31 dic. 2007

Rememorando 2007 y dándole la bienvenida a 2008

#037 Mami, ¿qué será lo que tiene el negro?

Suele suceder (por lo menos a mi me sucede) que conforme pasa el tiempo los límites entre los años pasados se difuminan y se hacen borrosos, no sabiendo muy bien que ocurrió tal año (creo que de ahí viene mi afán por las libretas primero y por los blogs después: para evitar estos emborronamientos de la memoria, para recordar que ocurrió y cuando fue). Sin embargo, este 2007 que acaba en unas pocas horas estoy convencido que permanecerá perfectamente definido en mi memoria durante mucho tiempo. Y es que un año en el que por fin terminas una carrera que tantos disgutos te ha dado y un año en el que por primera vez sales de tu país y pisas suelo extranjero, es un año que es difícil de olvidar en mucho tiempo.

Pero 2007 no sólo ha sido un año importante para mi en el plano del Mundo Real sino que en temas interneteros y blogosféricos también ha sido un año muy intenso, un año en el que Kalimero's Zone se ha afianzado como una parte muy importante de mi personalidad y de la que no me imagino desprendiendo y un año en el que he acometido nuevos, importantes e inesperados retos. Pero no nos precipitemos y vayamos por partes, empezando por Kalimero's Zone, la joya de la corona del Emporio Kalimero.

En este 2007 agonizante he publicado (contando este, que además hace el número 600 en la historia del blog) 228 posts, lo que viene a ser un post cada 1.6 días y 19 posts de media al mes. En cuanto a las visitas, según las estadísticas de statcounter, durante 2007 se han cargado 112581 páginas, ha habido 85578 visitantes únicos y 13946 visitantes que han vuelto más de una vez al blog. El desglose mensual es el siguiente:

Kalimero's Zone 2007 Stats

Si hablamos de comentarios, desde el 1 de Febrero (fecha desde que los contabilizo) Kalimero's Zone ha tenido, sin contar spam, 1311 comments. Si descontamos los hechos por mi (425) esta cifra se reduce a 886, que a mi me sigue pareciendo una pasada. Gracias a todos los que se han molestado en dejar algún comentario en este humilde lugar y en especial a los siguientes 10, que han sido los que se han molestado más veces:
  1. Mr. Forfy -> 92 comments
  2. Mycroft -> 80
  3. Brose -> 54
  4. Saricchiella -> 46
  5. Dani -> 31
  6. Crazy! -> 28
  7. Dani Lebowski -> 28
  8. Roski -> 27
  9. Juanma Sincriterio -> 26
  10. Eki -> 24
Y de los ya comentados 228 posts que he publicado me quiero quedar con una pequeña selección: por supuesto los dos grandes especiales de este año (Top 50 de pelis ochenteras y Verano Tarantiniano), la nueva aventura comunitaria en la que nos hemos embarcado unos cuantos (los Top 5 a las 5, que espero sea una iniciativa que se consolide en 2008), el cuaderno del viaje a Inglaterra, la guía gastronómica de la Uja, mi particular visión de El Club de la Lucha (que me parece mi mejor post en toda la historia de Kalimero's Zone), ese imposible Spiderman de Steven Spielberg y el Top 10 de los mejores porteros de la historia.

Hasta aquí lo que ha dado de si Kalimero's Zone pero mi labor blogosférica ha sido más amplia en este 2007. Para empezar está poprosa. Nunca me hubiera imaginado escribir en un blog comercial y menos hacerlo de famosos y cotilleos varios pero se me presentó la oportunidad durante el verano y ya llevo 155 posts publicados (que si los sumamos a los 228 de este blog suman 383 posts... WoW!). Por cierto, que a pesar de lo que había oído acerca de Weblogs, nunca he tenido problemas para escribir lo que me ha dado la gana y son escrupulosos a la hora de pagar. Por lo tanto estoy muy cómodo y espero que 2008 sea el año de la consolidación definitiva de poprosa como uno de los blogs importantes de la familia Weblogs.

Por cierto, que hablar de temas interneteros este 2007 es sinónimo de hacerlo de Twitter, una herramienta sin utilidad y bastante chorra... pero como a mí me encantan las cosas sin utilidad y chorras pues me abrí una cuenta el verano y allí sigo con 636 twitteos, 27 followers y following a 35 twitteros. No se cuanto voy a durar por esos pagos pero de momento no me aburro, que ya es algo.

#016 Punks

Y el último proyecto en el que me he involucrado este 2007 ha sido un fotolog pero no he utilizado la infumable plataforma que usa la gran mayoría para estos menesteres sino que he optado por aprovechar las ventajas de una cuenta pro de flickr (junto con del.icio.us mi herramienta webdospuntocero preferida) para crearlo. Foto Kalimero ya cuenta con 37 imágenes (acompañadas de pequeños textos), algunas de las cuales me sirven posteriormente para Kalimero's Zone.

Tranquilos, este post infumable ya termina pero no sin antes mencionar a los caidos en combate Un día, un videoclip, Tubos a Cascoporro y MartosBloguea, proyectos abandonados ahora mismo pero que pueden volver con fuerzas renovadas en el año del señor de 2008, ¿por qué no?

Ahora si que si, ya termino. Que paséis una buena Nochevieja, un poco resacoso Año Nuevo y, sobretodo, que tengáis un:

#036 Bertín, el chico de rosa

¡FELIZ 2008!

Pd1: ¿qué no sabes que hacer hasta la hora de la cena? Pues mirate alguna de estas pelis que transcurren en Nochevieja.

Pd2: encuentra un acompañamiento gráfico más bizarro en un post de hoy a lo largo de toda la blogosfera que el de este post... y te habrás pegado una panzá de navegar para nada xD

Un saludete guap@s.

30 dic. 2007

Top 5 a las 5: Actores Secundarios

Hacemos listados de 5 cosas sobre la temática que se nos ocurre. Si, como el pavo de Alta Fidelidad. Los publicamos los domingos. A las 5 de la tarde. ¿Por qué? Porque nosotros lo valemos. Tema de hoy: Actores Secundarios, esos actores que nunca salen en los carteles pero que son los que elevan la calidad de las pelis donde participan, los que les dan verdadera enjundia. Y aquí mis 5 favoritos (más bonus track, of course):

5) Hugo Weaving


De pequeños papeles en pelis indies australianas a convertirse en Elrond o el malvado Agente Smith en superproducciones hollywoodienses. Además, este nigeriano de nacimiento y australiano de adopción ha sufrido en sus carnes la maldición del actor secundario: para una vez que consigue un protagonista (V en V de Vendetta) van y le tapan la cara. Ultimamente ha puesto voz a Megatron en el Transformers de Michael Bay.

4) Michael Ironside


Casí siempre haciendo de malo (o de tipo con malas pulgas) le recordarás de pelis y series como V, Desafío Total, Los Inmortales II, El nuevo Karate Kid (si, ese con Hillary Swank), Starship Troopers o Smallville (era el padre de Lois Lane). Si el mal tuviera rostro sería el suyo, fijo.

3) Steve Buscemi


Su rostro extraño le ha convertido en un fijo para Tarantino (Reservoir Dogs), los hermanos Coen (Fargo, El Gran Lebowski), Robert Rodriguez (Desperado) o Michael Bay (Armageddon, La Isla). Sin embargo yo me quedo con su delicioso psicópata de la gran Con Air.

2) William Fichtner


Días Extraños, Heat, Armageddon, Pearl Harbor, Equilibrium, GTA: San Andreas, Crash, Prison Break, proximamente El Caballero Oscuro. ¿Es suficiente curriculum multidisciplinar o sigo? No hace falta, ya me lo imaginaba. Uno de los grandes del Hollywood contemporaneo.

1) Danny Trejo


El mexicano que salía en todas las películas (buenas y malas)... y en todas las series (buenas y malas también). Un ídolo al que en este 2008 veremos en su primer protagonista (directo a dvd, faltaría más): Machete, dirigido por su primo segundo Robert Rodriguez. Debería haber más como él... aunque un poco menos feos, a poder ser.

Bonus-Track -> Actor Secundario Bob


Venga, hombre, ¿de verdad pensabas que me iba a olvidar de la quitaexencia de los actores-secundarios-psicópatas-esnobs-animados? No, hijo, no. Muchos de los mejores momentos de Los Simpson son obra suya por lo que es de recibo que esté en este listado.



Pasate por Mantequilla con Azucar, Freak's City, El Rincón de Sincriterio, Intramuros y Tanto Gilipollas... y tan pocas balas (y todo aquel que se haya apuntado y yo no lo sepa, que seguro que hay alguno) para conocer más Actores Secundarios míticos.

¿Y la semana que viene qué? Pues la semana que viene el tema será Peores Regalos de Reyes. Así que ya sabes, si quieres participar manda un correo a top5delas5@googlegroups.com.

Un saludete guap@s.

27 dic. 2007

Meme-Concurso VideosDub de 2 iPod Touch

El amigote Dani me pasa una especie de meme-concurso con un premio muy jugoso: 2 iPod Touch. El concurso lo organiza la gente de VideosDub, un curioso e interesante blog de videos y las reglas del concurso se pueden leer aquí pero a grosso modo la cosa viene a ser tal que asi: pones un enlace al concurso, pones un enlace al que te haya pasado el meme, pones un video sacado de Youtube y le pasas el meme a entre 5 y 10 personas. Las dos primeras acciones ya han sido realizadas, vayamos a por las dos siguientes:



Bueno, después de disfrutar de los grandes éxitos de Bertín Osborne (ese onvre) toca pasar el meme-concurso a la plebe (para lo cual tengo un grave problema ya que Dani se lo ha pasado a casi todo el mundo). Esta vez le ha tocado a Saricchiella, Toni, Rodi, Roski, Salva, Crazy! y Estrellita Mutante. Además, obviamente, todo el que quiera es libre de hacerlo (y si me menciona como fuente pues mucho mejor, ¡eh!).

Un saludete guap@s.

26 dic. 2007

Top 10: Mis pelis favoritas de 2007

No se si las 10 pelis que listo a continuación son las mejores de 2007 o no porque:
  1. No soy crítico de cine ni pretendo serlo
  2. No he visto todas las pelis que se han estrenado en 2007 ni mucho menos
Así que este top no es más de lo que parece: un listado alfabético con las 10 pelis que más me han gustado de las que he visto de las que se han estrenado en 2007. Punto pelota. Sin discusión posible. Vamos al lío:


Menciones especiales para Hot Fuzz, Ases Calientes, Los Simpson: La Película, Diamantes de Sangre y Soy Leyenda.

A tener en cuenta que no he visto muchas que tengo el palpito de que podrían haber entrado en este top: Rataouille, Shoot'em Up, American Gangster (esta es difícil que la haya visto ya que no la estrenan hasta este viernes) o Planet Terror.

Un saludete guap@s.

24 dic. 2007

Blanca Navidad



Dos temporadas llevaba el Madrid mereciendo ganar en el Nou Camp y teniendo que conformarse finalmente con un empate. Ayer, sin embargo, se terminó de hacer justicia y el Real Madrid resultó vencedor ante un Barça que sin Messi es un solar. El Madrid sólo necesitó de su solidez defensiva (destacando Pepe sobretodo) y de los fulgurantes chispazos de Robinho y Baptista, autor de un gol magistral en colaboración con Van Gol, arriba para llevarse un partido bastante plácido y pasar una tranquila Navidad con siete puntos de ventaja sobre su más directo perseguidor.

Obviamente todavía queda mucha tela que cortar (21 partidos ni más ni menos) y el propio Madrid de la temporada pasada es el más claro ejemplo de que las remontadas y los renacimientos son posibles pero, que carallo, las blancas navidades que vamos a pasar los merengones ya no nos las quitan nadie.

Y bueno, seas madridista, antimadridista o no te importe un rábano el fútbol:

#033 Feliz Navidad

¡FELIZ NAVIDAD!

Pd: ¿nadie va a decir nada de la cabecera starwars-navideña?

Un saludete guap@s.

23 dic. 2007

Top 5 a las 5: Refrescos y Bebidas Energéticas



Ya es domingo y los domingos se han convertido desde hace unas semanas en sinónimo de Top 5 a las 5, la propuesta más molona y colaborativa que ha parido la blogocosa en los últimos meses. El tema de esta semana es Refrescos y Bebidas Energéticas y debes pasarte por Rebobinando DVDs, Mantequilla Con Azucar, El blog de Estrellita Mutante, El rincón de Sincriterio e Intramuros para disfrutar de la experiencia en todo su conjunto.

Bueno, mi top es el que sigue:

5) Coca-Cola Light


4) Mountain Dew


3) Nestea


2) Red Bull


1) 7-up


Y ahora, los bonus tracks de rigor:

Bonus-Track #01: Slusho



Bonus-Track #02: Fresisuis


¡Casi se me olvida!

Bonus-Track #03: Ribena




Y hasta aquí el top de esta semana. Volvemos la semana que viene pero no con un top sino con dos:

- El día de Navidad -> Capitulos Especiales de Navidad
- El próximo domingo -> Actores Secundarios

¿Te animas a participar? Manda un email a top5delas5@googlegroups.com y entra en el club.

Pd: ¡gracias a Albertini por el logo!

Un saludete guap@s.

Forgetting Sarah Marshall



¿Qué ocurre si juntamos a Judd Apatow, el hombre detrás de Virgen a los 40 y Supersalidos, con Kristen Bell, mi novia a distancia, en una misma película? ¿Y si además pululan por allí uno de los protas de How I Met Your Mother, el gordito de Supersalidos, Mila Kunis y Paul Rudd? Pues lo que ocurre se llama Forgetting Sarah Marshall y se une ipso facto a la lista de pelis más esperadas de 2008. Así de simple.

Pd: ¿qué os parece la nueva cabecera navideña? A mi me mola... a pesar de haberla hecho yo xD.

Un saludete guap@s.

19 dic. 2007

Chicos de Carpeta

#031 The Hoff, chico de carpeta

Saricchiella me dió el soplo hace unos días en los comments. Adlo y Quédate a Dormir me proporcionaron las imágenes. Hablo del libro publicado por Glenat llamado Chicos de Portada, que es una frikada enorme y al que le he dedicado un post en poprosa coronado con una galería de imágenes enoooooorme.

El libro que ningún machote se compraría nunca... pero que todos querriamos como regalo xD

Un saludete guap@s.

El Embaucador, el trailer



Aquí tienes el primer adelanto en movimiento de El Embaucador, el corto del 2008 en Kalimero's Zone... y no por amiguismo blogueril con el director y otro par de miembros del equipo sino porque, como se puede observar en el trailer, tiene una pinta estupenda y su director un bagaje previo de lujo.

Por cierto, que es el mismo Mr. Lebowski el que ha hecho el montaje de este trailer... cosa que se nota en la elección de la sintonía de La Dimensión Desconocida para acompañar estas imágenes exclusivas.

¿Que te has quedado con ganas de más? Ya me lo imaginaba por lo que te tengo preparadas un montón de foticas del rodaje. De nada.

Un saludete guap@s.

17 dic. 2007

Hijos de puta

Con el duro apelativo del título no me refiero a la humanidad en general (que podría) sino a un grupo reducido de sus miembros: los directivos y jefes de marketing de la Warner. ¿Por qué? Pues porque se dedican a enseñar el caramelo, hacernos babear y luego esconderlo y recordarnos que hasta el verano que viene no vamos a saborearlo.

¿No sabes aún a que me refiero? Muy mal pero yo te lo explico: me refiero a todas las jugosas novedades que nos han sido ofrecidas en los últimos días referidas a la indiscutible Película de 2008, The Dark Knight.

Primero fueron varios teaser-poster realmente preciosos:

#029 Fight Batman Club

#028 Camino a la locura

Este último tiene toda la pinta de fake pero también es genial:

#030 La frase del año

Y hoy el nuevo teaser-trailer, que sólo se puede calificar de E-S-P-E-C-T-A-C-U-L-A-R:



Además hay pululando por ahí una grabación de muy baja calidad con los primeros minutos de la cinta (el ya célebre corto del robo al banco por parte de Joker) que puedes ver aquí y al que yo me he conseguido resistir... de momento.

Lo dicho, ¡HIJOS DE PUTA!

Un saludete guap@s.

16 dic. 2007

Top 5 a las 5: Asesinos

Domingo. 5 de la tarde. Eso sólo puede significar una cosa: Top 5 a las 5. Y esta vez Forfy y servidor no estamos sólos sino que se nos han unido una caterva de titanes de lo más granado: Roski, Albertini, Juanma Sincriterio, Intramuros, Toni y espero que alguno más del que no tengamos constancia. A esta hora los blogs de los señores antes reseñados deben estar repletos de tipos muy malos con pistolones y otras herramientas de muerte ya que el Top 5 a las 5 (el top con rima más fácil de toda la blogocosa) de hoy va de eso, de Asesinos.

No nos importa que lo hagan por dinero, por venganza o por pura maldad, que utilicen métodos brutales o que sean finos estilistas de la muerte. Eso si, deben ser de ficción, que estamos totalmente en contra de la violencia en el Mundo Real. Mis cinco asesinos son:


5) Nikita


Ya sea con los rostros de Anne Parillaud, Bridget Fonda o Peta Wilson, esta bella yonkie convertida en temible y fría arma de matar salida de la imaginación de Luc Besson, bien se merece un puesto en esta lista.

4) Vincent


No he sido yo el que lo ha matado sino las balas y la caida. Con esta frase se resume la personalidad de Vincent, el mejor papel que ha hecho Tom Cruise nunca y la piedra angular sobre la que giraba esa obra maestra de Michael Mann que era Collateral.

3) Scaramanga


El gran (en todos los sentidos) Christopher Lee le puso rostro a uno de los villanos más carismáticos que ha tenido James Bond nunca: el profesional de la muerte de origen catalan Francisco Scaramanga, el Hombre de la Pistola de Oro. Mítico.

2) Léon


Que decir de Léon, el asesino más cool y de buen corazón que dió la ficción del siglo XX. Luc Besson (de nuevo) lo creo y Juan Moreno (aka Jean Reno) le dió vida inmortal.

1) La Novia


Beatrix Kiddo deja clarito porque tiene que ser la number one de este top: ¿Parecía que había muerto, verdad? Pues no lo estaba. Y no fue porque no lo intentaron. De hecho, la última bala de Bill me dejó en coma durante cuatro años. Cuando desperté me lancé a lo que los trailers de las películas llaman una apoteósica furia de venganza. Fui apoteósita. Y fui furiosa. Y sacié mi sed de sangre. Hasta este momento he matado a mucha gente, pero todavía hay otro que debe morir. El último. Hacia el me dirigo ahora. Y cuando llegue a mi destino... voy a matar a Bill. Supongo que no habrá nadie tan necio como para llevarle la contraria, ¿no?

Bonus Track -> Kenshi Himura


A pesar de su aspecto afeminado y que terminara dedicandose a hacer el bien y desfacer entuertos (muchos de ellos provocados por el mismo anteriormente), Kenshi fue durante mucho tiempo Battusai el Carnicero, el mayor y más legendario asesino de la historia del Japón.



Y esto es todo por hoy amigos. La semana que viene volveremos con un Top 5 a las 5 mucho menos sangriento y más burbujeante: Refrescos & Bebidas Energéticas. Si te animas a participar comunicanoslo por email a Forfy o a mi para que nos encargemos entre todos de elegir siguiente tema y organizar otros temas logísticos de este mega-proyecto blogo-dominical.

Un saludete guap@s.

13 dic. 2007

Meme: Lista de Regalos para Papa Noel (o para los Reyes Magos)

#027 The World is Mine

Estaba yo confeccionando mi típica lista de regalos que me gustaría recibir (y que, por supuesto, nunca recibo xD) por Navidad o por Reyes (que yo para eso no soy racista) cuando se me encendió la lucecita y me dije a mi mismo: "Pollo, esto es un meme guapo".

Pues dicho y hecho, aquí está el meme: Lista de Regalos para Papa Noel (o para los Reyes Magos). Cada uno puede hacer su lista con el número de regalos que quiera, yo he elegido estos 11:


1) Globo Terráqueo

Desde chico me han encantado los mapamundis y los globos terráqueos pero de estos últimos nunca he tenido ninguno de calidad (los de plástico de las tiendas de viente duros no valen). No hace falta que sea tan grande como el de Chaplin en El Gran Dictador sino con que sea de aleación buena y tenga un detalle aceptable me conformo... y si tiene ya sus cuadrantes pues ya sería la po**a. De todos los regalos de la lista este es el que más ilusión me hace en este momento, asi que ya sabéis....

2) Puzzle

Los puzzles siempre me han puesto pelín nervioso pero ahora por alguna razón oculta en mi inconsciente me apetece mucho ponerme con alguno de esos de miles de piezas que terminan formando alguna pintura famosa... pero por favor, que no sea La Gioconda, que la odio.

3) Risk

Otra cosa rara de mi inconsciente pero realmente me apetece echarme unas partiditas de Risk. En su defecto me vale cualquier juego de mesa que no tenga, es decir, casi todos excepto el Tabú, el Trivial Pursuit, un Monopoly más viejo que el mear y el Pasapalabra (¿donde carallo andará mi Scattergories?)

4) Bone

Los 5 tomos que van publicados de Bone del gran Jeff Smith serían un regalo puta madre. Del resto de tomos (son 9, creo) ya me iría encargando yo en un futuro xD.

5) Heroes 1ª Temp

Y ya si alguien se estirará y se sacará de la manga la Edición Coleccionista sería genial. Y si no, la 2ª de Lost (para completar la colección) o los packs de Regreso Al Futuro y ESDLA también estarían bastante bien. ¡Ayudame a que mi Deuvedeteca crezca!

6) Jersey

Sudaderas y chaquetas tengo muchas pero me he dado cuenta recientemente que la mayoría de mis jerseys están muy viejos y apolillados por lo que no me vendrían mal un par de ellos. Me vale cualquiera que no sea de cuello de pico (¡los odio!) y que no tenga un reno en él.

7) Galletas Danesas

Soy un glotón por lo que regalandome comida siempre acertarás: una cajita de bombones, un surtidito de ibéricos, un saco de anacardos o, sobretodo, un par de cajas (de esas de latón pintadas de azul con un detalle en la tapa en forma de casita tradicional, ya sabes) de Danish Butter Cookies. ¡La virgen que hambre! A ver si termino rápido el post y ceno.

8) Una botella de Johnny Walker Black Label

Ultimamente me estoy volviendo muy sibarita en esto del bebercio y sólo bebo cosas finas como el Black Label del amigo Johnny Walker. Una botellita de tequila tampoco estaría mal. Y un libro de cockteles sería lo ideal para cumplimentar un regalo de calidad.

9) Reloj

Desde que hace unos meses mi reloj de caracteres japoneneses dijo basta estoy sin reloj y todavía me siento algo raro con la muñeca izquierda libre por lo que un relojito será muy bien recibido. No hace falta que sea un Rolex, ni tan siquiera un Fossil, que yo con que funcione y no tenga dibujitos de Hello Kitty casi que me conformo.

10) Joystick para el portátil

¡Que jugar al Bioshock con el teclado es un suplicio! Pero cuidado, que no quiero uno de esos andurriales que venden por 4€ en el Urende y que se rompen a los dos días, sino uno de los buenos que me dure mucho tiempo y, puestos a pedir, ergonómico.

11) Nintendo DS

Al final (y gracias a vosotros) me he decidido por la Nintendo DS en detrimento de la PSP pero antes de comprarmela voy a esperar a ver si algún alma caritativa tiene a bien regalarmela. Y bueno, si lo regalado es la PSP pues tampoco le voy a hacer ascos, claro que no.



Bueno, hasta aquí la lista. Por si ustedes lectores de Kalimero's Zone se estiran menos que los jugadores del futbolín, voy a imprimir la lista y pegarla en la nevera para ver si hay suerte y consigo engañar a la familia. ¿Lo pongo también en el tablón de anuncios del curro? No, creo que mejor no.

Y para que esto sea un meme de verdad no me queda otra que pasarle el marrón testigo a unos cuantos amigotes: Dani, Toni, Forfy, Saricchiella, Jesús y Mycroft, os ha tocado, lo siento.

Bueno, venga, va, si no estas nominado también puedes cogerlo y adaptarlo a tu gusto.

Un saludete guap@s.

12 dic. 2007

Fanboy

#026 Kristen Leia Bell


¿Será 2008 el año en el que por fin podremos ver Fanboys? Esperemos que si y para hacer más corta la espera pues fotica de Kristen Bell... un clásico en este blog cuando las ideas y el tiempo escasean.

Un saludete guap@s.

10 dic. 2007

Meme: ¿Qué 6 clases de geek eres?

Dani (¿quién si no? xD) me lanzó la semana pasada este curioso meme que me dispongo a realizar. Consiste en coger sólo 6 clases de geeks de entre las 56 que dibuja el artista Scott Johnson en la siguiente imagen.

En seguida descarté a muchos (Potter Geek, Cosplay Geek, Podcast Geek...) pero al final me quedé con unos 20 entre los que no podía elegir seis por ningún medio razonado por lo que el azar hizo su acto de aparición y el resultado ha sido este:

#025 Kalimero el multi-geek

Link a la imágen en grande (mierda de plantilla estrecha) y explicación breve:

- Jedi Geek porque La fuerza me acompaña, Darth Vader es mi padre y tengo un sable de luz.

- Indy Geek porque siempre he querido llevar látigo, viajar por el mundo y quedarme con las chatis.

- Linux Geek porque, aunque en mi portátil corre Windows Vista, tengo una camiseta igual... ¡viva la 1ª Promoción de Ingeniería Informática de la Universidad de Jaén!

- Rock Geek porque sexo, drogas y rock'n'roll es el mejor estilo de vida.

- Code Geek porque soy informático, leñe.

- Transformers Geek porque he echado el CV en los Autobots. El viernes tengo entrevista en persona con Optimus Prime. A ver si tengo suerte.

Como (casi) siempre este meme no se lo paso a nadie en particular y se lo paso a todos en general.

Un saludete guap@s.

9 dic. 2007

Top 5 a las 5: Viajes en el tiempo

Este puede parecer a simple vista otro de los innumerables (e innecesarios) tops que inundan los archivos de Kalimero's Zone. Sin embargo nada está más lejos de la realidad ya que este top se enmarca en una iniciativa sin precedentes en la blogocosa hispánica: los tops simultáneos. Me explico, en este mismo momento puedes leer dos tops de idéntica temática en este nuestro blog y en Mad World, el blog del amigo Forfy. ¿Y cuál es el tema que hemos elegido para dar el pistoletazo de salida a este nueva experiencia? Pues una de las cosas que más molan del mundo: los viajes en el tiempo.

Preparense señoras y caballeros porque allá donde vamos no necesitamos... ¡carreteras!

#024 Regreso al Futuro


5) Donnie Darko

Hay cosas difíciles, muy difíciles y luego está intentar explicar Donnie Darko. Cada uno tiene su propia teoría sobre que pretendía Richard Kelly con su opera prima pero en lo que si podemos estar de acuerdo todos es que había un viaje en el tiempo... ¿o no? Yo que se.

4) Futurama: Bender's Big Score

Las cuatro temporadas de Futurama están plagadas de viajes en el tiempo pero es en la película que nos trae de vuelta a nuestros amigos Bender, Fry y compañía donde estos viajes en el tiempo alcanzan la categoría de hilo argumental. Hay muchos y puedes llegar a pensar que están hechos de manera casi aleatoria... pero luego recuerdas que en Futurama el cuidado al detalle es casi enfermizo y ves como todos cuadran perfectamente entre si e, incluso, con los que habíamos visto anteriormente en la serie.

3) Terminator

En el futuro las maquinas dominan la Tierra y sólo un hombre, John Connor, se rebela ante su tiranía. Entonces las máquinas, con su mente de ceros y unos, deciden atajar el problema de raíz: mandan a uno de los suyos al pasado para cargarse a Connor antes de que se convierta en un estorbo. La Resistencia no puede permitir esto y también mandan a un elemento para evitar que esto ocurra. Así una y otra vez en la saga. ¿Repetitivo? Si, pero, ¿a quién le importa?

2) Las Puertas de Anubis

Tim Powers no sólo nos da viajes en el tiempo en esta novela seminal del steampunk sino que también nos ofrece intercambios corporales, cultos milenarios, momias, payasos asesinos y mucho más. Una maravillosa novela de aventuras que debes leer si todavía no lo has hecho. No te arrepentirás.

1) Regreso al Futuro

No hay más que hablar, si a todos nos molan los viajes en el tiempo es por Marty McFly, Doc Emmet y el mítico Delorean. No hay ninguna otra posibilidad para el number one, ninguna.

Bonus Track: La Máquina del Tiempo

Muchos viajes en el tiempo han superado a lo largo del tiempo a este desde el Londres victoriano hasta un planeta dividido en los horribles Morlocks y los bellos Eloi. Sin embargo, por su componente de crítica a la revolución industrial y a la alienación del trabajador y, sobretodo, por ser pionera del género, esta novela del gran H. G. Wells bien merece un recordatorio en este top.


Y el domingo que viene, a esta misma bat-hora, en este mismo bat-blog, Top 5 a las 5: Asesinos (no importa que sean por cuenta propia o a sueldo pero que sean de ficción, que aquí estamos en contra de la violencia en el MundoReal).

Pero no queremos que esto sea un coto privado entre Forfy y servidor sino que queremos que esto se convierta en algo comunitario (ya sabes, es como los partidillos del recreo: cuantos más juguemos, más divertido será) por lo que quedas formalmente invitado a que el próximo domingo te unas a esta iniciativa desde tu blog... aunque eso si, avisa para que llevemos un control de quienes participan, please.

Un saludete guap@s.

6 dic. 2007

Reseña: Futurama: Bender's Big Score

Futurama: Bender's Big Score (USA, 2007)
Director: Dwayne Carey-Hill
Guión: David X. Cohen y Ken Keeler
Duración: 89'

¡Cuidado! Achtung! Warning! Spoilers para parar un tren

#022 Bender's big score

Futurama ha vuelto después de casi 4 largos años y lo ha hecho por la puerta grande, con casi 90 minutos disfrutables enormemente desde su hilarante, vengativo y nada velado comienzo (esa Box titileante que se convierte en Fox es genial) hasta ese tremendo final con un cliffhanger del quince que te hace maldecir el tener que esperar hasta Abril de 2008 para ver más.

#021 Futurama made in anime

Y entre medias de estos dos extremos volvemos a encontrarnos con todos nuestros personajes favoritos (Fry, Leela, Bender Bending Rodríguez, mi querida Amy Wong, Hermes, el doctor Zoidberg, el profesor Fansworth y el titánico Mordisquitos), descubrimos unos malvados aliens nudistas aficionados al spam, tenemos benderismos para parar un tren, viajes en el tiempo continuos (gracias a un código con la forma de la cara de Bender tatuado en el culete de Fry) que casan entre ellos (y con los vistos anteriormente) milimétricamente, un triangulo amoroso que resulta no serlo tanto, referencias continuas a capitulos anteriores, calendarios de Padre de Familia, fabricación en serie de Estrellas de la Muerte, cameos de lujo (Al Gore, Mark Hamill, Coolio, Sarah Silverman...), amputaciones, desnudos, violencia, lenguaje soez, el hipnosapo, el comandante Brannigan tan inutil como siempre, el presidente Nixon, los Globe Trotters, Barbados Slim, LaBarbara, el señor Panucci, el genial Robo-Santa, la mítica tonadilla, los Jeti de Saturno... En definitiva, todo aquello que uno espera en un capi de Futurama pero multiplicado hasta casi el infinito. Una gozada.

#015 Futurama made in Cartoon Network

La Frase:

Espera, ¡que el de las frases buenas soy yo!

Bender Bending Rodriguez, antes de ser criogénizado.

El Trailer:



Lo Mejor: que han vuelto, el comienzo, Bender, el trío de aliens nudistas, cuando Bender irrumpe en el colegio electoral de Florida y destroza una urna... dandole la presidencia a Bush, cuando Bender se intenta suicidar en una cabina... del siglo XX, Al Gorewalker.

Lo Peor: que Amy sale muy poco, el desenlace del trío Lars-Leela-Fry es bastante previsible, que haya que esperar hasta Abril para ver más.

Puntuación -> 9

Un saludete guap@s.

4 dic. 2007

Por favor, ¿podría hablar con Nina?

Ya recomendé Terror Fan hace algunos días, un blog donde se recogen relatos de los más grandes autores de terror, ciencia-ficción y fantasía. Desde que lo descubrí gracias a Mycroft se ha convertido en fuente inagotable de horas pegado delante de la pantalla del portatil y hoy he leido en él un relato que no conocía (Por favor, ¿podría hablar con Nina?) de un autor que no conocía (Kirill Bulychev) y que me ha maravillado tanto que me voy a dar el gusto de transcribirlo a continuación:

—Hola; por favor, ¿podría hablar con Nina?
—Soy Nina.
—¿Nina? Tu voz suena extraña.
—¿Extraña?
—Bueno como si no fueras tú. ¿Estás preocupada por algo?
—Puede ser.
—Pienso que no debería haber llamado.
—Pero, ¿quién es que habla?
—¿Desde cuándo no me reconoces?
—¿Reconocer a quién? —su voz sonaba como si fuera veinte años menor que la de Nina.
—Bueno, está bien —dije—, escucha, te llamo para aclarar cierto asunto.
—Probablemente disco un número equivocado —dijo Nina—. Yo no lo conozco.
—Soy yo, Vadim. Tu Vadim. Vadim Nikolaevich. ¿Qué pasa contigo?
—Oh, querido —suspiró Nina, como si no deseara colgar—. No conozco a ningún Vadim, o Vadim Nikolaevich.
—Discúlpeme —dije, y colgué.
Esperé un momento antes de discar nuevamente. Por supuesto, había sido un error inconsciente. Mis dedos no habían deseado llamar a Nina, por lo tanto, discaron un número incorrecto, y revolví en el escritorio, en busca de un paquete de cigarrillos Cubanos. Tabaco fuerte, como el de los cigarros. Probablemente fabricados con recortes del mismo tabaco que aquellos.
¿Por qué debía molestarme llamando a Nina? ¿Qué era lo que había que discutir? Absolutamente nada. Simplemente quería saber si se encontraba en casa. Incluso si no estaba, nada cambiaría. Podría haber ido a lo de su madre. O al teatro. No había ido en años. Telefonee nuevamente.
—¿Nina?
—No, Vadim Nikolaevich —replicó ella—. Número equivocado nuevamente. ¿Qué número deseas?
—149-40-89.
—El mío es G1-32-35.
—Es completamente distinto. Lo siento, Nina.
—Está bien. De cualquier manera, no estoy ocupada.
—Trataré de que no suceda de nuevo. Las líneas deben estar ligadas en algún lado, así que seguiré consiguiendo contigo. El sistema telefónico está cada vez peor.
—Ciertamente que sí —concordó Nina.
Colgué. Decidí discar 100 para obtener la hora exacta, quizás eso solucionara la confusión, cerrando algún circuito, luego conseguiría mi llamada.
—Diez horas, cero minutos... —anunció la operadora. Repentinamente se me ocurrió que si la voz de la operadora había sido grabada hacía ya mucho tiempo, digamos diez años, ella podía discar 100 en cada ocasión en que se encontrara en su casa, sola y aburrida; entonces podría escuchar su propia voz. Y quizá ya hubiera muerto. Entonces su hijo, o algún ser amado podía discar 100 y escuchar su voz. Volví a telefonear a Nina.
—Hola. —La voz de Nina sonaba terriblemente joven—. Eres tú de nuevo, ¿Vadim Nikolaevich?
—Sí —repliqué—. Nuestras líneas parecen ligadas permanentemente. Por favor, no te enojes. No creas que estoy haciéndote una broma. Disqué lo más cuidadosamente que pude.
—Por supuesto, por supuesto —contestó Nina—. Ni siquiera se me había ocurrido. ¿Estás muy apurado, Vadim Nikolaevich?
—No.
—¿Es importante tu llamada a Nina?
—No, sólo quería saber si estaba en su casa.
—¿La extrañas?
—Bueno...
—Entiendo. Estás celoso.
—Eres una niña graciosa —le dije—. ¿Qué edad tienes, Nina?
—Trece. ¿Y tú?
—Más de cuarenta. Hay una pared de ladrillos entre los dos.
—Y cada ladrillo significa un mes, ¿verdad?
—Incluso cada día puede ser un ladrillo.
—Es verdad —suspiró Nina—, entonces es una pared espantosamente ancha. ¿Y qué piensas ahora acerca de ello?
—Es difícil de decir. Por el momento, nada. Solamente estoy hablando contigo.
—Si tú tuvieras trece años, o incluso quince, podríamos conocernos —dijo ella—. Sería muy divertido. Yo te diría: «Encuéntrame mañana a la tarde en el monumento a Pushkin. Estaré allí a las siete en punto». Pero no nos reconoceríamos. A propósito, ¿dónde te encuentras generalmente con Nina?
—Depende.
—¿En el monumento a Pushkin?
—No exactamente. Algunas veces en el Rusia.
—¿Dónde?
—En el cinematógrafo; el Rusia.
—No lo conozco.
—Seguro que sí. En la Plaza Pushkin.
—Todavía no sé de qué estás hablando. Debes estar bromeando. Conozco muy bien la Plaza Pushkin.
—Bueno, no importa.
—¿Por qué?
—Eso fue hace ya mucho tiempo.
—¿Cuándo?
Ella no quería cortar la comunicación. Por alguna razón parecía intentar continuar hablando.
—¿Estás sola en casa? —pregunté.
—Sí. Mamá está en el turno de la noche. Es enfermera del Hospital Militar. Estará de guardia toda la noche. Podría haber venido a casa hoy, pero olvidó su pase aquí.
—Muy bien, entonces vete a dormir. Mañana deberás ir a la escuela.
—Me estás hablando como si fuera una chiquilla.
—Vamos; te estoy hablando como lo haría con cualquier adulto.
—Gracias. ¿Por qué no tratas tú de dormir a las siete de la tarde? Buenas noches señor. Y deja de llamar a tu Nina, o te comunicarás de nuevo conmigo. Y despertarás a esta pobre niña.
Colgué. Luego me dediqué al aparato de televisión, donde me enteré que el Lunakhod había explorado 337 metros de la superficie de la Luna durante las pasadas 24 horas. El vehículo de exploración se encontraba en plena tarea, mientras yo estaba holgazaneando. Luego de perder el tiempo durante una hora completa, decidí hacer una última tentativa de comunicarme con Nina. Si aparecía de nuevo la niña, colgaría inmediatamente.
—Sabía que llamarías de nuevo —dijo Nina, tan pronto como levantó el receptor—. Pero no cuelgues. Estoy aburrida hasta las lágrimas, y no tengo nada para hacer. Es demasiado temprano para acostarse.
—Muy bien —dije—, charlemos. ¿Cómo es que estás levantada tan tarde?
—¡Pero si son sólo las ocho!
—Tu reloj está atrasado. Son más de las once.
Nina rió. Una risa dulce, deliciosa.
—Estás tan ansioso de librarte de mí; es horrible. Es octubre, por eso oscurece tan temprano.
—¿Es tu turno de bromear, ahora?
—No estoy bromeando. Tu reloj adelanta, igual que tu calendario.
—¿Qué quieres decir? —pregunté.
—Que ahora, probablemente, me dirás que estamos en febrero.
—Te equivocas de nuevo. Estamos en diciembre —contesté. Como si dudara de mi memoria, eché una mirada al periódico depositado junto a mí en el sofá. Debajo de los titulares aparecía la fecha: 23 de diciembre.
Permanecimos ambos en silencio durante algunos instantes, esperando por mi parte que ella se despidiera. Pero repentinamente dijo:
—¿Has cenado ya?
—No recuerdo —contesté sinceramente.
—Bueno, supongo que no tienes hambre.
—No, no tengo.
—Pues yo sí.
—¿Quieres decir que no tienes nada de comer en la cocina?
—¡Absolutamente nada! —contestó Nina—. ¿No es ridículo?
—Realmente, no sé cómo podría ayudarte —le dije—. ¿No tienes dinero?
—Muy poco. Además, los comercios ya están cerrados. Y después de todo, ¿qué podría comprar?
—Es verdad, todo está cerrado ya. Si quieres, echaré una mirada a mi refrigerador, a ver qué es lo que encuentro.
—¿Tienes un refrigerador?
—Uno viejo. Un Northerner. ¿Conoces la marca?
—No, no la conozco. Supón que encuentras algo; ¿qué harías entonces?
—Bueno, tomaría un taxi y lo llevaría a tu casa. Puedes esperarme abajo, en la entrada.
—¿Vives lejos de aquí? Yo estoy en la calle Sivtsev Vrazhek, número 1525.
—Y yo en Mosfilmovskaia. Cerca de Lenin Hills. Detrás de la Universidad.
—Tampoco conozco donde queda ese lugar. No importa. Fue un hermoso gesto, y te lo agradezco. ¿Qué es lo que tienes en tu refrigerador? Sólo lo pregunto por curiosidad. No lo tomes en serio.
—Hmmm, según recuerdo... Espera, no cuelgues; llevaré el teléfono a la cocina y miraré.
Me dirigí a la cocina con el cordón serpenteando tras de mí.
—Muy bien —dije—, abriremos la heladera.
—¿Quieres decir que realmente puedes llevar el teléfono contigo? Nunca había oído algo así.
—Por supuesto que puedo. ¿Dónde está tu teléfono?
—En el hall, en la pared. ¿Qué hay en tu refrigerador?
—Hmm... ¿qué hay en este paquete? Huevos. Nada muy excitante.
—¿Huevos?
—Aja. Huevos comunes de gallina. ¿Quieres que lleve un pollo? Ah, no. Lo siento, pero es francés, y está congelado. Morirías de hambre antes de haberlo cocinado. Y tu madre estará por volver pronto de su empleo. Salchichas es una idea mejor. Ah; aquí hay algo. Encontré algunas sardinas de Marruecos. Una lata de sesenta kopeks. Y medio frasco de mayonesa para acompañarlas. ¿Me oyes?
—Sí —dijo Nina, muy suavemente—. ¿Por qué me atormentas así? Al principio me causó gracia, pero ahora me siento muy triste.
—¿Qué sucede? ¿Estás realmente tan hambrienta?
—No, pero sabes bien cómo es eso.
—¿Qué es lo que se supone que debo saber?
—Tú sabes... —dijo Nina. Hizo una pausa y luego añadió—: ¡Olvídalo! Dime, ¿tienes algo de caviar rojo?
—No, pero tengo filet de halibut.
—¡Basta! Es suficiente —interrumpió Nina firmemente—. Hablemos de alguna otra cosa. Ya comprendí.
—¿Qué es lo que comprendiste?
—Que tú también estás hambriento. Dime, ¿qué puedes ver desde tu ventana?
—¿Desde la ventana? Edificios, una fábrica. Son las once y treinta, y el turno de las obreras ha terminado y están saliendo del edificio. También puedo ver Mosfilm. Y el cuartel de bomberos. Y las vías del ferrocarril. También veo un tren que se acerca en este momento.
—¿Quieres decir que puedes ver todo eso?
—Bueno, el tren está bastante lejos, pero puedo ver una hilera de luces: las ventanillas.
—¡Ahora estás mintiendo!
—Esa no es manera de dirigirte a tus mayores —le reproché—. Puedo cometer un error, pero nunca miento. Por lo tanto, ¿en qué me he equivocado?
—Dijiste que veías un tren. Eso es imposible.
—¿Qué estás diciendo? No es invisible, ¿no?
—No, no lo es, pero las ventanillas no pueden estar iluminadas. En realidad tú ni siquiera puedes estar mirando a través de la ventana.
—¿Qué quieres decir? Estoy parado directamente frente a ella.
—¿Y tu cocina está iluminada?
—¡Naturalmente! Si no ¿cómo iba a estar hurgando en el refrigerador? La lámpara de la heladera está quemada.
—¡Aja! Esta es la tercera vez que te atrapo.
—Nina, dime en qué me has atrapado.
—Si quieres mirar a través de la ventana, tienes que abrir las cortinas de oscurecimiento. Y si abres las cortinas de oscurecimiento, debes apagar la luz, ¿correcto?
—Erróneo. ¿Para qué necesitaría las cortinas de oscurecimiento? ¿Hay alguna guerra?
—¡Oh, Dios! ¿Cómo puedes mentir así? Entonces tú piensas que estamos en tiempo de paz, ¿no es cierto?
—Bueno, comprendo que existe la guerra de Vietnam, y en el Cercano Oriente... pero no estoy interesado en ellas.
—Tampoco yo. Espera; ¿eres un veterano incapacitado?
—Afortunadamente, estoy completo en todas mis partes.
—¿Estás exento?
—¿Exento?
—Entonces, ¿por qué no estás en el frente?
Sólo entonces, por primera vez, comencé a sospechar algo peculiar. Ella parecía estar tomándome el pelo; sin embargo, su voz parecía tan sincera y seria que casi me atemorizó.
—Nina, ¿en qué frente debería estar?
—¿En qué frente? En el que están todos. Donde está mi padre. Combatiendo a los alemanes. No estoy bromeando; estoy mortalmente seria. Tienes una manera muy extraña de llevar la conversación. Quizás no estabas mintiendo acerca de los pollos y los huevos.
—Y no lo estaba —dije—. No hay ningún frente. ¿Quizás deba realmente ir a verte?
—¡De verdad que no estoy bromeando! —su voz fue casi un grito—. ¡Basta! Al principio era interesante, y me resultó muy divertido, pero ahora no me siento bien. Hablas como si no estuvieras fingiendo, sino diciendo la verdad.
—Palabra de honor, que estoy diciendo la verdad.
—Ahora estoy espantada. Nuestra estufa está casi apagada. Casi no queda leña. Y está oscuro. Sólo tenemos una lámpara de aceite. Hoy no hay electricidad. Y no me gusta estar sola aquí. Me he envuelto en todas las cosas abrigadas que tengo.
Luego repitió en un tono agudo y airado:
—¿Por qué no estás en el frente?
—¿En qué frente? —insistí. Estaba llevando la broma demasiado lejos—. ¿Cómo puede haber un frente en 1972?
—¿Estás tomándome el pelo?
Su voz había cambiado nuevamente. ¡Ahora sonaba insegura, y tan patéticamente pequeña! Una escena ya olvidada se desarrolló ante mis ojos. Algo que me había sucedido largo tiempo atrás, hacía ya treinta años o más, cuando sólo contaba con doce de edad. Había una pequeña estufa de leña en la habitación. Yo me encontraba sentado en el sofá, con las piernas cruzadas. Una vela iluminaba el cuarto; ¿o es una lámpara de querosén? Un pollo me parece una cosa irreal. Un ave fantástica, que se come sólo en las novelas.
—¿Por qué estás tan callado? —preguntó Nina—. Sería mejor si hablaras.
—¿Nina, en qué año estamos?
—1942.
Las piezas del rompecabezas comenzaban a encajar en sus respectivos lugares. Ella no conocía el cine Rusia. Y su número telefónico sólo tenía seis dígitos. Y el oscurecimiento...
—¿Estás segura?
—Por supuesto.
Realmente lo creía. ¿Quizás estaba confundido por su voz? Tal vez se trataba de una mujer de cuarenta años, que había enfermado durante su juventud, y vivía aún en el año 1942, durante el tiempo de guerra.
—Escucha —le dije con calma—, no cuelgues. Hoy es el día 23 de diciembre de 1972. La guerra terminó hace 26 años ya. ¿Sabes eso?
—No —contestó Nina.
—Seguro que sí lo sabes. Son las doce de la noche ahora... Bueno, ¿cómo puedo explicarte?
—Muy bien —dijo Nina humildemente—, yo también comprendo que no me traerás pollo. Debería haber pensado que no había pollos franceses por aquí.
—¿Por qué no?
—Porque los alemanes están en Francia.
—No ha habido alemanes en Francia desde hace ya largo tiempo. Excepto turistas, por supuesto. Pero también tenemos turistas alemanes aquí.
—¿Qué estás diciendo? ¿Quién los dejó entrar?
—¿Y por qué iban a impedírselo?
—Ni siquiera te atrevas a permitir que esos pensamientos entren a tu mente, que los Fritz nos van a vencer. Probablemente tú mismo seas un saboteador, o un espía.
—No, trabajo para el C.A.M. Consejo de Ayuda Mutua. Negocio con los húngaros.
—Ahí estás, ¡mintiendo de nuevo! Los fascistas ocupan Hungría.
—Los húngaros expulsaron a sus propios fascistas hace ya mucho tiempo. Hungría es una República Socialista.
—Oh, querido. Temo que seas un saboteador. De cualquier forma, estás inventando todas estas historias. No, no discutas conmigo. Sólo sigue contándome cómo sucederán las cosas. Sueña todo lo que quieras, mientras sea agradable. Por favor. Y discúlpame por haber sido tan descortés contigo. Simplemente, no te había entendido.
Así fue que cesé de discutir con ella. Pero, ¿cómo podía explicarle? Me recordé a mí mismo, sentado en el sofá, en aquel mismo año de 1942. ¡Cómo anhelaba conocer el momento en que nuestras tropas invadieran Berlín y ahorcaran a Hitler! Y, por supuesto, saber dónde había extraviado mi tarjeta de racionamiento del mes de octubre. Así que le dije:
—Derrotaremos a los fascistas el 9 de mayo de 1945.
—¡Imposible! Es demasiado tiempo para esperar.
—Escucha Nina, y no me interrumpas. Yo sé más que tú acerca de todo esto. Tomaremos Berlín el día dos de marzo. Incluso se creará una nueva condecoración: «Por la captura de Berlín». Hitler se suicidará envenenándose. Eva Braun le proporcionará el veneno. Luego las SS llevarán su cuerpo al patio de la Cancillería Imperial, lo empaparán de bencina y lo incinerarán.
Era realmente a mí mismo, y no a Nina, a quien le relataba todo esto. Cuando ella no me creía, o no me entendía, repetía todos los hechos cuidadosamente; pero casi pierdo su confianza nuevamente cuando predije la muerte de Stalin. Sin embargo, cuando le hablé acerca de Yuri Gagarin, volvió a creerme. Incluso rió cuando le vaticiné que las mujeres usarían pantalones acampanados y minifaldas. Recordé la fecha en que nuestras tropas cruzarían la frontera prusiana. Entonces perdí todo sentido de la realidad. Dos niños, Nina y Vadim, estaban sentados frente a mí en un sofá, escuchándome. Ambos desesperadamente hambrientos. Vadim se sentía peor que Nina, pues había perdido su tarjeta de racionamiento, y ahora él y su madre deberían subsistir hasta fin de mes con una sola tarjeta simple, la tarjeta de un trabajador. Vadim la había dejado caer en algún lugar del patio, y no fue sino después de quince años que pudo recordar cómo había sucedido, sintiéndose trastornado nuevamente ante la idea de que podría haber hallado la tarjeta. Por supuesto, había caído dentro del sótano al agitarse su chaqueta contra el enrejado, en el momento de atrapar una pelota de fútbol.
Más tarde, cuando Nina se había aburrido ya de escuchar lo que ella consideraba un hermoso cuento, le pregunté:
—¿Conoces la calle Petrovka?
—Seguro. ¿Le cambiarán el nombre?
—No, así que escucha.
Le expliqué con todo detalle cómo cruzar la bóveda que conducía al patio, y dónde encontrar el sótano cubierto por una reja. Y, si como ella insistía, estaba a mediados de 1942, era muy probable que mi tarjeta de racionamiento se encontrara allí.
—¡Espantoso! —dijo Nina—. No podría soportarlo si lo hiciera. Debes buscarla inmediatamente. ¡Debes hacerlo!
Ella había entrado también en el espíritu del juego, y de alguna forma, la realidad se desvaneció; ni ella ni yo podíamos comprender enteramente en qué año estábamos viviendo. Nos encontrábamos fuera del Tiempo, pero muy cerca de su 1942.
—No puedo encontrar yo la tarjeta —le dije—. Han pasado demasiados años. El sótano debe haber sido abierto. Si es necesario di que tú misma la has perdido.
En ese momento se cortó la comunicación.
Nina se había ido; pude oír el ruido de la estática. Luego una voz de mujer que decía:
—¿Es el número 143-18-15? Tenemos una llamada para usted desde Ordzhonikidze.
—Número equivocado —contesté.
—Lo siento. —La voz de la mujer era indiferente.
Escuché luego una serie de cortos zumbidos.
Disqué nuevamente el número de Nina. Debía disculparme con ella, reír con ella nuevamente, aunque la idea resultara bastante tonta.
—Hola... —dijo la voz de Nina. La otra Nina.
—¿Nina? —pregunté.
—¿Eres tú, Vadim? ¿Por qué no estás durmiendo?
—Lo siento —contesté—. Estoy tratando de comunicarme con otra Nina.
—¿Cómo?
Colgué, y disqué nuevamente.
—¿Estás loco? —preguntó Nina—. ¿Has estado bebiendo?
—Lo siento —contesté, y colgué nuevamente. Era inútil volver a intentarlo. La llamada de Ordzhonikidze había despejado las líneas. Me pregunté cuál era el número real de Nina. Arbat 3... no. Arbat 1-32-30... No, 40.
La Nina mayor me telefoneó ella misma:
—Estuve en casa toda la tarde —dijo—. Pensaba que llamarías para explicarme por qué te comportaste tan extrañamente ayer. Obviamente, has perdido la cabeza.
—Probablemente —accedí. No tenía ningún interés en explicarle nada acerca de mis largas conversaciones con la otra Nina.
—¿Qué sucede? ¿Quién es la otra Nina? —preguntó—. ¿Un personaje de una novela? ¿Estás tratando de hacerme saber que existe alguien más?
—Buenas noches Ninoshka —le interrumpí—, te explicaré todo mañana.
El aspecto más interesante de este insólito episodio, fue su epílogo, más extraño aún, si se quiere.
Al día siguiente de mis charlas con Nina visité a mi madre. Le hablé de limpiar el desván; se lo había estado prometiendo por tres años, y al fin me había decidido a hacerlo. Sabía que mi madre nunca descarta nada (¿quién sabe lo que uno puede necesitar mañana?). Cerca de una hora y media me afané entre viejas revistas, libros de texto y cosas similares. Finalmente encontré una guía de teléfonos del año 1950. Rebosaba de notas y señaladores de papel; sus bordes se veían raídos y manchados. La conocía tan bien que me pregunté cómo podía haberme olvidado de ella. Si no hubiese sido por mis charlas con Nina, nunca la hubiera recordado. Me sentí un poco avergonzado, como se siente uno respecto a un traje demasiado usado, al donarlo a un ropavejero.
Conocía los cuatro primeros términos: G-1-32. Sabía también que el teléfono, si ninguno de los dos había estado fingiendo, y Nina no había pretendido tomarme el pelo, estaba registrado bajo la dirección Sivtsev Vrazhek Nº 1525. No cabía ninguna posibilidad de localizar el teléfono. Sin embargo, arrastré el taburete del baño, y me senté en el hall con la guía. Mamá, quien no tenía la más vaga noción de lo que estaba haciendo, sólo sonreía al pasar frente a mí, diciendo:
—Siempre lo mismo contigo, Vadim. Empiezas a ordenar los libros, y a los diez minutos los estás leyendo. Y ése es el fin del arreglo.
Ni siquiera había notado que lo que estaba leyendo era la guía telefónica.
Al fin encontré el número. En 1950 tenía la misma dirección que en 1942. Estaba registrado a nombre de Frolova, K. G.
Realmente, todo el asunto parecía ridículo. Estaba buscando algo que no podía existir. Pero aun así, acudí a la calle Sivtsev Vrazhek.
Los nuevos dueños no conocían el nuevo paradero de la Frolova, pero tuve más suerte en la oficina del encargado del edificio. Una empleada entrada en años las recordaba, y con su ayuda obtuve la necesaria información, proveniente del archivo de direcciones.
Ya había oscurecido. Una fuerte ventisca se arremolinaba entre los artesonados idénticos del nuevo barrio. Un corriente mercado de dos plantas vendía pollos franceses en transparentes envases congelados. Estuve tentado de comprar uno para llevárselo a Nina, tal como se lo había prometido, aun habiéndome atrasado treinta años. Suerte que no seguí mi impulso, pues la casa estaba vacía. A juzgar por el eco que despertaba el timbre, parecía que el departamento estuviera desocupado, y sus habitantes se hubieran mudado.
Estaba a punto de volverme, cuando se me ocurrió llamar a la puerta de un vecino.
—Discúlpeme, por favor. ¿Sabe usted si Nina Sergeevna Frolova vive aún en el departamento de al lado?
—Se marcharon. —Me informó indiferentemente un adolescente en remera, sosteniendo en su mano un soldador humeante.
—¿No sabe dónde?
—Al Norte. Hace un mes. No volverán hasta la primavera. Se fueron los dos... Nina Sergeevna y su esposo.
Me disculpé por molestarlo, y me dispuse a descender las escaleras de regreso. Mientras tanto pensé para mis adentros que era perfectamente posible que existieran más de una N. S. Frolova, nacidas en 1930, y que vivieran actualmente en Moscú.
Antes de tener tiempo de alejarme, la puerta volvió a abrirse a mis espaldas:
—Espere un momento —me llamó el mismo muchacho de antes—, mi madre desea decirle algo.
Su madre apareció en el umbral, sosteniendo apretadamente su batón alrededor del cuerpo.
—¿Qué es usted de ella?
—Sólo un amigo —le contesté.
—¿No será Vadim Nikolaevich?
—Así es; soy Vadim Nikolaevich.
—¡Bueno! —la mujer se sentía encantada—. Y casi lo dejo ir. Ella nunca me lo hubiera perdonado. Estas fueron las palabras exactas de Nina «No te lo perdonaré». Dejó una nota sujeta a la puerta, pero probablemente los niños la arrancaron. Ella decía que usted vendría en diciembre. Y también decía que trataría de volver para esa fecha, pero es tan lejos...
La mujer permanecía en el umbral, mirándome como si ahora yo debiera revelar algún secreto, confesar algún infortunado desencuentro amoroso. No cabía duda que previamente habría tratado de sonsacárselo a Nina con su: ¿Qué es él para ti? A lo que Nina habría contestado: Sólo un amigo.
La mujer hizo una pausa, luego de la cual extrajo una carta del bolsillo de su bata.

«Querido Vadim Nikolaevich:
Sé, por supuesto, que no vendrás. Cómo puedo creer en sueños infantiles que yo misma considero desatinados. Pero tu tarjeta de racionamiento estaba en el sótano que me describiste...»

Y la entrada original aquí.

Un saludete guap@s.

3 dic. 2007

Los cortos animados ganadores del Oscar de los últimos 25 años


Prometí un Otoño/Invierno muy animado y no lo estoy cumpliendo. Sirva este post con los enlaces a los 25 últimos ganadores del Oscar al Mejor Corto de Animación para aliviar mi culpa aunque sea un poquito.

2006 -> The Danish Poet, de Torill Kove (National Film Board of Canada)
2005 -> The Moon and the Son: An Imagined Conversation, de John Canemaker
2004 -> Ryan, de Chris Landreth (NFBofC)
2003 -> Harvie Krumpet, de Adam Elliot
2002 -> The ChubbChubbs!, de Jacquie Barnbrook, Eric Armstrong y Jeff Wolverton (ImageWorks)
2001 -> For the Birds, de Ralph Eggleston (Pixar)
2000 -> Father and Daughter, de Michael Dudok de Wit
1999 -> El viejo y el Mar, de Aleksandr Petrov
1998 -> Bunny, de Chris Wedge (Blue Sky)
1997 -> El Juego de Geri, Jan Pinkava (Pixar)
1996 -> Quest, de Tyron Montgomery y Thomas Stellmach
1995 -> A Close Shave, de Nick Park (Aardman)
1994 -> Bob's Birthday, de Alison Snowden y David Fine (NFBofC)
1993 -> The Wrong Trousers, de Nick Park (Aardman)
1992 -> Mona Lisa Descending a Staircase, de Joan C. Gratz
1991 -> Manipulation, de Daniel Greaves
1990 -> Creature Comforts, de Nick Park (Aardman)
1989 -> Balance, de Wolfgang y Christoph Lauenstein
1988 -> Tin Toy, de John Lasseter y William Reeves (Pixar)
1987 -> The Man Who Planted Trees, de Frederic Back
1986 -> A Greek Tragedy, de Linda Van Tulden y Willem Thijsen
1985 -> Anna & Bella, de Borge Ring
1984 -> Charade, de John Minnis
1983 -> Sundae in New York, de Jimmy Picker
1982 -> Tango, de Zbigniew Rybczynski

Y como extras, unos cuantos que, aunque estuvieron nominados, no se llevaron el galardón finalmente:

2006 -> La Pequeña Cigarrera, de Roger Allers (Disney)
2004 -> Gopher Broke, de Jeff Fowler y Tim Miller (Blur Studios)
2003 -> Gone Nutty, de Carlos Saldanha (Blue Sky)
2002 -> El coche nuevo de Mike, de Gale Gortney (Pixar)
1992 -> The Sandman, de Paul Berry
1992 -> Adam, de Peter Lord (Aardman)
1986 -> Luxo Jr., de John Lasseter y William Reeves (Pixar)
1983 -> Navidad con Mickey, de Burny Mattinson (Disney)
1982 -> The Snowman, de Dianne Jackson

Por cierto, que los ChubbChubbs han vuelto.

Un saludete guap@s.