31 ago. 2011

Guía Kalimero: Los mejores sitios de Madrid (Volumen 1)

Como ya comenté hace unas semanas, ya llevo un año viviendo en Madrid. Tiempo de sobra para conocer un montón de sitios y recomendar los que más me han gustado, sea para comer, cenar, tomar unas cañas, ver una peli, ir de copas, bailotear un rato o simplemente sentarse a ver la vida pasar. Pues nada, dicho y hecho, manos a la obra [1]:


El sitio es pequeño y el personal antipático pero es que las hamburguesas están tan buenas que se perdona todo... y además no son caras comparado con lo que se puede ver por otros lugares. Lo aros de cebolla y la ensalada de col también están cojonudas. Los postres también tienen buena pinta pero siempre termino tan petado que nunca los he pedido. Otro punto a favor es la decoración tex-mex-kitch y que siempre suelen tener buenos conciertos puestos en la tele.


Coqueta cafetería de estilo de primeros del siglo XX en pleno Malasaña donde te puedes tomar tu café - copa - cocktail mientras juegas a cualquiera de los ciento y la madre de juegos de mesa que tienen. Es algo carete pero te puedes tirar horas dentro.


Bareto con terraza al estilo granaino en el último piso de un bloque en Tirso de Molina. Alhambra fresquita, tapitas de pescaito, comida contundente y buen ambiente. No tendrá el glamour de otras terrazas en el cielo del centro de Madrid pero mola bastante... y es mucho más barato. 


Vale, ver una peli en alguno de los clásicos cines de Gran Vía (de los pocos que quedan, claro) o en una de las macrosalas de Kinepolis pues mola mucho pero yo me quedo con este pequeño y céntrico cine en VO. Casi siempre puedes pillar alguna oferta para que te salga más barato, también echan opera y conciertos y lo mismo te encuentras en la cola a algún actor famosete.

- Circulo de Bellas Artes

Exposiciones, festivales, conciertos, ciclos de cine... y todo en un edificio muy cuco en el centro de Madrid y bien de precio. Eso si, no tardes más de un año en subir a la azotea (desde la que se divisa todo Madrid) como me ha pasado a mi. 

- El chino de Plaza de España

Un chino-chino (de esos que no ponen rollitos de primavera o arroz tres delicias, de origen chino-americano) en un bareto castizo típico español situado en el parking subterráneo de Plaza de España. Suele hacer mucho calor y estar atestado por lo que mejor pides para llevar y te lo zampas arriba sentadito en el césped... si el tiempo acompaña, claro.

Tasca castellana donde a base de jarras de cerveza y/o tinto y/o sangría te van sacando unas raciones espectaculares (las albóndigas y la tortilla de patatas, brutales). Si vas con el grupo de amigos es el mejor sitio para cenar y empezar la noche del viernes. Además los camareros son unos cracks.


No soy mucho de discotecas pero en este club ponen pop/rock indie con bastante buen gusto y el ambiente un poco gafapastoso está bastante bien. Hacen un montón de fiestas temáticas. Otra disco que está bastante bien es la Sala El Sol (y está más céntrica) pero ya digo, yo soy más de pub y de tranqui.


Es la zona de moda pero a mi La Latina no me convence del todo. Eso si, tiene sitios muy recomendables como este minúsculo bareto casi invisible donde ponen un vermú artesanal y un queso que quitan el sentido... y más barato que lo que te vas a encontrar por la zona.


Huertas es la peste, zona guiri 100%... pero queda algún reducto para la gente de bien como este pequeño pub regentado por un mexicano de gran parecido con el gran Danny Trejo (aunque ultimamente parece que va poco por el local). Unos mojitos espectaculares, unos nachos que no se quedan atrás y una larga de coktails. Los findes se peta bastante.

- Melo's

Bareto regentado por una pareja mayor en Lavapies que se caracteriza por la abundancia de sus platos (incluso hay un cartel que te anima a pedir con moderación, yo no he visto cosa igual). A tener muy en cuenta las croquetas, las empanadillas y los pimientos del padrón... además, claro está, de la estrella del garito: la zapatilla de lacón y queso. Suele estar siempre lleno a rebosar.


Los 90s vuelven a estar de moda y con ellos los locales de pizza al corte. En el centro de Madrid debe haber uno en cada calle pero este, aunque es más caro (2.5 € la porción), destaca por la calidad y la originalidad de sus pizzas (la de calabaza y panceta es toda una experiencia) y por el buen trato que te dispensan. También te venden diversos aliños y libros.

- Yoka Kamada

Puesto de comida japonesa en el mercado de Antón Martín. El sushi está delicioso, tiene un montón de complementos a la venta (desde cerveza japonesa a salsas o doriyakis auténticos), el precio es ajustado y la dueña es super simpática y siempre te invita a algo mientras esperas a que salga tu pedido. La lástima es que tiene unos horarios un tanto extraños.

Y hasta aquí lo que se daba. Lo mismo dentro de un tiempo hago un volumen 2 [2], que por sitios en Madrid no será.

Un saludete, guap@s.

[1] El orden es simplemente alfabético, todos los sitios están en el centro de Madrid (más o menos) y mis opiniones son eso, opiniones.

[2] Dependerá de si gracias a este post, me invitan en los sitios que recomiendo :)

24 ago. 2011

Grandes series malas: Los Vigilantes de la Playa



Por la blogocosa seriéfila encontrarás montones de análisis y posts dedicados a The Wire, Los Soprano, El Ala Oeste de la Casa Blanca o Mad Men. Es lo que tienen la series de gran éxito crítico o de indudable culto. Sin embargo pocos escriben sobre las series malas... y muchas merecen tanto el aporrear el teclado como las grandes anteriormente mencionadas. Pues bien, para acabar con esta injusticia está vuestro amigo Kalimero ya que este post está dedicado, ni más ni menos, que a Los Vigilantes de la Playa, una serie que desde luego parece muy adecuada para la estación del año en la que estamos. Avisado quedas de lo que te vas a encontrar, amigo lector.


Los duros inicios

Cuando a los jefazos de la NBC se encontraron encima de la mesa un proyecto para una serie sobre las vivencias de los socorristas de las playas de Malibú, pensaron primero en Tom Selleck. Sin embargo, el bigotón estaba harto de televisión después de ocho años protagonizando Magnum y los jefes fueron a por su segunda opción: David Hassellhoff, que no levantaba cabeza desde el final de El Coche Fantástico en 1986. Obviamente, The Hoff aceptó y se puso en la piel de Mitch Buchannon al frente de un reparto en el que se encontraban Parker Stevenson, Billy Warlock, Erika Eleniak y Michael Newman, un verdadero socorrista de Malibú [1].

La serie se estrenó en Septiembre de 1989 y esos primeros tiempos poco se parecían a lo que luego fue la serie: menos cuerpos perfectos, menos cámaras lentas y más drama. De hecho, hasta el opening es bien diferente al que luego se haría famoso planetariamente.




La cosa no funcionó. Las audiencias eran pobres, los gastos bastante grandes al rodar en exteriores y la productora no pasaba un gran momento. La serie fue cancelada al final de esa primera temporada. Sin embargo, este final resultó ser realmente el principio de una leyenda. Una leyenda hortera y kitch pero leyenda al fin y al cabo.


Los años gloriosos

La cancelación no afectó a The Hoff, que creía (vete tu a saber porqué) ciegamente en el potencial de la serie. Tanto creía que se lanzó a poner su propia pasta, a buscar financiación y a levantar la serie, aunque esta vez no en una network sino a través de sindicación. Star Trek: TNG llevaba demostrando desde 1987 que la first-run syndication podía ser algo rentable y allí que se estrenó la segunda temporada de Los Vigilantes de la Playa en el último trimestre de 1991.

A The Hoff le habían seguido en su aventura Erika Eleniak y Billy Warlock [2] a los que pronto se les fueron añadiendo otros apolineos cuerpos: David Charvet, Pamela Anderson (que al principio tenía un papel bastante secundario pero que fue ganando protagonismo conforme avanzaron los cinco años que estuvo en la serie), Yasmine Bleeth, Gena Lee Nolin, David Chocaki, Donna D'Ericco, Kelly Slater (el Maradona del surf [3]) o Carmen Electra (que a pesar de ser una de las vigilantas más recordadas sólo estuvo dos temporadas en la serie). Las carreras por la playa a cámara lenta de estos bellos ejemplares de seres humanos se convirtieron junto con la pegadiza nueva canción del opening [4] en las señas de identidad de una serie que se convirtió en todo un fenomeno planetario.




Y cuando digo planetario es planetario. Quizás en USA nunca tuvo un gran éxito (es lo que tiene la menor visibilidad de la sindicación) pero se estima que en sus grandes años, entre 1994 y 1997, cada capítulo tenía una audienca global de cerca de 1000 millones de espectadores. Unas cifras que la convierten en la serie estrella de la decada en temas de audiencias por delante de titanes del tamaño de Friends, Expediente X, Urgencias o Seinfeld.

Sin embargo, todo lo bueno acaba y las audiencias empezarón a caer mientras que los gastos subían por lo que el final de Los Vigilantes de la Playa se terminó precipitando.


Los últimos coletazos

En 1999 las audiencias habían empezado a disminuir, el mercado de la sindicación estaba saturándose y los gastos de rodar en suelo californiano se estaban disparando. Por lo tanto, Hasselhoff y el resto de los productores deciden llevarse el show a Australia... pero una vez empezado el rodaje se encuentran con las reacciones negativas de los habitantes de Avalon por miedo a que se pueda dañar el ecosistema y se tienen que volver a para Los Ángeles con apenas material para dos capítulos.

El futuro del show estaba en el aire hasta que desde Hawaii les llegó una oferta para rodar allí. La serie pasa a llamarse Baywatch Hawaii (Los Vigilantes de la Playa en Hawaii en el idioma de Cervantes) y ficha nuevos cuerpos danone como Brooke Burns, Krista Allen o el mismisimo Khal Drogo / Conan en persona, Jason Momoa.




The Hoff abandonó sus tareas actorales al final de la primera temporada en Hawaii y la segunda, ya muy baja en audiencias (y más baja en calidad todavía), terminó siendo el canto de cisne de un mito.


Spin-offs, películas y parodias

Como ya he comentado anteriormente, hacia la mitad de los 90s Los Vigilantes de la Playa era la serie más popular del mundo y David Hasselhoff tenía carta blanca para hacer lo que quisiera... y lo que quiso es un spin-off para Mitch Buchannon y el sargento Ellerbee [5] convertidos en investigadores privados. La serie se llamó Los Vigilantes de la Noche (Baywatch Nights en el original) y contó con cameos de varios vigilantes de la serie madre como Michael Newman, Yasmine Bleeth o Alexandra Paul además de contar con Eddie Cibrian y Angie Harmon en papeles secundarios.

Obviamente la serie no funcionó muy bien y al final de la primera temporada se suprimió el personaje de Ellerbee y se introdujo un fuerte (y ridículo) componente fantástico (era la época donde Expediente X se estaba conviritiendo en todo un fenómeno) que llevó, en la segunda temporada, a Mitch Buchannon a combatir contra hombres lobos, vikingos, sirenas psicópatas e incluso un clon suyo. Un delirio que llegó a su fin en Abril de 1997 para respiro de todos.




El mismo año que nació Los Vigilantes de la Noche, 1995, también se produjo la primera tv movie de Los Vigilantes de la Playa. Se llamó Forbidden Paradise y venía a ser un capítulo largo en el que los famosos socorristas corrían diversas aventuras por la idílica Hawaii. Fue la última aparición de David Charvet en la serie y en muchos paises (entre ellos España) se vendió como un capítulo más, cortado en dos partes.

Luego, en 2004, una vez terminada la serie, llegó la de momento última película de Los Vigilantes de la Playa, llamada Boda en Hawwai y que tenía como premisa la reunión de buena parte de los vigilantes más recordados para la boda de Mitch Buchannon. Curiosamente se casa con un personaje interpretado por Alexandra Paul pero no con el que interpretaba en la serie ya que este moría durante la misma. La peli está llena de coñas a este hecho, lo que demuestra lo poco en serio que se lo tomaron sus responsables [6], que se sólo pretendían hacer dinero facil.

Finalmente, terminamos este repaso al mito y la leyenda de Los Vigilantes de la Playa con su parodia, porque ya se sabe que si no te parodian es que no eres suficientemente mito y leyenda. La parodia en cuestión se llamó Son of the Beach, estaba producida por el gran Howard Stern y se emitió durante tres temporadas en FX. La serie destacaba por su infinito elenco de guest stars y por resultar menos risible que las últimas temporadas de la serie parodiada.




Y hasta aquí este post reivindicativo de una gran serie mala, que todavía hoy sigue siendo repuesta en televisiones de todo el mundo [7]. ¿Cuál será la siguiente? Puedes proponer todas las que quieras en los comentarios, hamijo.


Un saludete guap@s.


[1] Newman, al que en la serie llamaban Newmie fue ganando protagonismo con el paso de las temporadas y, de hecho, es el único que participó en todas las temporadas ya que The Hoff sólo se encargó de tareas de producción en la última temporada.

[2] El personaje de Hobie Buchannon, el hijo de Mitch, también continuó en la nueva andadura pero reemplazando Jeremy Jackson a Brandon Call.

[3] El propio Slater, declaró en una entrevista en Esquire, que se arrepiente de haberse dejado liar por The Hoff para participar en dos temporadas de la serie porque se descentró del surf y lo costó años volver a ponerse al nivel.

[4] Que no está cantada, aunque lo parezca, por The Hoff sino  por Jimi Jamison, el cantante del grupo de rock Survivor... si, los del 'Eye of the Tiger'.

[5] El poli de bermudas y quad interpretado por Gregory Alan Williams en la serie madre.

[6] Otro ejemplo de esto es la escena en la que Pamela Anderson se toma un refresco tumbada en una hamaca mientras decenas de tipos están sentados mirándola. Inenarrable.

[7] Por ejemplo, laSexta ha estado emitiendo Baywatch Hawaii este mismo verano por los mañanas.

23 ago. 2011

Al rico blockbuster 2011: Super 8

SUPER 8 (Super 8, USA 2011)
Director: J. J. Abrams
Reparto: Joel Courtney, Elle Fanning, Riley Griffiths, Kyle Chandler, Noah Emmerich
Guión: J. J. Abrams
Duración: 112'

super-8-poster-final
¡Cuidado! Warning! Achtung! Spoilers... pero pocos y en las notas

El sentido de la maravilla se tiene o no se tiene. Lamentablemente, la mayoría no lo tenemos. En cambio, dos de los que si lo tienen, Steven Spielberg (el maestro) y J.J. Abrams (el alumno más listo de la clase), se han unido y de esta unión ha salido Super 8, el único blockbuster de este verano 2011 que no se basa en ninguna obra anterior y el mejor de todos.

Super 8, que aunque no se indique directamente tiene lugar en 1979 [1], es todo un homenaje de Abrams al cine que disfrutó de pequeño y que le llevó a dedicarse a esto de contar historias, un cine que tenía su bandera en Steven Spielberg y su gente de Amblin Enterteinment. La cinta de Abrams tiene cositas de todas esas pelis que se comentan en todas las reseñas habidas y por haber pero, sobre todo, tiene el aroma y tiene los temas de ese gran cine: los niños jugando a ser mayores, las aventuras a gran escala, los problemas familiares o las pequeñas ciudades del medio oeste americano... a lo que se le añaden los medios de hoy día en manos de un virtuoso como Jey Jey para dar como resultado un aventura electrizante y espectacular, dos horas de disfrute y evasión a la antigua usanza.

Como he comentado la dirección de Abrams es todo un tour de force y nos deja escenas que se recuerdan toda la vida (ese descarrilamiento, el encuentro en la gasolinera, la huida del autobús...), realzadas por la gran labor de los actores (en especial de los niños, todos geniales) y un score desde ya legendario del gran Michael Giacchino. Quizás el guión no sea redondo y haya alguna cosa que pasa porque sí pero no es nada que eclipse el espectáculo ni que ensucie el resultado final.

En definitiva, Super 8 es una película que fucionaría perfectamente como secuela de Los Goonies (aunque cronológicamente sea anterior) o como precuela de Monstruoso [2] pero que, por encima de todo, funciona por si misma y que estoy deseando volver a ver para descubrir todos los detalles, guiños y homenajes [3] que seguro esconde. Una peli de las que ya casi no se hacen.

Pd: y si, como dicen, los títulos de crédito finales son maravillosos y te hacen desear volver a tener 12 años y lanzarte al bosque con amigos y una cámara. 

Más reseñas en otros blogs de confianza:

Nota: 9.5 / 10

Un saludete, guap@s.


[1] En un noticiario al principio de la peli se hace referencia al accidente nuclear de Three Mile Island y, además, la peli está trufada de hits musicales de ese año como 'My Sharonna' o 'Heart of glass'.

[2] El bicho es más pequeño pero muy parecido tanto fisicamente como en comportamiento a los de la cinta de Matt Reeves.

[3] Por ahí parece verse una botella de Slusho! y una tienda llamada Locke... además de la clara referencia de que el protagonista adulto de la cinta se llame Jack Lamb...

19 ago. 2011

La chica de la semana: Daisy Lowe


Daisy Lowe. Inglesa. 22 años. Modelo. Se comenta que sale con Matt Smith (el actual prota de Doctor Who). Hija de Gavin Rossdale y Pearl Lowe. Hijastra de Gwen Stephanie. La has visto en muchas revistas de moda, calendarios y bailando para Esquire y Miles Kane. La verás, de momento, en el número de Septiembre de Playboy. Es la Chica de la Semana en Kalimero's Zone. Enhorabuena.


Un saludete, guap@s.

16 ago. 2011

Al rico blockbuster 2011: Capitán América: El Primer Vengador

CAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADOR (Captain America: The First Avenger, USA 2011)
Director: Joe Johnston
Reparto: Chris Evans, Hayley Atwell, Hugo Weaving, Tommy Lee Jones, Dominic Cooper, Sebastian Stan, Toby Jones, Stanley Tucci
Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely
Duración: 124'

captain_america_the_first_avenger_xlg
¡Cuidado! Warning! Achtung! Lo mismo hay spoilers, lo mismo no

Lo mejor que se puede decir de esta quinta peli vengadora de Marvel (y última antes del gran evento del año que viene) es que se trata de una entretenida peli de aventuras con el típico (y muchas veces añorado) sabor hollywoodiense de toda la vida. Esto se debe al estar ambientada en la II Guerra Mundial (la del Universo Marvel, claro), la ingenuidad de la que peca en algunos momentos (el bueno es muy bueno, el malo es muy malo, sin aristas, sin evolución) y la buena labor de un artesano de la cuerda spielberiana como Joe Johnston, responsable de esas joyitas llamadas Rocketeer y October Sky.
En el tema actoral, Chris Evans resulta ser un solvente Steve Rodgers / Capitán América, al cual se le ha modificado un tanto su origen, para mi de forma adecuada [1]. Mientras tanto, Hugo Weaving está tan sobreactuado como requiere un malvado bondiano como Johann Smith / Cráneo Rojo. Por su parte, la excelente nómina de secundarios cumple sin problemas, destacando a los grandes Stanley Tucci y Toby Jones.

Los efectos visuales son tremendos [2], la banda sonora del gran Alan Silvestri es una de las mejores del año, las escenas de acción son clasicotas, intensas y bien resueltas y en el apartado del guión resulta agradable comprobar que se han alejado de la americanada más exaltada y que hay golpes de humor bastante logrados. Por su parte, en cuanto a los nexos de unión con el resto de la saga vengadora tenemos, aparte del esperado cameo de Samuel L. Jackson, una presencia más que notoria de Howard Stark [3] y la insinuación de que la fuente de energía que Craneo Rojo pretende usar para conquistar el mundo proviene de alguna de las visitas de los dioses nórdicos a la Tierra en tiempos pretéritos.

En definitiva, Capitán América es un buen blockbuster, una presentación del personaje más que correcta y un preámbulo bastante interesante de la cada vez más cercana Los Vengadores.

Pd: el 3D da bastante juego, sobre todo en los momentos del escudo volando y las explosiones.

Nota: 7.5 / 10

[1] Los dos cambios principales son que: 1) antes de entrar en batalla, el Capitán América se convierte en una especie de sargento Basilone, dando bolos para vender bonos de guerra y 2) que se unifican los dos principales enemigos del Capi en uno solo: Cráneo Rojo es el lider de la Hydra.

[2] El Chris Evans enclenque es llevar al límite lo visto en La Red Social y Benjamin Button.

[3] El padre de Tony Ironman Stark, para los poco avispados y/o que se acaben de despertar de la siesta.

8 ago. 2011

Madrid. Año 1

Hoy hace un año llegué a Madrid proveniente de mi Martos natal. Puede parecer una emigración de pacotilla comparado con la gente que se va a Japón, Estados Unidos, Alemania o Gabón pero es una emigración de todas formas, algo nuevo. Y que mejor manera de celebrar este año en la capital (aunque escribo esto desde Martos ya que estoy de vacaciones, las denominadas Summer of the Kalimero) que con unas cuantas fotos de las que he ido tomando estos 365 días anteriores.

Aviso que las fotos no son buenas: tengo un pulso nefasto, están hechas con cámaras de móvil (un LG Arena primero, un HTC Desire luego) y no tienen ningún tipo de post-procesado. Es decir, esto no es una exposición fotográfica sino un resumen visual (y algo textual gracias a los pequeños textos que acompañan las fotos) de mi vida en Madrid este último año.

Y ya me dejo de introducciones. Vamos al turrón:

2 ago. 2011

Al rico blockbuster 2011: Linterna Verde

LINTERNA VERDE (Green Lantern, USA 2011)
Director: Martin Campbell
Reparto: Ryan Reynolds, Blake Lively, Peter Sarsgaard, Tim Robbins, Mark Strong, Angela Bassett
Guión: Greg Berlanti, Michael Green, Marc Guggenheim, Michael Goldberg
Duración: 114'

green_lantern_ver13
¡Cuidado! Warning! Achtung! Spoilers que dan mucho miedito

El punto de partida de los comics de Linterna Verde (de la segunda encarnación, del de La Edad de Plata, Hal Jordan, que el primero es harina de otro costal) es cuanto menos infantil: unos tipos llamados Guardianes crean un planeta alrededor de una bola de energía verde cargada con la fuerza de voluntad de todos los seres del universo, dividen el cosmos en 3600 sectores, eligen 3600 tipos, les dan a cada uno una linterna llena de la susodicha energía verde y un anillaco y les mandan a los comentados sectores para luchar contra las fuerzas del miedo. Cuando el Linterna Verde del sector donde está La Tierra es herido de gravedad, termina aterrizando en nuestro planeta y agonizante elige como su sucesor a Hal Jordan, un pendenciero y bala perdida piloto.

Pocoyó tiene capítulos con tramas más serias y plausibles que las líneas anteriores por lo que lo suyo, a la hora de afrontar una translación a la gran pantalla, es optar por un enfoque distendido, por una comedia de acción superheróica sin pretensiones y que se sepa reír de si misma (¿alguien ha dicho Megamind?) y de lo absurdo de su concepción. Pues nada de eso, el catastrófico guión (escrito a, nada más y menos, que 8 manos, entre ellas las del televisivo Greg Berlanti) es pretenciosamente melodramático y épico además de tener tremendos agujeros, de que la mayoría de las cosas pasan per se y de desaprovechar tremendamente a los (buenos, muy buenos) secundarios (¿qué disparate es ese de contratar a Mark Strong para dar vida a Sinestro y que luego este ni sea el villano ni el maestro jedi sino un simple convidado de piedra?). 

En definitiva, un disparate de historia para un película que si llega al aprobado raspadete, es porque tiene una serie de virtudes que ayudan a contrarrestar lo absurdo de la trama (del desarrollo de la trama, más bien): el carisma del siempre correcto Ryan Reynolds, la pericia de un artesano como Martin Campbell en las escenas de acción, unos escasos puntos de humor que si funcionan bien, unos efectos digitales de mucho nivel (aunque el diseño de Oa deje algo que desear a nivel conceptual), un Peter Sarsgaard disfrutando como un enano de su Hector Hammond y la curiosidad de ver a Tim Robbins convertido en uno de esos políticos despreciables contra los que tanto ha luchado... además de que el lunar debajo del ojo derecho de Blake Lively sea casi medio punto extra... por mucho que no da el pego en ningún momento como piloto de cazas y dura negociadora.

Linterna Verde es el peor de los blockbuster veraniegos que llevamos hasta el momento este verano de 2011 y apenas consigue el aprobado. Además tampoco está siendo un exitazo exagerado en taquilla por lo que muy seguramente no veremos la prometida segunda parte... aunque nunca se sabe, la verdad.

Nota: 5.5 / 10

Un saludete guap@s.