la Chica de la Semana en Kalimero's Zone  Nunca seré Clint Eastwood. Enhorabuena.



Un saludete, guap@s. 

25 oct. 2012

Reseñas cinéfagas: Looper

LOOPER (Looper, USA 2012)
Director: Rian Johnson
Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Emily Blunt, Bruce Willis, Piper Perabo, Jeff Daniels, Noah Segan, Paul Dano
Guión: Rian Johnson
Duración: 119'


 No voy a hablar de los viajes en el tiempo porque si nos ponemos a hablar de ello, estariamos todo el día haciendo diagramas

DISCLAIMER: Gastad cuidado con los spoilers, bonicos.

Cada año suele llegar una cinta de ciencia-ficción lejos del blockbuster hipermusculado y con hype desatado. Algunas veces el hype es merecido, lease Hijos de los Hombres o Moon. Otras no tanto, como In Time el año pasado. Looper, tercera peli de Rian Johnson (después de la fantástica Brick y la desapercibida Los Hermanos Bloom [1]), entraría más en este segundo grupo pero, a pesar de todo, mola.

Y es que el adjetivo que mejor califica Looper, peli a lo Psicosis (que parece una cosa y a la media hora te das cuenta de que es otra), es molona. No puede ser de otra forma con el Bruce Willis más badass desde El Último Boy Scout, un Joseph Gordon-Levitt travestido de un joven Bruce Willis sacado de algún universo paralelo, viajes en el tiempo (bueno, bucles en el tiempo, para ser exactos), sangrientos tiroteos, dolorosas peleas, decadentes puticlubs de lujo, maizales, niños chungos, drogas duras vía ocular, futuros distópicos (no uno, si no dos), Jeff Daniels, explosiones de cólera y dos monumentos femeninos como Emily Blunt y Piper Perabo.

El problema de Looper radicaría en un punto de partida un tanto absurdo y de que el viaje temporal tiene muchos agujeros [2]. Lo primero (que en el futuro no puedan esconder los cadáveres y los manden al pasado... para que los incineren) es simplemente porque de otra manera no habría película y lo segundo, pues bueno, los viajes en el tiempo no se han inventado todavía por lo que, por mucho que se diga, difícil es que cualquier película, libro o serie basado en el tema, no tenga agujeros argumentales. De hecho, Johnson es consciente de estas dos cosas y se ríe de ellas en alguna que otra ocasión durante el metraje de la cinta (la frase que encabeza este post, dicha por el personaje de Bruce Willis, es una de ellas).

En definitiva, que si nos sumergimos en la acción y la trama y dejamos de lado lo inverosímil de algunas situaciones (y un pequeño bache en el ritmo a mitad de peli), nos encontramos ante una de las pelis más poderosas y disfrutables de lo que llevamos de año


Soy del futuro. Ve a China

Nota: 8.5 / 10

Un saludete, guap@s.

---------------------------------------------------------------

[1] Además de varios capítulos de Breakin Bad

[2] Si tienes ganas de calentarte la cabeza con líneas temporales divergentes, paradojas espacio-temporales y demás rayas, este post del Huffington es canela fina

22 oct. 2012

Concierto: Muse. Palacio de los Deportes de Madrid. 20/10/2012

Mi primer gran concierto fue uno de Muse en Granada en Marzo de 2004. Muse todavía no era una banda de éxito global (Absolution, el álbum que los encumbró había salido un par de meses antes solamente) pero ya dieron todo un show repleto de pirotecnia, audiovisuales y sorpresas. Ocho años después, convertidos en uno de los grupos más importantes del mundo y cuyos espectáculos tienen fama de bigger than life y de más difícil todavía, decepcionaba un poco observar, mientras esperábamos como sardinas enlatadas [1] en la pista del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, el espartano escenario que había montado en uno de los fondos de la cancha y la ausencia total de pantallas. "¿Habrán venido a hacer un acústico?" se preguntaba alguno. Nada más lejos de la realidad, Muse dieron el show que de ellos se esperaba aunque no lo pareciera en un principio.

Matt, Chris y Dom salieron con un cuarto de hora de retraso para entre unas cegadoras y marcianas luces rojas ofrecer Unsustainable. La primera sorpresa llegaba en ese mismo momento: una curiosa pantalla en forma de anfiteatro detrás del escenario, que seguro que hizo las delicias de la gente en grada. Siguieron Supremacy y una potentísima Hysteria cuando, con los primeros acordes de la imposible Supermassive Black Hole, se desplegó desde arriba una brutal pantalla en forma de pirámide invertida (y con una calidad de imagen realmente brutal). Apenas 20 minutos de concierto y ya todo había cambiado.

A ambos lados del escenario había dos pequeños estrados comunicados por una pasarela semi-circular por encima de la pantalla anfiteatro y Matt y Chris empezaron a darle buen uso [2] con una muy épica The Resistance y la bailonga Panic Station. Luego hubo un pequeño bajón con Animals y Explorers, que no me parecen canciones muy concierteras. Les siguió un clasicazo del primer disco como Fallin' Down (para la cual surgió un piano psicodélico de la nada)... pero tampoco es que sea la canción más animada del mundo. Por suerte entonces una conocida melodía empezó a sobrevolar el ambiente y en breves segundos estábamos todos brincando con el mítico Time is Running Out [3].

Liquid State sonó potente pero lo cierto es que la voz de Chris sin el autotune no llega ni a pasable. Sin embargo esto sólo fue un momento de reposo antes de otro de los momentos grandes de la noche: Madness, que sonó tremenda, con el primer videoclip-karaoke en la pantallaca piramidal... y en las gafas de sol bonianas que Matt se colocó para la ocasión. Y a partir de ahí, el despiporre: Follow Me, Undiscloses Desires, Plug In Baby y una New Born elegida por una ruleta virtual en detrimento de Stockholm Syndrome. Con las últimas notas de esta última la pirámide bajó a nivel del suelo y se cerró en torno al trío, fagocitándolos.

Primera parada, que tan sólo duraría un par de minutos antes de que la pantalla, ahora central, se encendiera y empezara a sonar Isolated System sobre un video-montaje bastante angustioso. La pantalla volvió luego poco a poco a su lugar mientras nosotros chasqueábamos los dedos y movíamos la cabeza sincronamente con la genial Uprising. Entonces otro de los momentos más tremendos del recital: Chris convertido en The Man with the Harmonica (temazo atemporal de Ennio Morricone para la BSO de Hasta que llegó su hora) como preludio perfecto para una Knights de Cydonia que sonó perfecta.

De nuevo oscuridad en el Palacio (esta vez unos cinco minutos). Todos hacíamos cábalas de que temas vendrían en ese segundo bis. Pocos nos equivocamos: primero una Starlight que fue el único momento en el que Matt puso el micro al público para que nos desgañitáramos gritando aquello de "black holes and revelations" y finalmente Survival, que uno no se termina de explicar por qué ha pasado tan desapercibida y que fue un estupendo fin de fiesta después de casi dos horas.

A pesar del tremendo calor [4] y de que faltaron algunos de mis temas preferidos (Feelin' Good, Sunburn o Map of the Problematique), un señor concierto con un sonido bastante bueno para tratarse del Palacio de los Deportes y con un show muy currado, en mi top five seguramente. 

¿Próxima parada? The Black Keys + The Maccabees el mes que viene. ¡Vamos!

Pd1: los teloneros fueron unos tales The Joy Formidable. No sonaron mal y tienen actitud pero la verdad es que todas sus canciones parecen la misma y que la voz de la cantante resulta algo irritante. Fácilmente olvidables.

Pd2: el chaval de Yo soy cani y demás jitazos, estaba viendo el concierto al lado nuestro. Muy bizarro todo.

Pd3: la puñetera Desire me volvió a dejar tirado y la cámara se me olvidó en Martos por lo que la fotaca que abre esta reseña no es mía si no del gran @zigozuigin.

Un saludete, guap@s.

----------------------------------------------------

[1] Pocas veces he estado tan comprimido en un concierto, la verdad.

[2] Y por buen uso no digo caerse de morros... aunque esto Matt también lo hizo subiendo al estrado precisamente.

[3] Mentira, antes sonó un tema que no me sonaba de nada y que luego he descubierto que se llama Host. ¿Alguien sabe de dónde ha salido esta canción? Yo, desde luego, no la tengo localizada.

[4] Yo terminé completamente deshidratado, no es coña.

15 oct. 2012

Remezclando Cine de Barrio


Cine de Barrio es uno de los programas de televisión más icónicos de la historia de España. Primero presentado por el inefable José Manuel Parada (con el no menos inefable Pablo Sebastian al piano) y luego por Carmen Sevilla y Concha Velasco, su formato es sencillo: tertulia alrededor de una película española de los años 60 y/o 70 [1]. Muchas de estas pelis estaban protagonizadas por cantantes conocidos de la época como Marisol, Manolo Escobar, El Duo Dinámico, Joselito o Rocío Durcal y estaban realizadas para su lucimiento y sus canciones.

Pues bien, en los últimos tiempos hemos visto como, dentro del auge de lo retro y lo vintage, algunas de estas canciones y películas eran cogidas por diversos artistas y djs y convertidas en tremendas obras de lo meta-referencial y lo pop. Estas son algunos de los más tremendos ejemplos:



Para empezar el icono más reconocible (muy a su pesar) de la España franquista, Marisol, remezclada con el icono más reconocible de lo latino (muy a su gusto) de la actualidad, Pitbull. Además con uno de sus temas más míticos, Estando Contigo, de la que es su mejor película como niña prodigo, Ha llegado un ángel. Es obra de un tal Narksoul que también tiene otro jitazo mítico remezclando Pitbull como Los Chunguitos. Épico es poco.



Y con Narksoul seguimos porque es capaz de juntar de nuevo a Pitbull (es obsesión ya) con el clásico de los clásicos del gran Manolo Escobar, el himno por excelencia del macho ibérico: Viva el vino y las mujeres de su peli Pero... ¡En qué país vivimos! Tremendísimo.
 

Y seguimos con don Manolo Escobar porque Cookin Soul se marcó hace ya un par de años un mítico mashup entre su Moderno pero español de su peli En un lugar de La Manga (que está muy bien, por cierto) y un tema random del rapero Nas... y lo cierto es que este Nas Escobar es un pepinazo tremendo, si señor, como también lo es, por ejemplo, La mandanga de Fary-Z. Muy grandes Cookin Soul.



Y para finalizar este acercamiento al mash-up cinebarriero una de las mayores bizarradas ever: los Doce cascabeles de Joselito + Chiquito de la Calzada + versión cristofreak del Waka Waka + vídeos frikis de Youtube + iconografía cani. Al tal Minipelos DJ hay que ponerle un monumento, eso es así.

Y esto es todo aunque si conoces más locuras como estas, no dudes en compartirlas en los comentarios, te lo agradeceré eternamente.

Pd: por cierto, que este post surgió de una conversación tuitera con Missmacguffin y Torpedama. Gracias a ambas.

Un saludete, guap@s.

-----------------------------------------------------------------------

[1] Época en la que quizás había menos calidad en el cine español que ahora aunque lo que no se puede negar es que había una industria fuerte, que llenaba salas de cine y daba de comer a muchas familias. Todo lo contrario que ahora, donde para conseguir éxitos de taquilla hay que recurrir a campañas de promoción tan obscenas como las que han montado A3 y Mediaset para Tadeo Jones y Lo Imposible, respectivamente.

8 oct. 2012

Muse: The 2nd Law


La semana pasada salió a la venta el disco más esperado y del que más se ha hablado en todo 2012: The 2nd Law de Muse. Como estaré viendo a los de Matt Bellamy en un par de semanas en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, le estoy dando escuchas intensivas a dicho LP (¿todavía se dice LP?) y de tanto escucharlo me han entrando ganas de hablar de él. Y es que a mi no me parece tan malo como le ha parecido a gran parte de la prensa especializada ni mucho menos, pero vayamos poco a poco, canción a canción:

1. Supremacy. Una canción potente, con el típico muro de sonido tan característico del grupo. Bien podría haber estado en el Origin of Symmetry o en el Absolution. Buen tema para arrancar un disco.

2. Madness. El toque electrónico a lo Depeche Mode aunque mucho más contenido y minimalista que el mítico Undisclosed Desires del disco anterior. De la tranquilidad inicial hacia el final totalmente desmelenado en un in crescendo que deja una canción muy potente. Se te queda grabada a la segunda escucha. Creo que ha sido una buena elección para single.

3. Panic Station. INSX redividos. Sorprende la primera vez pero engancha cosa mala con ese bajo tan funky y el aire macarra. Esta tiene que molar en directo muy mucho. Mi preferida del disco posiblemente.

4. Prelude / 5. Survival. La canción oficial de los Juegos Olímpicos precedida de un corto preludio. Épica, dramática, operística y queeniana a más no poder. El United States of Eurasia de este disco. Es tan excesiva que puede llegar a desagradar a ciertos paladares y creo que eso es lo que hizo que pasara algo desapercibida durante todos los Juegos.

6. Follow me. Muy udosiana pero de la época de Achtung Baby o Zooropa. También empieza tranquilita para ir in crescendo hasta llegar a un final muy poderoso. El estribillo más característico de todo el disco. Otra de mis favoritas.

7. Animals. Y llega el toque Radiohead: pop electrónico contenido y atmosférico. No hubiera desentonado mucho en el primigenio Showbiz. Gana a cada escucha y puede quedar de fábula en directo.

8. Explorers. Es posiblemente la canción más sosa de todo el disco. Como el inicio del Don't Stop Me Now de Queen pero sin llegar nunca a la explosión del estribillo. Amaga con despegar varias veces pero no lo hace y si a eso lo unimos que es la canción más larga del disco, pues eso, que queda una canción algo sosa.

9. Big Freeze. Pasa desapercibida en un principio pero lo cierto es que es otra de las mejores del disco. De nuevo con toque a lo U2 bastante obvio pero también con sabor a clásico de la banda. No desentonaría en Absolution, por ejemplo.

10. Save me. A partir de aquí Matt le cede las tareas vocales al bajista Chris y lo cierto es que queda una canción algo rara, donde la atmosférica melodía no pega mucho con el autotune. Pero lo cierto es que se te termina pegando y el subidón final es considerable.

11. Liquid State. Junto con el primer corte, la canción más enérgica y más guitarrera del disco, lo que, junto a la voz tuneada de Chris, le da un toque algo post-grunge.

12. The 2nd Law: Unsustainable / 13. The 2nd Law: Isolated System. Broche final en forma de tema casi instrumental en dos partes. Todo muy apocalíptico y post-industrial. Casi de BSO de Animatrix. Me imagino abriendo los conciertos con esto y dejando a todo el mundo ojiplático con el despliegue de pirotecnia.

En definitiva, 13 canciones de su padre y de su madre, de diversas influencias, pero que todas juntas terminan formando un todo inexplicablemente coherente y que suena poderosamente a Muse... aunque claro, a unos Muse ya de treinta y pico años, lejos de aquellos chavalitos de 18 años que eran cuando empezaron. Hay que evolucionar y Matt, Dom y Chris lo hacen a cada disco. Guste más o menos, sólo eso ya es digno de elogio.


Otras reseñas de The 2nd Law:


Pd: y para ir abriendo boca para el 20/10, el concierto completo que dieron en el iTunes Festival.

Un saludete, guap@s.

2 oct. 2012

Concierto: Extremoduro. En Vivo. 29/09/2012



Poco a poco uno va tachando nombres de su lista de grupos a los que hay que ver en concierto si o si... incluso, a veces, alguno de esos que parece muy muy complicado. Es el caso de Extremoduro, ya que Robe, Uoho y compañía cada vez se prodigan menos. Por eso, cuando se conoció que los extremeños iban a volver a girar y que una de las paradas era el Festival En Vivo (en el que ya estuve el año pasado) en Rivas-Vaciamadrid, no me lo pensé.

El festival se celebró del jueves al sábado pasados en el Auditorio Miguel Ríos de Rivas, un lugar menos dejado de la mano de Dios, más grande y mejor acondicionado para la música que el misero descampado que era el Getafe Open Air [1]. Además, el escenario que se encontraba en la zona del anfiteatro, tenía un sonido bastante bueno... cosa que no se puede decir de los otros dos. En el ámbito de las cosas reguleras también hay que contar que la comida era bastante cara, que el sistema de moneda propia que usan los festivales (en este caso unas púas, muy monas, eso si) es un sacacuartos descarado y que el único acceso desde el metro era a través de una obra abandonada... algo que no sería malo per se pero que gracias a la climatología, se convirtió en toda una odisea.

El jueves, como el viernes había que trabajar y tampoco había ningún grupo que me llamara especialmente la atención, no me pasé. Sin embargo el viernes sí que estuve al pie del cañón... y eso que la tromba de agua que cayó es de las que hacen época. Servidor se ha criado en eternos botellones bajo el agua en la Feria de Jaén (que se celebra a mitad de Octubre, junto con Marzo, las únicas épocas el año cuando llueve en tierras olivareras) pero, no se si será que me hago mayor, lo del viernes me superó. Llegue con Sober a punto de terminar, luego seguimos con un Kiko Veneno muy jachondo que dedicó al público un tema llamado 'Estaba lloviendo' que lo mismo había tocado dos veces en directo en toda su vida el muy cabronazo [2], Celtas Cortos (que sonaron solamente regular) y el gran Rosendo, que sigue rockendo como en los viejos tiempos. Después a casita, previo paso por la obra abandonada para ponerme de barro hasta las rodillas, claro.

El sábado ya no llovió (aunque sí hizo un frío de cojones... aunque yo lo prefiero a la calufa extrema) por lo que pudimos a ver a Extremoduro sin más incomodidades que la increíble masa de gente que Robe y amigos fueron capaces de congregar. Lo primero que se puede decir del show de los Extremo es que no dieron un concierto de festival ni en duración (más de dos horas y media) ni en setlist (muy centrado en sus últimos discos). Lo segundo es que moló mucho y con son unos músicos tremendos, unos virtuosos.

Dividieron el concierto en tres actos separados por pausas de unos diez minutos. En el primero mezclaron canciones nuevas tanto del último disco como inéditas (de hecho abrieron con una de estas, El pájaro azul, acompañada de un curioso montaje audiovisual) con canciones de los primeros discos aunque no de las más conocidas (del estilo de Sucede y tal) y el megahit La vereda de la puerta de atrás. En el segundo acto se tocaron en orden y del tirón todo La Ley Innata salvo la Coda flamenca, cerca de cincuenta minutos de virtuosismo puro [3]. En el tercer y último acto volvieron a la mezcla entre canciones y nuevas y antiguas... y esta vez si clasicazos como Puta, Stand by o Salir, un fin de fiesta casi perfecto [4].



Sí, me hubiera gustado escuchar y disfrutar de So payaso, Sol de invierno, Mi Corazón, Me estoy quitando o, sobre todo, Golfa (mi canción preferida del de Plasencia y sus hordas), pero no me puedo quejar: casi tres horas de concierto de una incuestionable calidad musical y con un Robe al que se veía bastante más sanote de lo esperado... aunque eso si, raro sigue siendo un rato: no salió a saludar con el resto de la banda al final del concierto. En fin, los genios son así.

Después de terminado el gran momento del festival seguimos viendo a Def con Dos (que, como todos los grupos que sonaron en los escenarios más pequeños sonaron fatal), los vascos Berri Txarrak y al rapero Alberto Gambino, mi única incursión en el escenario de hip-hop ya que la organización decidió que lo más conveniente era poner a La Excepción y SFDK mientras en el anfiteatro tocaban Extremoduro (otra cosa que apuntarles en el debe, mira tu por donde).

Y hasta aquí mi crónica del En Vivo 2012 y el concierto de Extremoduro. ¿Próxima parada? Muse el 20 de Octubre en el Palacio de los Deportes. Vamosssssss.

Pd1: la fotaza de portada no es, obviamente, mía si no que la he tomado prestada del Facebook de En Vivo Festival.

Pd2: más reseñas del concierto y el festival en Critteria Rock o Rolling Stone.

Un saludete, guap@s.

--------------------------------------------------

[1] Aunque tengo la impresión de que la gente que acampó lo mismo tiene otra visión del asunto

[2] Eso sí, luego se tocó todos los hits, vamos, lo que hay que hacer en un festival

[3] Aunque tengo que reconocer que a mí se me hizo algo pesada esta parte, quizás porque no es mi disco favorito ni de lejos

[4] El setlist completo lo puedes consultar aquí